Economía y Negocios

Kiosko Roca, “la mejor picada de Chile”, oficializa cierre de sucursal en Concepción

De acuerdo a la empresa, los motivos serían el difícil posicionamiento del producto estrella: choripán y leche con plátano; lo caro del arriendo (más de $4 millones); y la lenta economía.

Por: Felipe Placencia | 19 de Julio 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

La llegada de Kiosko Roca al centro de Concepción abrió los apetitos de cientos de comensales, especialmente de la comunidad de Punta Arenas y alrededores, que en la zona son bastantes.

Igualmente, la expectativa para el público penquista era alta, ya que la marca ostenta un titulo gastronómico importante: ser la mejor picada de Chile de acuerdo al Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes.

Sin embargo, tras casi dos años, el local emplazado en O’Higgins se encuentra con las cortinas cerradas.

A comienzos de año, algunos rumores comenzaron a expandirse por las calles del centro: de que se iban, que al final se quedaban, pero que cambiarían de nombre y etcétera.

Esto último, finalmente, ocurrió. Por un momento, se llamó Rincón Magallánico, algo que causó sorpresa en los fanáticos.

“Hay un tema con la concesión”, explicó una de las personas que atendía. No obstante, con el correr del tiempo, incluso se vio que el negocio no estaba atendiendo, dando paso a una serie de nuevas especulaciones.

Ni siquiera la red social de la embajada gastronómica magallánica en Concepción daba señales. Ni un post. Los clientes comenzaron a inquietarse.

¿Qué pasó con el Kiosko Roca en Concepción? ¿Se trasladaron? ¿Lo cerraron? Igual sería bueno informar”, escribió en el muro del fan page, Cristián Benavides.

“Nos comió vivos”

“Cerramos en Concepción”, confirmó la representante de la cadena Kiosko Roca, Paula Abello Harambour.

Así, entonces, la cadena se concentra sólo en Punta Arenas, Santiago y Valparaíso.

Laura Abello, su hermana, quien tiene a cargo las concesiones, explicó con más detalle lo sucedido en la capital del Bío Bío.

– ¿Por qué se fueron? Estaban todos los ingredientes para el éxito: público y un buen respaldo de la marca, entre otras.

– En un principio, nuestro clásico de choripán con leche con plátano sonaba muy extraño. Costó lograr que las personas se atrevieran a probarla y en convertirse en un “Roca Lovers”, que nosotros llamamos a los fanáticos. Eso sucedió en primera instancia. Lo otro que vino después, es que el local era demasiado costoso. Su arriendo era muy alto. Logramos tener un buen público, pero como te digo, el arriendo nos comió vivos. En general, la economía está lenta. Especialmente el consumo y nos afectó. Entonces, optamos por cerrar.

– ¿Cuánto costaba el arriendo?

– Se pagaba $4 millones 300 mil al mes.

– ¿ Y volverían a Concepción?

– Sí. La idea es volver. Lo ideal es que sea un local que tenga una buena ubicación respecto al movimiento peatonal o vehicular, pero más pequeño. No se justificaba una cosa tan grande.

Cabe recordar que aún queda un local con la denominación “mejor picada de Chile” en el Gran Concepción: El Manhattan.

Etiquetas