Economía y Negocios

Ricardo García Holtz, de pesquera Camanchaca: “La Ley de la Jibia estuvo mal hecha”

El ejecutivo fue enfático al tratar de mala política pública el cuerpo de ley, hecha sin criterios técnicos, aseguró a Diario Concepción. La compañía está diversificando su accionar y quiere lograr un 10% de participación en logística.

Por: Javier Ochoa | 06 de Julio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

La incertidumbre jurídica y la disminución de la actividad pesquera que se ajusta a las nuevas cuotas de captura sustentable, han instado a pesquera Camanchaca a diversificar su accionar en la Región más allá de la pesca, adentrándose en la logística. En paralelo, ha ido trasladando parte de su gobierno corporativo desde Santiago a Tomé, lo que se ha visto por parte de personeros ligados al comercio exterior, como una buena señal de descentralización.

“Durante el último año, hemos ido trasladando una buena parte de nuestro soporte a la actividad productiva que estaba en Santiago a la ciudad de Tomé”, confirmó el gerente general de Pesquera Camanchaca, Ricardo García Holtz.

García emitió las declaraciones a Diario Concepción en el contexto de la inauguración del denominado centro Logístico Rocuant, inversión de US$ 5 millones que dará apoyo, tanto a la propia compañía, como a otras del rubro exportador.

Fue hace tres años que Camanchaca detectó que debían hacer algo nuevo con el espacio vacío que iba quedando en isla Rocuant debido a la disminución de la actividad pesquera.

Fue entonces que apostaron a la actividad logística utilizando diez hectáreas para construir un nuevo centro logístico.

“Esto no sólo permitirá respaldar las operaciones de Compañía Pesquera Camanchaca, sino prestar servicio de calidad y con los más altos estándares a otras empresas de la Región, promoviendo así el dinamismo económico local, en una región que representa más del 25% de la actividad exportadora nacional”, destacó García Holtz, quien añadió que con esto aspiran a alcanzar el 10% de participación de mercado en todo lo que es la actividad de bodegaje de carga de importación y exportación.

La capacidad del nuevo centro es de 34 mil metros cuadrados sobre un terreno de 10 hectáreas y que en operación generará 400 nuevos puestos de trabajo.

Y ya hay proyecciones de expansión, lo que se dará según sean las necesidades. Esto significa que podría aumentar su capacidad a 50 mil m2 y sumar bodegas de frío y un terminal extraportuario para facilitar los procesos de importación y exportación, inversiones que podrían superar los US$ 15 millones.

– ¿Cómo analiza la tramitación de la ley de la jibia?

– El mensaje es muy claro. Estamos viendo los primeros indicios de las consecuencias que tiene hacer mala política pública. Hoy, transversalmente, se está tomando conciencia que la Ley de la Jibia estuvo mal hecha, hubo un mal diagnóstico técnico y una mucho peor solución legislativa, y creo que las personas que participaron de eso, deben asumir responsabilidad y hacerse cargo de sus acciones. Esto llama a hacer políticas públicas responsables, con argumentos técnicos, escuchando a los expertos y ponderando todos los elementos, y no hacer legislación para la galería y generar efectos a corto plazo, pero que le hacen daño al país.

– ¿Cuáles son hoy los desafíos del sector pesquero?

– Creo que el sector pesquero tiene un gran desafío, que es transmitirle a la sociedad chilena el valor, el aporte del sector, no solamente a la economía del país, que es muy importante y que varía según región, sino también a la alimentación saludable de las personas, tema muy presente y que este sector junto al acuícola, son parte de la solución.

– ¿Qué opina de las tratativas que buscan instalar proyectos acuícolas en Bío Bío?

– El desarrollo acuícola más que ser voluntarioso, es un desarrollo en base a las ventajas competitivas de los distintos territorios. Sin duda, cuando hablamos de acuicultura, la décima, undécima y duodécima región tienen esas ventajas evidentes respecto al resto del país. Me parece que esta actividad es parte de la solución de los problemas de alimentación en el mundo, por lo tanto, debe dársele la oportunidad de mostrar sus bondades y que es capaz de crear actividad económica sustentable.

Fomento al consumo de pescado

Ferias de alimentación saludable, demostraciones de “Cocina en Vivo” y la firma de un convenio con los almaceneros de Coronel son algunas de las actividades que ha impulsado la Pesquera Camanchaca en conjunto con la municipalidad, colegios y organizaciones comunales que han reunido a más de 2 mil 700 personas en lo que lleva del año y que busca promover el consumo de pescado en la población.

A través de su programa “Camanchaca Amiga”, la Compañía se ha propuesto revertir el bajo consumo de pescado en nuestro país. Según un estudio realizado por la Fundación Chile, en Chile se consume menos de los 19,7 kilos de pescado al año recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En esta línea y con el objetivo de acercar los productos marinos, es que la compañía ha mantenido disponible para la comunidad dos salas de ventas, ubicadas en Tomé y en Coronel, en las que el público puede acceder a productos de exportación.

Etiquetas