Alimentos ricos en Vitamina C y Omega 3 combaten los temidos estados depresivos

Las cifras de depresión tuvieron un aumento de un 18% la última década. Saber que existen factores anexos que ayuden a aminorar estos estados, como es una buena nutrición, mejorarán la calidad de vida de millones de personas alrededor del mundo.

Más de 300 millones de personas alrededor del mundo viven con depresión. Cifra que se incrementó en más de un 18% entre 2005 y 2015, según un informe dado a conocer por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es por esto que en el marco de la celebración del Día Mundial de la Salud, que se celebra hoy siete de abril, el organismo se centrará este año en mejorar esta condición, en pos de una mejor calidad de vida.

Bajo el lema “Hablemos de Depresión”, si bien las acciones en esta línea ya se iniciaron en octubre del año pasado, orientadas principalmente a poder hablar del tema para así lograr eliminar la estigmatización sobre la enfermedad,  “lo que en definitiva conllevará a un aumento de las personas que pedirán ayuda”, señala la OMS. Por lo tanto, es importante saber que existen factores anexos que ayudan a aminorar estos estados, entre los cuales se encuentra la nutrición.

Del estudio se desprende que consumir determinados alimentos ayudan a mejorar el estado de ánimo, e incluso a superar cuadros depresivos, lo que es muy importante. Saber que existen factores anexos que ayuden a aminorar estos estados, como es una buena nutrición, mejorarán la calidad de vida de estos millones de seres humanos aquejados de depresión, se desprende del estudio.

Nutrientes y efectos sobre la salud

 “Sin duda que las patologías asociadas a trastornos del estado de ánimo han tomado gran importancia. La depresión ha aumentado significativamente en todos los grupos etarios y se asocia a un aumento en el riesgo de presentar demencias, incluido Alzheimer, en las etapas postreras de la vida. Esto es muy preocupante, ya que los cuadros depresivos repercuten enormemente sobre la salud del individuo mismo, así como también en la de su familia y de la sociedad entera”, indicó el docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, Juan José Rojas.

Si bien estos tipos de trastornos se tratan desde un enfoque biológico y social, con resultados exitosos en gran parte de los casos, es importante mirar la historia medicinal de los pueblos originarios, quienes trataban las enfermedades con hierbas y alimentos.

“Hoy la evidencia científica ha avanzado significativamente en identificar nutrientes y su efecto sobre la salud mental. De este modo, algunos expertos en la materia plantean que la depresiones moderadas podrían ser tratadas sin tener que llegar a terapias farmacológicas, sino que sólo con un aumento en el consumo de ciertos nutrientes, además de mejorar los niveles de actividad física y de participación social”, aseguró el experto.

Por lo tanto, lo que comemos afecta nuestro estado de salud mental y puede ayudarnos a mejorar nuestros estados de ánimo diario, sin necesidad de ir al doctor o de tomar algunas pastillas.

¿Cómo tratarlo?

Al incluir aminoácidos (moléculas de origen proteico) en la dieta, estos se transforman en neurotransmisores, que son los responsables del buen ánimo, mejora los estados de optimismo y en consecuencia las ganas de vivir, como también de los estados adversos, como la apatía, falta de interés y desmotivación.

Por lo tanto, es necesario agregar otro elemento para que los neurotransmisores funcionen de buena manera, en nuestro organismo. “Una adecuada ingesta de ácido ascórbico, conocido como vitamina C, por lo que es recomendable consumir tres porciones de frutas y dos porciones de verduras al día, ya que favorecen, entre otros beneficios orgánicos, la síntesis de estas moléculas cerebrales”, puntualizó Rojas.

Importancia de la Omega 3 y el chocolate

Además de frutas, verduras y vitamina C, el especialista indica que, el omega 3 tiene el poder de sacar a una persona de un cuadro depresivo moderado. “El consumo de alimentos ricos en proteínas de origen animal (cárneos, lácteos, huevos) pueden producir las cantidades necesarias de neurotransmisores. Otro alimento recomendado para ser consumido son los pescados de agua fría: como salmón, sardina y merluza. Estos alimentos entregan un gran aporte de ácidos grasos omega 3, que disminuyen los síntomas de ansiedad, sentimiento de tristeza y trastorno en el sueño. Por eso se recomienda consumir hasta cuatro veces por semana pescado cuando está enfrentado a un cuadro depresivo”, explicó el docente.

Un alimento infaltable en esta lista para subir el ánimo es el azúcar, presente en el chocolate. “Se ha observado también que las vitaminas del complejo B, específicamente la B1 y B3, regulan los niveles de glucosa o azúcar sanguínea, impidiendo las hipoglicemias o bajas bruscas de azúcar que se asocian a cambios en el estado de ánimo. Por ello, se recomienda consumir cereales integrales como derivados del trigo, arroz, centeno y cebada. Además, el chocolate tiene la particularidad de estimular la producción cerebral de endorfinas, que son un tipo de hormona que estimula los estados de ánimo positivos”, finalizó el nutricionista.