Economía y Negocios

Analistas prevén un acotado efecto del dólar en la inflación

Por: Edgardo Mora | 21 de Septiembre 2017
Fotografía: Rodrigo Sáenz | Agencia UNO

Además proyectaron productos tecnológicos a precios más bajos antes de navidad junto con rebajas menores en el área turística para el próximo año.

Analistas locales estiman un efecto acotado del dólar sobre la inflación en línea con la advertencia realizada por el Banco Central en cuanto a que la volatilidad de la divisa norteamericana podría influir en el corto plazo.

Así lo confirmó Cristhian Mellado, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Ucsc), al señalar que: “en la medida que el precio del cobre siga en aumento deberíamos observar que el precio del dólar baje, sin embargo, el efecto sobre la inflación no será tan directo ya que esta última se ha estacando en la parte baja del objetivo del Banco Central (BC)”.

En este sentido, continuó Mellado, “no es esperable que exista un aumento importante de la inflación en el corto plazo. Quizás el próximo año se vean cambios relevantes debido a las expectativas de crecimiento”.

Por su parte, Andrés Acuña, director del Departamento de Economía y Finanzas de la Facultad de Ciencias  Empresariales de la Universidad del Bío Bío (UBB), apuntó a que “aun cuando el efecto del dólar no es la única fuente inflacionaria, proyecto que la inflación en 12 meses no supere el 2.5% hacia fines de año, promediando un 2,36% durante 2017, ello de acuerdo a la información disponible y considerando un dólar promedio anual de $656. No obstante, existen ciertas presiones inflacionarias de carácter monetario y del precio del petróleo que podrían llevarla por sobre el 3% hacia fines del primer semestre de 2018”, detalló el académico.

En tanto, Ariel Yévenes, economista del Centro de Estudios de Corbiobio aportó que “en primera instancia, si bien podría aseverarse que parte de la reducción en el precio interno de la divisa norteamericana se ha encontrado marcadamente correlacionada a la recuperación de los precios del cobre, su incremento correspondiente no ha visto especialmente correlacionado a la misma variable al momento en que los precios del cobre frenaron su escalada. En efecto, tal parece que la toma de utilidades relacionada a un efecto más bien especulativo ha cumplido un papel relevante al momento de explicarse nuevas bajas en el precio de la divisa”.

Nueva variación en la TPM

Consultados acerca de la posibilidad de un nuevo cambio en la Tasa de Política Monetaria por parte del BC los expertos hicieron las siguientes proyecciones:

En el caso del decano de Economía de la Facea de la Ucsc, Mellado indicó: “aún existe margen para que el BC intervenga ya que la inflación aún está bajo el 3% que es el objetivo del Instituto Emisor”.

A su vez, Acuña, desde el Departamento de Economía y Finanzas de la UBB dijo que “en el corto plazo es poco probable que el BC reduzca la tasa, lo que se desprende del comunicado tras la última reunión de política monetaria. Es más, si las presiones inflacionarias que señaló se manifiestan, entonces es probable que la autoridad monetaria eleve la TPM en 25 puntos base durante el primer trimestre de 2018”, adelantó.

En el caso de Yévenes su análisis fue que “con todo, es difícil prever nuevas caídas en el precio de la divisa, que generan margen en lo que a control inflacionario se refiere, toda vez que cabe recordar la vinculación que ello tiene al momento del traspaso a precios internos de las importaciones y muy especialmente, en este contexto, con lo que ocurre con el petróleo y su efecto derivado hacia todos los bienes, en función de los costos energéticos y de transporte, lo que por cierto implica un cierto alivio a los bolsillos de las familias, aunque bastante acotado, toda vez que la inflación constituye en el contexto chileno una variable bastante controlada”.

Implicancias para el ciudadano

En relación a las consecuencias para “el ciudadano de a pie”, el decano de Economía de la Ucsc, señaló: “la caída en el precio del dólar permite acceder a bienes importados a precio más bajo, lo que implica principalmente acceder a productos tecnológicos más en la cercanía de la navidad. En el caso de la inflación, si esta se relaciona con los productos de consumo masivo de los chilenos el efecto sería un aumento en el costo de vida”, explicó.

Para Andrés acuña, su visión es que “el efecto de la variación del dólar sobre la inflación se conoce como “pass-through”. En nuestro país, tal variación es motivada principalmente por el precio del cobre, cuyo precio futuro para 2018 se ha recortado a la baja en los mercados internacionales durante las últimas semanas. Ello generará una menor apreciación del peso de lo esperado y menores ingresos fiscales para 2018. Por ende, la esperada baja de ciertos bienes importados y servicios ligados al turismo será menor a lo inicialmente proyectado, es decir, el chileno de a pie obtendrá beneficios menores sobre esta materia en particular”.

Finalmente, según Ariel Yévenes, “con todo el margen que en términos inflacionarios se pueda generar, a mi juicio aún no se avizoran nuevas reducciones de tasas por parte del BC, fundamentalmente porque en términos de política monetaria lo aconsejable es que las medidas que se tomen tengan un correlato en función de elementos más consolidados y no tan coyunturales, como vendría a ser este comportamiento todavía puntual en los precios de la divisa”, concluyó.

Etiquetas