Cultura y Espectáculos

Federico Assler: “Siempre he pensado y creído que la escultura tiene que estar en la calle”

Por: Mauricio Maldonado | 14 de Enero 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

El Premio Nacional de las Artes 2009  fue parte del jurado del Concurso Nacional de Escultura UdeC, cuyos resultados se dieron durante la semana. El experimentado artista aprovechó la visita para mostrar parte de su gran recorrido en una charla titulada “Desde el Taller Roca”.

Federico Assler es un ferviente defensor de que el arte escultórico debe ir al encuentro del hombre en la ciudad. “Siempre he pensado y creído que la escultura tiene que estar en la calle, más que metidas dentro de un museo o en espacios cerrados”, comentó el Premio Nacional de Arte 2009.

Invitado a ser parte del jurado del Concurso Nacional de Escultura UdeC -el cual el jueves dio a conocer a su ganadora- aprovechó su visita a la capital regional para mostrar parte de su trayectoria en la charla “Desde el Taller Roca”, oportunidad en que mostró tres documentales con sus últimos trabajos.

“La idea era aprovechar el viaje.  Le propuse a Sandra Santander, curadora de la Pinacoteca, el realizar esta actividad, ya que me habían invitado como jurado el concurso escultórico de la UdeC, iniciativa en el marco del centenario que cumplirá el próximo 2019. Igual me habría gustado haber participado, pero me dijeron que ya habían muchas obras mías aquí en la Región”, señaló el artista.

Dentro de lo mostrado al público en el conversatorio se destacó el trabajo audiovisual centrado en su exposición “Taller Roca Negra”, muestra desplegada en el centro cultural capitalino CorpArtes y también en el Parque Cultural de Valparaíso, elegida como una de las mejores exposiciones 2017 según el Círculo de Críticos de Arte. Una especie de retrospectiva por los más de 40 años de trayectoria de Assler, mostrando cerca de treinta piezas de todos los tipos y en las distintas etapas de trabajo del artista: inspiración, proceso y creación.

“Quería que la persona que entrara en la exposición tuviera la sensación de estar en mi taller, o sea, había multiplicidad de cosas en su interior, esculturas, bocetos, dibujos, y mucho más”, detalló el Premio Nacional de las Artes.

Los otros dos documentales exhibidos muestra la obra hecha en Playa Blanca de Coronel -llamada “Hito geográfico de Chile”- la cual marca el centro exacto del país y una obra de Assler instalada, sin autorización, a las afueras del Museo Nacional de Bellas Artes en Santiago.

Trabajo singular

Uno de los trabajos más reconocibles de este octogenario artista en la zona, es el que está ubicado en la Costanera del río Bío Bío, la cual le evoca sentimientos encontrados al artista debido a la cierta polémica que vivió hace un tiempo atrás debido a la instalación del Memorial del 27F en 2013.

“Siento que  fue una falta grande de respeto, en ese lugar existen varias otras esculturas, entonces hicieron este memorial de ocho torres de 23 metros cada una, entonces dejaron en menos todo el resto de la serie de esculturas que ahí también están. Le restaron escala y la mía, además, desplazaron unos  200 metros e incluso quedó media hundida, pasaron a llevar mi obra y al arte en general”, confesó el artista, obra que realizó como premio a su trayectoria y otorgado por el Ministerio de Obras Públicas y la Comisión Nemesio Antúnez.

Más allá de este amargo capítulo, el artista continuo desplegando parte de sus talentos en la Región, es así como el 2014 emplaza una de sus obras de hormigón armado en el frontis del nuevo edificio Monseñor Ricardo Ezzati, la cual “son dos elementos que simbolizan una nueva universidad católica”, acotó Assler.

Un sello particular o característico del artista, fuera de las grandes dimensiones de hormigón, es su singular manera de trabajar, la cual es opuesta a lo que realizan la mayoría de los artistas escultóricos.

“Nadie trabaja como yo, hago las esculturas  de una manera especial. Hago los moldes y ahí le vierto el hormigón líquido, de una manera muy personal y propia. Algo de este proceso es lo mostrado en la exposición ‘Taller Roca Negra’. Por lo general, los escultores hacen un positivo, la van mirando y realizando, sea del material que sea, pero yo hago lo opuesto. Hago los moldes en bloques de plumavit, ahí hago la forma de la escultura, después coloco madera y luego va el hormigón. Posterior, limpio y saco todo apareciendo la escultura. La materialidad también es especial, con el opuesto hago la obra final”, detalló el artista.

Sobre lo que expresan sus obras, Assler expresó que “para mí la escultura tiene que hablar de la naturaleza, del hombre, del ser humano, aparece la figura tanto femenina como masculina. Muchas veces digo que estas son mis rocas volcánicas”.

Dependiendo de las dimensiones y características de la obra, el experimentado escultor se toma su tiempo en su realización, ya que “voy realizando varias cosas al mismo tiempo, ciertamente, se me traspapelan los tiempos”, concluyó.

Etiquetas