Economía y Negocios

La deuda de más de $21 millones que divide al Mercado Provisorio de Concepción

Por: Edgardo Mora | 30 de Noviembre 2017
Fotografía: Romilio Pasmiño G.

Mientras a algunos les ha ido bien, otros dicen que a más de un año las ventas no dan para pagar las cuentas. En tanto, la administración no respondió, la gobernadora habló de sus gestiones y el Municipio no entregó su versión.

El 5 de octubre del año pasado, don César Ramírez del local 153 “Maracaibo” del Mercado Provisorio de Concepción aseguraba a este medio que “hay que entender que esto es un negocio nuevo, por lo que los retornos debieran venir al año de funcionamiento, donde la “paciencia es la clave”, acotaba en esa oportunidad.

Ayer, a más de un año de funcionamiento del Mercado Provisorio donde se barajan alternativas como convenios de pago para saldar una deuda de más $21 millones con CGE para evitar un corte del suministro (ver foto secundaria), le volvimos a preguntar si ya las ventas habían alcanzado sus expectativas, ante lo cual contestó: “Ya pasó más de un año y la verdad es que no son las ventas que esperaba después de este tiempo”, confesó Ramírez.

Al preguntarle si los números daban para pagar los gastos comunes, el locatario reveló: “cuesta un montón, porque hay que pagarle al personal y comprar las cosas para vender”, afirmó.

Requerido respecto de cómo se generó el problema de la deuda por el no pago de los gastos comunes y el riesgo de corte de electricidad, respondió que “a nadie nos gusta, pero las cosas están mal hechas por parte de la administración y nunca hicieron nada bien porque a mí nunca me llegó un cobro de luz porque se suponía que la Municipalidad de Concepción pagaba hasta mayo y de mayo para delante no me ha llegado ningún cobro de luz y pensé que la Municipalidad de Concepción seguiría pagando la electricidad”, afirmó el dueño del “Maracaibo”.

Por el contrario, Verónica Altamirano, del local 121 “Donde Domingo”, expresó que “soy de las que está de acuerdo con que los gastos comunes hay que pagarlos porque nos comprometimos a eso y no toda la gente paga, somos muy pocos los que lo hacemos”, aseguró.

En relación a cuál es la proporción entre locatarios que pagan y cuáles no, Altamirano detalló que “somos alrededor de un 25% del total los que pagamos los gastos comunes”.

Ahora, respecto de los motivos del restante 75% que no paga, señaló: “por un lado que les bajen los gastos comunes y, por el otro, querer hacerse cargo de la administración”, puntualizó.

Afortunadamente, para el local de “Donde Domingo” ubicado en el sector de las cocinerías, en el segundo piso, la situación es bastante positiva, ya que Altamirano aseguró que “Gracias a Dios en las ventas para mí me ha ido súper, súper bien debido a que tengo una clientela antigua y la gente nueva que ha llegado acá se queda”.
Para Altamirano no existen secretos para que al resto de los locatarios les vaya bien, “hay que esforzarse, hay que levantarse temprano y mantener abierto todo el día, como todo negocio”, concluyó.

En tanto, Marisol Loyola, del local la Picá de Los Lagos aseveró que “toda la culpa por el corte de luz es de la administración, porque no nos dieron información ni nos llegaron vales de recibo para que nosotros pudiéramos cancelar mensualmente y se dejaron esperar y esperar hasta llegar a la situación en la que estamos hoy día”.
Sobre sus ventas, Loyola indicó: “son variables, a veces altas y a veces bajas, pero sólo a la hora de colación. En la mañana no anda nadie y después de las 16:00 horas tampoco anda nadie, donde las ventas no alcanzan para pagar todos los gastos”, afirmó.

Gestión de la gobernadora

Dado que en octubre del año pasado la Gobernadora, Andrea Muñoz instruyó a su equipo para mejorar la afluencia de público al Mercado Provisorio, quisimos preguntarle directamente cuáles son las gestiones realizadas hasta la fecha.

“Con Sernatur incorporamos como destino turístico el Mercado Provisorio, para que los buses de viaje de la Tercera Edad puedan tener un recorrido en sus dependencias. Contactamos con Sernatur también a René Fischer, experto en hospitalidad y atención al cliente, para que capacitara a los locatarios. Con el Consejo de la Cultura también hemos traído actividades de semanas, como lo fue la celebración del día de la danza”, explicó Muñoz.

Al mismo tiempo agregó: “Y por otra parte, con el Municipio de Concepción, hemos hecho un trabajo de coordinación donde cada actividad masiva que se realiza intentamos promoverla cerca del Mercado Provisorio. Por ejemplo, la actividad de Food Truck, cualquiera pensaría que es competencia para los locatarios, pero ocurrió todo lo contrario. Las ventas se dispararon y permitió proveer a los carritos de productos. También la Muestra de Da Vinci y otras actividades en el sector”.

Cabe aclarar que Diario Concepción llegó a las oficinas de la administración del Mercado Provisorio y habló personalmente con Luis Olavarrieta quien en primera instancia declinó hacer declaraciones, pero que, posteriormente, se comprometió a responder preguntas vía correo electrónico antes de las 17:00 horas, lo que no ocurrió.

Del mismo modo nos comunicamos con una periodista de la Municipalidad de Concepción para saber por qué pagó y dejó de pagar en Mayo las cuentas de luz de los locatarios del Mercado Provisorio sin tener respuestas.

64 locales dejaron de funcionar

Al termino de esta edición, la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud Bío Bío con el fin de proteger a los consumidores procedió al cierre de 52 cocinerías, 4 rotiserías, 3 locales de comida al paso, 3 de congelados y 2 carnicerías, presentes en el Mercado Central de Concepción.

La fiscalización realizada por la autoridad sanitaria da cuenta además, que la falta de iluminación no permite el funcionamiento de baños para usuarios ni trabajadores.

“La medida sanitaria se tomó de forma precautoria con el fin de evitar riesgos sanitarios, tanto para los consumidores, como para los trabajadores”, explicó el encargado regional de la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud Bío Bío, Lino Alarcón.

El cierre se mantendrá hasta que los locatarios normalicen la situación, lo que deberá ser comunicado a la Seremi para volver a funcionar.

Etiquetas