Economía y Negocios

La millonaria relación comercial entre la Región del Bío Bío y Haití

De acuerdo a cifras de Aduana Chile, entre el 2010 y el 2018, se exportaron cerca de $2 mil millones hacia el caribe y se importaron otros $120 millones.

Por: Felipe Placencia | 08 de Febrero 2019
Fotografía: Carolina Echagüe M.

La relación entre la Región del Bío Bío y Haití va más allá de quienes llegan a la zona para buscar una oportunidad laboral.

Detrás, hay una estrecha vinculación comercial. Al menos así se desprende de los informes de Aduana.

Desde el 2010 a la fecha, la Región exportó, a través de los puertos, cerca de US$ 3 millones de dólares, lo que en moneda nacional equivalen a cerca de $1.950 millones.

De los datos analizados se trata de “cajas, bolsas, envases de papel, cartón; guata o napa de celulosa; cartonajes para oficina, tienda o similares”.

La mayoría de ellos se embarcan desde Talcahuano y otros restantes por San Vicente para ser destinados a mares caribeños.

Importaciones

Así, entonces, desde el otro extremo del mundo, Haití devuelve contenedores hacia aguas del océano Pacífico.

De acuerdo a la entidad competente, desde el 2010 a la fecha, lo que ha llegado desde la isla es vestuario equivalentes a US$ 185 mil. Es decir, unos $120 millones chilenos.

¿Qué productos? “Trajes, conjuntos, chaquetas, pantalones largos o con peto, o cortos y «shorts» (excepto de baño) para hombres o niños”, se desprende de los antecedentes.

Igualmente, de acuerdo a la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales, Direcon, como se detalla en sus documentos, también, arriban cargas de camisetas de algodón y sintéticas, tanto para hombres como para mujeres.

También, entran al país artículos y materiales para gimnasia. Como también bolsos de mano (carteras).

Poco, pero en aumento

El intercambio entre Chile y Haití es bajo en relación a otras naciones. No obstante, ha ido en crecimiento.

Los números oficiales hablan que entre el 2012 y el 2017 los intercambios comerciales “han crecido en un 3,9%”.

Lo que más envía Chile (a diferencia de lo que ocurre en lo particular con el Bío Bío, en que son productos derivados de la celulosa) son tallarines, pastas y fideos.

El interés de ambos territorios es seguir avanzando en la materia. Fue en 2014 cuando el embajador en aquel año, Jean Víctor Harvel Batiste, fue recibido por el subdirector internacional de ProChile de la época para evaluar las oportunidades que hay entre ambos mercados.

Cabe destacar que la cooperación entre ambos Estados tampoco se limita los negocios, ya que se firmó una cooperación científica y técnica para la equiparación o equivalencia de estudios de los niveles de enseñanza básica y media.

 

Etiquetas