SAG y empresas regionales intensifican bioseguridad en 2.4 millones de aves

Fecha Publicación: 12/1/2017

El jefe de División de Protección Pecuaria del Servicio Agrícola y Ganadero, José Ignacio Gómez, descartó la presencia de la enfermedad en el Bío Bío en sus 59 planteles, resaltando que hay una alerta sanitaria para todo el país con la finalidad de avisar casos sospechosos. 


Felipe Placencia Soto
felipe.placencia@diarioconcepcion.cl


El Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, informó que el Bío Bío está libre de Gripe Aviar tras la detección de casos en el país y que conllevó a una alerta sanitaria para reforzar la bioseguridad de todos los planteles, en especial para las 59 empresas avícolas que contienen 2 millones 491 mil 682 ejemplares repartidas en las provincias de la Región.

"No hay caso de influenza aviar en Bío Bío. El SAG mantiene vigente el plan anual de vigilancia la enfermedad en todo el país y se ha establecido la alerta sanitaria que lleva a aumentar la bioseguridad de los planteles para comunicar cualquier caso compatible y se mantiene el muestreo establecido en el plan de vigilancia de la enfermedad", aclaró el jefe de la División de Protección Pecuaria del SAG, José Ignacio Gómez.

También llamó a los consumidores a mantener la calma. "Es importante, porque se detectó la enfermedad en el país y esto implica un riesgo mayor para los productores de aves. Sin embargo, como es un caso en pavos, no debería haber un impacto en el consumo de huevos, que es la principal industria de la Región, en el rubro avícola". 


Escenario empresarial

El SAG Bío Bío detalló que sólo una firma se dedica a la crianza de aves para el consumo humano.

¿Cuál es el escenario entonces del rubro avícola en la Región?

Según se detalló la mayoría de las 59 compañías se concentra en Ñuble con 46 y con una población de gallinas que llega a los 962 mil 857 unidades.

Le sigue Bío Bío con seis consorcios que contienen un total de 880 mil 655 aves.

Finalmente, Concepción con siete productoras y 643 mil 670 ejemplares.

Es por eso que el llamado de SAG es a intensificar el monitoreo interno para evitar la propagación.

¿Cómo pueden cooperar los tenedores de aves? "Mejorando su nivel de bioseguridad, incluyendo mantener las aves en gallineros y comunicar al SAG casos de mortalidad elevada asociada a cuadros respiratorios", respondió el jefe de la División de Protección Pecuaria del SAG, José Ignacio Gómez.


Reunión

Durante la tarde del martes profesionales del SAG sostuvieron un encuentro con representantes avícolas de la Provincia de Ñuble.

En la oportunidad el presidente de Chile Huevos, Juan Eduardo Vial, aseguró que luego del caso de Quilpué se inicio una campaña en todos los criaderos de aves.

"Tomamos, decidimos decidir en conjunto lograr difundir las medidas de bioseguridad que deben adoptar los planteles avícolas para evitar la propagación de esta enfermedad", aseveró Vial.


Planificación

Desde el SAG Bío Bío destacaron que personal está trabajando de acuerdo a las planificaciones previas y que se han aplicado los protocolos respectivos, como la vigilancia de aves migratorias en diversos puntos de la zona como los humedales.

Estos se enfocan principalmente en Tubul – Raqui, en la Provincia de Arauco; desembocadura del río Itata, en Ñuble y desembocadura del río Andalién – Isla Rocuant en Concepción.

También en las cercanías de planteles avícolas comerciales se realizaron funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero en la Región del Bío Bío.

Fue en el año 2015 cuando se realizó un trabajo de control exhaustivo. El encargado Regional de Protección Pecuaria del SAG de Bío Bío, Eduardo Führer Jiménez, explicó en aquella oportunidad que los lugares "fueron definidos de riesgo, ya que es ahí donde podría producirse el contacto entre las aves migratorias y caseras, infectando en una segunda etapa las aves de los planteles industriales".

Las inspecciones en terreno consisten en toma de muestras de sangre de las aves, las cuales son analizadas en el Laboratorio Lo Aguirre del SAG para determinar la presencia o ausencia de la Gripe Aviar. 

El proceso que realiza el SAG es de suma relevancia. El subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, informó que el brote originado en una filial de Sopraval ( Agrosuper) la Región de Valparaíso tiene como principal hipótesis que las gaviotas habrían contagiado a los pavos.

De hecho, se indicó que en total se estiman pérdidas por USD$ 6,5 millones y que se sacrificaron 350 mil aves.


Sin peligro

Ante la emergencia, la respuesta de Agrosuper fue que "a través del programa oficial de vigilancia sanitaria que se ejecuta de manera permanente en nuestras instalaciones junto al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), se detectó un foco de influenza aviar en pavos en el sector productivo de Las Palmas, ubicado en la comuna de Quilpué. La información publicada por el U.S. Department of Health and Human Services y el European Food Safety Authority (Efsa), indica que no existe evidencia científica ni casos reportados de influenza aviar en humanos producto de la manipulación o consumo de la carne. Se recomienda seguir las instrucciones de manipulación y cocción de los alimentos".

Añadieron que "estos episodios, que usualmente se asocian a aves migratorias, se presentan cada cierto tiempo en diversas partes del mundo, tal como sucedió recientemente en Estados Unidos, Europa y Japón. El Servicio Agrícola y Ganadero ha aplicado las acciones necesarias para disminuir la probabilidad de propagación a otros sectores productivos del país".

Es por ello que Argentina, Bolivia y Perú extremaron las acciones preventivas prohibiendo el ingreso de aves.

De ahí la importancia de la línea estratégica del SAG Bío Bío para estar atento a la detección de eventuales brotes y lograr así una rápida contención si fuera el caso. 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF