Editorial

La tarea de los chilenos frente al efecto invernadero

Nuestro país se ha comprometido a bajar sus emisiones, al 2030, a reducir sus niveles de CO2 por unidad de PIB, en 30 % con respecto al nivel alcanzado en 2007 y, por otro lado, robustecer los medios naturales de capturarlas.

Por: Editorial Diario Concepción | 19 de Julio 2019
Fotografía: La Tercera

Un informe oficial sirve para hacer aún más evidente el compromiso asumido por nuestro país, en colaborar con el esfuerzo mundial de naciones para preservar la salud del planeta, cada vez más amenazada por la colonización del hombre, particularmente en el muy debatido cambio climático y sus efectos. En nuestro país, esa preocupación ha sido una preocupación permanente en los últimos años, trascendiendo los gobiernos y posicionándose como una de las problemáticas ambientales más importantes en el país y en el mundo.

En el marco de los compromisos adquiridos ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), presentó el tercer Informe Bienal de Actualización, en el que se da cuenta de los avances en materia de mitigación de gases de efecto invernadero, bien vale la prueba señalar, que la sola creación del MMA, ya es un avance notable y una clara indicación de que nuestro país está tomando este asunto con la debida seriedad, con el auxilio de otros organismos, como el Servicio de Evaluación Ambiental y la Superintendencia de Medio Ambiente, más el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

Chile responde así al Acuerdo de París en febrero de 2017, ya que una parte importante de este acuerdo es contar con un marco reforzado de transparencia para dar una visión clara de las medidas adoptadas para hacer frente al cambio climático a la luz del objetivo de la Convención y en este ámbito muestra la consolidación de la institucionalidad ambiental chilena.

En el 2016, las emisiones de gases de efecto invernadero totales del país, excluyendo el Uso de la Tierra, Cambio de Uso de la Tierra y Silvicultura (Utcuts), fueron de 111.677,5 kt eq. de dióxido de carbono (CO2), incrementándose en un 114,7% desde 1990 y en un 7,1% desde 2013. El principal gas con efecto invernadero (GEI) emitido, fue el CO2 (78,7%), seguido del metano, con óxido nitroso y los Gases fluorados, en porcentajes menores.

El sector Energía es el principal emisor de GEI representando el 78,0% de las emisiones totales en 2016, mayoritariamente por el consumo de carbón mineral y diésel para la generación eléctrica y el consumo de combustibles líquidos en el transporte terrestre, la contraparte positiva es el Utcuts, es decir, el uso de la tierra por la silvicultura.

Nuestro país se ha comprometido a bajar sus emisiones, al 2030, a reducir sus niveles de CO2 por unidad de PIB, en 30 % con respecto al nivel alcanzado en 2007 y, por otro lado, robustecer los medios naturales de capturarlas, en un período similar, mediante una contribución específica del sector forestal, lo que compromete al manejo sustentable y a la recuperación de 100.000 hectáreas de bosque, principalmente nativo, que representará capturas y reducción de GEI de alrededor de 600.000 toneladas de CO2 equivalente anuales.

La polémica sobre el efecto de bosques nativos y plantaciones dista mucho de estar resuelta, al existir investigación que sugiere que ambas modalidades son indiferentemente protectoras y otras que indican una superioridad notable de los árboles nativos, en cualquier caso ese componente así como las medidas de control de emisiones son herramientas poderosas para disminuir la carga del mundo industrializado sobre la naturaleza, eso y lo que cada chileno sabe que tiene a mano para disminuir este indeseable impacto sobre el planeta.

Etiquetas