Economía y Negocios

Emprendedora abre su tercer local mientras otros los cierran

Plantea que es clave la confianza en el producto, el modelo de negocio y el trabajo. Otro punto relevante, dice, es ser constructora de cambios y no esperar que sucedan.

Por: Edgardo Mora | 18 de Mayo 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

Desde que partió con su primer emprendimiento, la Monarca I, en Ongolmo 94, con el rescate patrimonial de una “casa ocupa”, que Diario Concepción sigue los pasos de Sofía Catalán.

Se trata de una joven de poco más de 30 años que está al frente de proyectos inmobiliarios, que no sólo aportan a la economía local, sino que además han cambiado el rostro de alguno de los barrios donde concreta sus negocios.

A semanas de acondicionar su tercer local, el café La Monarca sube sus cortinas, mientras otros tradicionales y emblemáticos de Concepción, como el “Años Luz”, cierran sus puertas, lo que hace de Catalán una hábil emprendedora, ya que no es fácil ser mujer, mamá, esposa y administrar tres negocios en el centro de la ciudad.

Mayor privacidad se tiene en una segunda sala del café.

“Para mí, la clave es la confianza en tu producto, tu modelo de negocio y tu trabajo que hacen superar los factores de riesgo y ser valiente en cuanto a enfrentar al fantasma de por qué cierran muchos locales en Concepción, ya no se puede invertir. Siempre he sido constructora de mi vida en el día a día y no espero que las cosas sucedan, sino que provoco los cambios que puedo y necesito”, comenta Catalán.

Requerida acerca de los desafíos, la emprendedora explica que: “uno de los desafíos más difíciles de superar es hacerle entender a tu cliente que así como tiene derechos también tiene obligaciones”.

En cuanto a qué motiva su crecimiento, dice que “el ir abriendo más negocios tiene que ver con que el modelo se haga cada vez más sostenible, porque necesitamos duplicar los ingresos para que podamos seguir creciendo”.

En relación a la creación del nuevo café La Monarca, ubicado en la Diagonal P. Aguirre Cerda 1231, señala: “Queremos que sea agradable y que recuerde el hogar, contamos con toda una línea de productos veganos para aquellos que apuestan por una vida más saludable, junto con sopas y cremas naturales”.

El local tiene un espacio central y dos habitaciones, una posee mayor privacidad y otra que se arrienda a $ 5 mil la hora como sala de ensayos.

La sala de ensayo cuenta con una batería y equipos.

Etiquetas