Economía y Negocios

CAP Acero y Gerdau Aza piden nuevo antidumping de 38,2% contra México

Por: Felipe Placencia | 06 de Marzo 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

El presidente del Sindicato 1 de Huachipato, Héctor Medina, explica que se busca proteger a la industria regional y sus puestos de trabajo. En tanto, el seremi de Economía, Iván Valenzuela, apoya la solicitud de las empresas.

CAP Acero (Huachipato) y Gerdau Aza se unieron para solicitar un antidumping de 38,2% contra los productos importados desde México, apuntando especialmente a la firma Deacero, en lo que respecta a la materia prima destinada a la fabricación de hormigón.

El documento, ingresado el 12 de enero, pide a la Fiscalía Nacional Económica, FNE, que se inicie una investigación y posterior audiencia ante la “Comisión Nacional Encargada de Investigar la Existencia de Distorsiones de Precios”, Cndp. En ella se adjuntan todos los argumentos para llegar a un óptimo resultado.

“Este porcentaje es un cálculo que se hace a nivel mundial de los subsidios y del dumping que hacen los países, como, ahora, México y como lo hizo China en un momento”, explica el presidente del Sindicato 1 de Trabajadores de Huachipato, Héctor Medina.

Cabe recordar que el 17 de noviembre venció el derecho a antidumping provisorio de 13,1% pasando a uno definitivo de 9,8% por un año. Es así como se llegó a esta nueva instancia.

Las justificaciones técnicas son variadas. La primera que se destaca es que, desde el 2013 en adelante, se observa la llegada de elementos mexicanos a costos inferiores que en el mercado de dicho país.

Por otro lado, que la valorización a niveles domésticos registra caídas incluso más profundas que aquellas en los medios internacionales, estimándose en US$ 60 dólares por tonelada entre los periodos 2012 hasta el segundo trimestre de 2017. Por ende, se estima un daño del 13% a los nacionales en dicho tiempo.

Y se teme que al haber finalizado la protección en noviembre del año pasado, los niveles de importaciones desde México podrían haber vuelto a subir en estos meses con valores inferiores a los nacionales, por lo que la competencia se tornaría “desleal”.

Igualmente, se hace hincapié que Estados Unidos estaba en estudio para aplicar fuertes medidas contra países importadores, como el mexicano.

Finalmente, días después se anuncia que se aplicará un arancel de 25% para todos los países que entren acero y un 10% para los que internen aluminio.

Trasfondo

Y si bien el presidente del Sindicato 1 de Huachipato, Héctor Medina, no simpatiza con Donald Trump, sí concuerda con su juicio en relación a la industria nacional.

“Independiente de que me guste o no Trump, está defendiendo los puestos de trabajo”, opina Medina.

¿Y qué ha dicho el mandatario  norteamericano? “Nuestras industrias de acero y aluminio (y muchas otras) han sido diezmadas durante décadas por el comercio injusto y la mala política con países del mundo. No podemos permitir que se sigan aprovechando de nuestro país o nuestras empresas. ¡Queremos un comercio libre, justo e inteligente!”.

Tras esta declarar en Twitter, el Dow Jones se desplomó en 1,7%. Eso sí, las compañías de acero aumentaron su valor.

Respecto a esta nueva demanda por parte de CAP Acero y Gerdau Aza, el seremi de Economía Bío Bío, Iván Valenzuela, manifiesta su apoyo.

“Ellos tienen la libertad de hacer la presentación ante la FNE y creo que van en el camino adecuado. Los resultados se tienen después de un estudio minucioso”, dice la autoridad regional, recordando que frente a China se entregaron todos los apoyos correspondientes.

En tanto, para Héctor Medina ahora será crucial que las nuevas autoridades regionales también apoyen a la emblemática siderúrgica.

“Le enviamos las felicitaciones al intendente electo, Jorge Ulloa, y solicitamos una reunión para tratar in situ nuestro tema, que es relevante no sólo para Talcahuano o el Gran Concepción, sino que para toda la Región”, destaca el representante de Huachipato.

Etiquetas