Economía y Negocios

Reimpulsan el desarrollo de la geotermia: hay un potencial de hasta 3.800 MW

Bío Bío suma cuatro concesiones de explotación, tres vigentes y una cuarta en trámite. Ninguna ha logrado desarrollarse para poder inyectar energía, de ahí el desafío del Gobierno de crear las condiciones para concretarlas.

Por: Javier Ochoa | 03 de Agosto 2018
Fotografía: Contexto

Dentro de las Energías Renovables No Convencionales (Ernc) destaca una por su alto potencial que concentra Chile, no obstante, es la menos explotada.

Se trata de la geotermia, que a nivel nacional suma un sólo proyecto en operación en la Región de Antofagasta (Enap/Enel), pero con algunos otros tres desarrollos que llevan distinto grado de avance.

Destaca acá el proyecto Tolhuaca, ubicado justo en el límite entre Bío Bío y Araucanía, además de un segundo ejemplo que avanza en la cordillera de Ñuble, que aún forma parte de la Región del Bío Bío.

“Desde 2010 se han entregado una decena de concesiones de exploraciones, proceso que ha permitido partir con la primera central geotérmica en el norte de Chile, pero otros ya pasaron desde la etapa de exploración a la explotación, que son los casos de Tolhuaca y Ñuble”, explicó el seremi de Energía, Rodrigo Torres.

No obstante, se trata de una tecnología nueva y cara, ya que la fase de exploración encarece el proceso debido a la escasez de personal capacitado, así como el propio instrumental, que compite con la exploración petrolera, sostiene Torres, razón que, junto al actual costo de la energía, provocaron que el proyecto se paralizara hasta el día de hoy.

“Los inversionistas están esperando mejores condiciones de mercado”.

El seremi de Energía explicó que como gobierno están decididos a reimpulsar el desarrollo geotérmico, ya que, de los 3.200 MW de potencia, sólo están disponibles 50 MW, con el citado proyecto de Antofagasta.

“Estamos analizando la actual normativa y viendo las opciones para poder incentivar esto. Sabemos que la piedra de tope es la etapa de exploración que puede durar entre dos a cuatro, cuyo costo puede llegar hasta a los US$60 millones, aunque una vez que se encuentra un pozo, para lo cual se hacen perforaciones hasta a dos mil metros de profundidad. Lo que viene después es relativamente fácil de desarrollar y operar. Pero explorar es vital para poder explotar”.

La autoridad aclaró que si bien los inversionistas a la fecha se han interesado en desarrollar proyectos Ernc básicamente solares y eólicos, como ministerio están analizando alternativas para atraer inversiones para explotar este tipo de fuente de energía.

Sobre lo existente en la Región del Bío Bío, existe una concesión vigente de exploración y explotación denominada Peumayén, de la empresa Transmark Chile de capitales holandesas, en Chillán.

Otra de explotación denominada Chillán, de la Empresa Nacional de Geotermia.

Asimismo, existe otra concesión de explotación que está siendo tramitada, llamada Callaqui, de la empresa Infinergeo en Alto Bío Bío.

A estas se suma la concesión de Tolhuaca que comparte Bío Bío y Araucanía.

Las tres concesiones vigentes suman un tiempo de desarrollo promedio estimado de 8 años.

Los beneficios

A la amplia disponibilidad del recurso, se suma la ventaja que la geotermia es una tecnología de potencia firme, lo que quiere decir que es un respaldo que le da robustez al sistema eléctrico, potenciando la matriz eléctrica nacional.

“Es una tecnología fácil de operar, se controla de forma automática, funciona las 24 horas, no depende de condiciones climáticas, todo muy positivo en una matriz que está sumando energía de generación variable como lo son la eólica y la solar. Por eso, es un excelente complemento para nuestra matriz eléctrica futura”.

Otro desafío que debe ir desarrollándose en paralelo a la generación a base de geotermia dice relación con el sistema de transmisión necesario para evacuar la energía de la cordillera y llevarla a los centros de consumo.

Ahora bien, el desarrollo llamado Callaqui y el propio Chillán, están próximos a las redes de transmisión, por lo que, de desarrollarse, esa parte ya estaría superada, estimó el seremi de Energía, Rodrigo Torres.

La autoridad recalcó además que la experiencia internacional da cuenta de que muchos de estos proyectos están acompañados de desarrollo turístico.

Etiquetas