Economía y Negocios

Big Mountain Bike: la nueva apuesta del turismo aventura local

Dos guías de montaña subieron 11 horas a 3.200 metros sobre el nivel del mar con bicicleta al hombro, para disfrutar un descenso libre y de dos horas en el Nevados de Chillán.

Por: Javier Ochoa | 07 de Abril 2019
Fotografía: Álex Cattan

“Se requiere conocimiento, logística, equipo técnico, trabajo en equipo, seguridad, experiencia y agallas”, aseguran los deportistas del “Big Mountain Bike”, nueva disciplina de deporte aventura que se separa de los descensos tradicionales en montaña por senderos y pistas delimitadas.

En la zona, los guías de montaña Cristóbal Cattan (Rukapali Adventours) y Felipe Sepúlveda (BackChillán), se unieron con un proyecto en común para lograr acceder a la cumbre más alta de Ñuble: Nevados de Chillán.

Los acompañó el empresario y padre de Cristóbal, Álex Cattan.

“El domingo 10 de marzo 2019, se logró la primera ruta en bicicleta de Big Mountain Bike desde la cumbre más alta de la Región de Ñuble, el Nevados de Chillán, con 3.212 msnm. Incluyendo tramos de arena volcánica, roca, mixta y hielo”, comentó Álex Cattan.

El ascenso y descenso, se logró en un tiempo de 13 horas (11 horas subiendo), con un desnivel de 1.900 metros.

Álex Cattan recordó que en el año 2009 comenzó a funcionar en el sector de las pistas de ski, lo que hoy en día es el mejor Bike Park de América Latina, atrayendo a los amantes del DownHill (Descenso) y Enduro (Ascenso y descenso) de todas partes del mundo.

“De hecho, en el año 2014, se realizó en la zona una de las fechas de la copa de mundo de mountain bike”.

Rápidamente, se fueron sumando y habilitando más rutas de mountain bike por el sector, junto con la exploración de nuevos terrenos. En ese momento, y paralelo a eso, explicó el empresario, nace el concepto “Big Mountain Bike” en el mundo de la bicicleta de montaña, que surge de la necesidad de los ciclistas de montaña de salir a explorar nuevos lugares sobre sus bicicletas, saliendo de la zona de confort, para sentir así la verdadera majestuosidad de la montaña.

“Se trata de una disciplina, donde hay que portear la bicicleta hasta la cumbre de la montaña, para luego poder hacer un largo descenso, mezclando técnicas de montañismo y mountain bike”.

Álex Cattan

La experiencia

Uno de los protagonistas, Cristóbal Cattan, quien realizó recientemente un curso de guía instructor de mountain bike, reconoció que con el boom de la bicicleta, la tecnología ha aumentado mucho, lo que permite salirse de los típicos senderos que se utilizan, planteó.

“Esta disciplina agarró mucho vuelo este año en Chile, cuando se hicieron las primeras cumbres. Eso fue una tremenda inspiración para nosotros, para atrevernos a subir esta montaña que vemos siempre, ya que vivimos en el valle Las Trancas. Conocemos bien el sector, ya que lo subimos todo el año, ya sea en ski o en bicicleta. En eso coincidimos con Felipe y, por eso, nos motivamos a subir el Nevados de Chillán”.

Primordial, para lograr ascender 11 horas hasta los 3.200 metros con una bicicleta de 15 kilos al hombro, es el estado físico, conocimiento de la montaña y concentración mental, porque “la mente puede jugarte una mala pasada”, aseguró Cristóbal.

Para quienes estén interesados, las agencias realizan guiados de mountain bike para todos los niveles, incluido este ascenso y consolidado, invitó Cristóbal Cattan.

Etiquetas