Cultura y Espectáculos

Punta Lavapié en el foco de muestra en Balmaceda

“Caminos de duelo”, de Pamela Mendoza, se adentra en esta localidad costera de Arauco y su cementerio simbólico.

Por: Mauricio Maldonado | 09 de Mayo 2018
Fotografía: Guillermo Uribe R.

Un nuevo mes y para la Galería de Arte de Balmaceda Arte Joven es sinónimo de presentar una nueva propuesta en sus paredes. En esta ocasión, y en el contexto del programa “Galería Activa”, se inaugurará hoy a las 19:00 horas “Caminos de duelo”, de Pamela Mendoza Sánchez.

Una reveladora y potente muestra sobre la comunidad de Punta Lavapié y el rito del cementerio simbólico, el cual nace a partir de la tragedia de quienes pierden a sus seres queridos en el mar, el cual nunca les regresa sus cuerpos. A partir de ahí, se genera una exploración con el fin de evidenciar que hay muchos caminos con rutas incomprensibles, pero que existen líneas entre los mundos que los mantienen unidos.

“La idea era realizar un trazado que uniera el pueblo con el espacio del cementerio, a través de un espacio vacío existente entre ellos. Es decir, marcar las rutas que tomaba la gente cuando iba al cementerio para hacer este tejido entre comunidad y este sector simbólico”, señaló Mendoza, licenciada en arquitectura de la UBB, sobre este idea que representa su proyecto de título.

“Caminos de duelo” está compuesta por dos piezas audiovisuales, sobre la intervención realizada con parte de la comunidad y testimonios de familiares de pescadores desaparecidos. Además, contempla una serie de 24 bocetos en tinta china que dan cuenta de las distintas etapas del rito fúnebre, en conjunto con seis retablos que buscan reflexionar sobre el cuerpo y el alma.

Respecto a cómo surgió este proyecto y la idea de enfocarlo en esta localidad en particular, la licenciada en Arquitectura detalló que “partí estudiando los cementerios simbólicos en general. Conocí los de Talcahuano, Tumbes, Lebu, entre otros. Los recorrimos y estudiamos hasta llegar a éste, el cual es mucho más aislado y natural en comparación a los demás. Los otros son casi como otro espacio público, intervenidos y bien definidos, las propias personas también los mantienen y visitan. En cambio, el de Punta Lavapié no hay una intervención entre medio”.

Completando que “dentro de lo que se investigó, muchas personas manifestaron que no hay que hacerle nada, ya que representa el patrimonio inmaterial de la zona. Pero, a la vez se da la disyuntiva que se está perdiendo, ya que agentes externos van causando daño y deterioro. Es necesario de mantener, para que no desaparezca, pero no se puede tocar ni hacer nada”.

Etiquetas