Economía y Negocios

Bernardo Suazo, consejero CChC sede Concepción: “Cuando se dice altura libre, no es verdad porque sí está regulada”

Hay normas de rasantes, coeficientes de constructibilidad y ocupación de suelo entre otros. Tampoco habrían edificios sobre los 20 o 22 pisos.

Por: Edgardo Mora | 11 de Agosto 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

“Cuando se dice altura libre, no es verdad porque sí está regulada”, así de claro fue Bernardo Suazo, arquitecto y consejero de la Cámara Chilena de la Construcción sede Concepción.

Lo anterior, en el marco de una entrevista donde abordó las distintas aristas vinculadas a la construcción de edificios en altura en la zona.

-¿Qué rol juegan los planos reguladores en el desarrollo de una densificación más armónica?

– Lo importante es que el plan regulador es un instrumento de planificación territorial que regula varios parámetros, no sólo la altura. Cuando se dice altura libre,  no es verdad, porque sí está regulada. Efectivamente, el regulador dice: altura libre, pero ésta está regulada por rasantes, coeficientes de constructibilidad,  ocupación de suelo o por la cantidad de estacionamientos. A pesar de que hay altura libre, no hay ningún edificio que pase los 20 o 22 pisos, entonces pudiendo haber de 40 pisos, no hay.

-¿Hoy día los planos reguladores se cumplen o son respetados?

– Sí, a cabalidad. Si no se respetan hay muchos que no sólo perderían el trabajo. En Chile, en general las normas sí son acatadas.

-¿Comparte la visión de que la densificación es un fenómeno positivo?

– Creo que es un fenómeno positivo y no es un fenómeno, sino que es algo que la ciudad tiene que tener. Es positivo en cuanto a la calidad de vida de las personas no sólo asociado a abaratar costos sino que además al tema de la sustentabilidad, el ambiente, de lo social, del espacio público. Son una serie de aspectos que se van agrupando para que la densificación sea positiva. El problema es que todo debe tener un equilibrio, una armonía.

-¿De qué manera la edificación en altura puede favorecer el desarrollo inmobiliario en Bío Bío?

– Lo que hay que entender primero es que las ciudades son un sistema complejo constituidos por distintos sistemas como los equipamientos, áreas verdes, transportes o vialidad, obviamente con distintos usos. De este punto de vista para poder darle un mejor uso a estos sistemas es necesario que la ciudad sea, ojalá, lo más compacta posible. Porque, claramente, el sistema de transporte, si la ciudad no es compacta, se va a extender y comienza a ser ineficiente. Entonces la edificación en altura, regulada y equilibrada, genera bondades y ventajas para vivir cerca de equipamientos y servicios, para estar cerca de áreas  verdes y para, en el fondo, optimizar no sólo el tema del transporte, sino que también todos los sistemas que constituyen una ciudad que, por lo demás, es dinámica. Desde la perspectiva económica, todos sabemos que las cosas se abaratan cuando están concentradas, porque cuando hay una alta cantidad de población que está cercana, el resultado es que tenemos cosas de mejor eficiencia y más baratas. También hay otro punto relevante aquí en relación a la democratización del centro de Concepción que no puede ser sólo para algunos, donde la edificación en altura permite que más personas puedan vivir y disfrutar de los servicios de la ciudad.

 -¿Qué dice sobre la verticalización, la actual política nacional sobre desarrollo urbano?

– Tiene cuatro ejes. Ambiental, económico, patrimonial y social, asociado sobre todo a la integración social. Entonces, la política nacional de desarrollo urbano va dirigida a hacer las ciudades más democráticas, sustentables y económicamente competitivas. Al mismo tiempo, que conserven, en cierto grado, su patrimonio.

-¿Qué aspectos se deben prevenir para lograr desarrollos urbanísticamente equilibrados?

– Hay que pensar que la altura hay que relacionarla, por ejemplo, con el frente predial, con el espacio público que tiene al frente. En el fondo, la armonía va en cómo se combinan los distintos factores. En este sentido, considero que el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano lo está haciendo muy bien con la realización de un estudio vinculado con cuatro directrices que se proporcionarían a las ciudades.

Etiquetas