Economía y Negocios

Pesqueras sumarían 917 despidos mientras se debate aplazar la Ley de la Jibia

Si bien la Comisión de Pesca rechazó atrasarla, hoy queda otra instancia. Asipes y el gobierno están de acuerdo en posponerla. Por el contrario, los artesanales piden su aplicación efectiva.

Por: Felipe Placencia | 13 de Agosto 2019
Fotografía: Archivo

Asipes, a través de su presidenta, Macarena Cepeda,  lo viene diciendo durante todos estos meses: si la Ley de la Jibia se hace efectiva, más de 1.200 puestos se verán comprometidos. De hecho, ahora se habla de 1.700. Incluso, pueden ser más, porque se deben sumar los indirectos. No por nada Sonapesca, dirigido por Héctor Bacigalupo,  habla de 4.000 afectados aproximadamente.

Estos números resuenan como una campana de alarma en el mundo privado y también el sector público.

El día en que la Comisión de Pesca rechazó aplazarla por 24 meses Landes hizo un  anuncio: “Tendremos que cerrar nuestra planta de jibia, paralizar la mitad de nuestros barcos y despedir a alrededor de 250 trabajadores entre planta, flota y áreas de apoyo”, dijo el gerente general , Andrés Fosk.

Y este viernes, PacificBlu, se sumó a estas acciones que vienen sentenciadas hace meses. “Con la entrada en vigencia de esta Ley de la Jibia, nos vemos forzados a reducir nuestra dotación de personal y lamentamos tener que desvincular, a contar de hoy, a un total de 367 trabajadores, principalmente, mujeres”, declaró el gerente general, Marcel Moenne.

Otra firma que  tiene planificado dejar afuera plazas de labores es Alimar, llegando a 300. El presidente de la firma, Roberto Izquierdo, adelantó en abril   que “no vamos a poder seguir trabajando sobre el recurso (…) sino hasta agosto”.

Al sumarse todas las declaraciones de  ambas compañías son 917 las personas que no contarán con su fuente laboral,  afectando a familias detrás, por lo que los alcances sociales son mayores.

“Son días muy tristes para la pesca industrial de la Región del Bío Bío. Son jornadas de duelo, porque muchos de nuestros colaboradores no podrán seguir en las empresas de Lota, Coronel y Talcahuano producto de esta Ley de la Jibia. Es un golpe devastador para estas 1.700 familias que han comenzado a ser notificadas de sus despidos. Hicimos múltiples gestiones, a todo nivel”, lamentó la presidenta de Asipes, Macarena Cepeda.

Día importante

Es por ello que hoy  será una jornada clave. El rechazo de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados fue el primer paso, pero ahora es  el turno de todos los parlamentarios que la integran para dar un “veredicto”.

En ese contexto, el seremi de Economía Bío Bío, Mauricio Gutiérrez, explicó que el gobierno está de acuerdo con que la  normativa se atrase.  Y, por ende,  espera que los números sean considerados a la hora de tomar una decisión altamente compleja.

“Toda pérdida de empleo no es del agrado de nadie. Nosotros somos un gobierno que impulsa iniciativas legales con pro generación de empleo y no destrucción. Quiero recalcar que esta es una ley de parlamentarios y que esperamos también, como dice el subsecretario de Pesca, Román Zelaya, que éstos piensen en los efectos que tendrá”, expresó la autoridad regional.

Añadió que no es exagerado decir que afligen “los hechos consumados de pérdidas de empleos por esta ley que no es del agrado del gobierno. Es más, le hemos puesto suma urgencia dos veces a la discusión de postergar, ni siquiera de eliminarla. Tenemos que hacernos cargo del problema, uno que no fue creado por nosotros precisamente”.

Precisamente, la líder del mundo industrial, Macarena Cepeda, hizo un llamado. “Esperamos que el ministro Fontaine ( de Economía) tenga el liderazgo para enmendar el rumbo y comenzar a entregar las certezas y la estabilidad que el sector requiere”.

Plataforma social

Ayer en la mañana se realizaron protestas en Talcahuano por parte de operadores de la pesca industrial. Temen que la ola de despidos siga creciendo a los anuncios de los ejecutivos.

Según el seremi  Gutiérrez, se está trabajando para ver que hacer con los desempleos efectivos. “Hago eco de las palabras del  subsecretario de Pesca, Román Zelaya, quien ha manifestado que está trabajando en una plataforma social. Hubo muchas reuniones con representantes de plantas pesqueras y embarcados de la pesca industrial para buscar soluciones junto a la Subsecretaria del Trabajo, en más que reinserciones, en capacitaciones. Igualmente, en ver la disponibilidad de fondos para emprender, que es la tendencia que hay en el mundo laboral. Es decir, estamos preocupados y se está abordando de forma muy seria”.

Cepeda agregó: “Chile siempre se ha caracterizado por la estabilidad y el largo plazo de las políticas públicas, lo que ha permitido al sector pesquero industrial convertirse en una potencia mundial de productos de consumo humano directo e indirecto. Lamentablemente, eso hoy el país lo está perdiendo y es posible que reemplazar la política y los intereses electorales o el populismo por las decisiones científicas o técnicas, terminen destruyendo para siempre al sector pesquero chileno”.

No esperan sorpresas

Mientras que el sector artesanal, sólo espera que la decisión de los parlamentarios sea la misma de la Comisión de Pesca: no atrasar la  Ley de la Jibia y que comience a regir el 17 de agosto, tal como estaba planificado.

El presidente de Fespar y Condepp, Hernán Cortés, declaró ayer : “esperamos que sea ratificado en la sala y no creo que haya espacio para que ocurra algo distinto”.

Etiquetas