Editorial

Los proyectos regionales en la zona de la ilusión

En la última línea, salvo que se quisiera recurrir al casi inexistente espacio de la credulidad, los grandes proyectos de desarrollo de la Región se encuentran, para efectos prácticos, detenidos o en eternas etapas de estudio.

Por: Editorial Diario Concepción | 09 de Marzo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

La visita del ministro de Obras Públicas a la Región del Bío Bío, en consecuencia con la última dinámica de La Moneda para marcar su mayor cercanía con las regiones, ha resultado ser una de las mejores demostraciones del uso ambiguo del lenguaje, justo lo que está al otro lado de la sinceridad, ésta última no se presta para construcciones gramaticales complejas con interpretaciones posibles en cualquier sentido, sino que utiliza, en cambio, un lenguaje llano que suele ser breve y comprensible, sin espacio para traductores y menos para analistas políticos.

Su respuesta, relativa a la construcción de un Metro para la capital penquista, podría ser descrita como tautológica, “una materia que podría ser susceptible de una eventual concesión si es que la empresa de Metro tuviera ese interés o hubiera una iniciativa privada en ese sentido”. Eufemismo que por lo mismo deja sin decir que tal proyecto no pasa por los intereses de su ministerio, o lo que es lo mismo, por el horizonte de tareas del actual gobierno. A mayor abundamiento no se incluye en la esfera de sus responsabilidades, “no es una decisión que como MOP nos toque tomar a nosotros. Ahí el Ministerio de Transportes tiene mucho que decir”.

En otro asunto, de muy larga data en el ideario de la urbanización y progreso de la ciudad; el soterramiento de una línea férrea, que ha tenido a la ciudad dividida por décadas, tampoco hubo demasiadas luces, o si las hubo fueron, más bien, en sentido negativo “Es una vieja aspiración que hay que visualizarla en un objetivo de desarrollo urbano, no es algo que veamos nosotros en el corto plazo, dado el alto costo que tiene y el alto impacto, además de una construcción de ese tipo. Por eso, hemos resuelto ya que el puente Bicentenario vaya por sobre la línea”.

En lo concerniente al emblemático proyecto del Parque Científico y Tecnológico (Pacyt), la respuesta es igualmente sibilina “Es una iniciativa de la UdeC y otras universidades de la Región en conjunto con el Gobierno Regional… como Gobierno valoramos enormemente”. A continuación, explica que, a través de su Dirección de Arquitectura, está a cargo del diseño urbano como unidad técnica del proyecto de urbanización. Una respuesta armónica con las posiciones más bien neutras y descomprometidas, por no decir escépticas, adoptadas por la Intendencia y la Gobernación locales, que han estado, más bien, en actitud expectante y dependiente de las decisiones centrales, abiertos, como se ha expresado a “otras opciones”, en lo relativo a los proyectos aludidos, una consagrada técnica de procrastinación, más al costado que al lado, de estas sentidas necesidades de la comunidad regional.

La seremi de Gobierno, por su parte, defendió la presentación del Plan de Desarrollo Regional para el Bío Bío, asegurando que las críticas son injustificadas, que se referían a la ausencia de anuncios nuevos para la provincia, hechos en esta por el Primer Mandatario, valorando sus dichos, aunque reconociendo que las obras tienen algún grado de ejecución, incluso desde la administración anterior.

En la última línea, salvo que se quisiera recurrir al casi inexistente espacio de la credulidad, los proyectos de desarrollo de la Región se encuentra detenidos para efectos prácticos, faltan las decisiones, tanto como los líderes y parlamentarios que las hagan posibles y efectivas.

Etiquetas