Economía y Negocios

Crean lápiz que escribe braille, ahorra papel, tablillas y no requiere impresora

Dispositivo viene a resolver una serie de limitaciones relacionadas con mejorar la calidad de vida de personas ciegas. Tendrá un valor accesible que varía entre los $30 mil y los $60 mil, según sean los requerimientos de cada usuario, donde sólo se requiere conexión con un smartphone o un PC.

Por: Edgardo Mora | 03 de Noviembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Una impresora Braille debe estar costando aproximadamente $5 millones, según datos de la Casa de la Discapacidad de San Pedro de la Paz, donde Marcela Figuroa labora transcribiendo invitaciones y folletos al sistema braille utilizando el método de las tablillas y el punzón.

Hoy gracias al uso de las tecnologías y la innovación creada por académicos de la Universidad Católica de la Santísima Concepción será posible mejorar las actuales condiciones de quienes padecen de ceguera.

Se trata de un lápiz, que escribe braille, ahorra papel, tablillas y no requiere impresora, creado por Eduardo Arriagada, Paulina Molina y Jorge Galleguillos, todos de la Ucsc con trabajos en el Campus San Andrés.

Arriagada, quien es académico de la Facultad de Ingeniería del Departamento de Ingeniería Industrial de la Ucsc e inventor del dispositivo, en entrevista con Diario Concepción da mayores detalles de cómo fue el proceso de creación, las oportunidades que genera y las proyecciones comerciales de este “súper lápiz”.

– ¿Cómo nace la idea de generar este dispositivo?

– Somos tres los inventores, junto conmigo están, además, Paulina Molina y Jorge Galleguillos, y la idea parte de un seminario sobre dispositivos para personas ciegas, donde nos encontramos con tecnologías complejas, poco accesibles y que no eran fáciles de usar ni transportar.

– ¿Cuáles son las principales características que posee DiBraille?

– Lo que hace es buscar una mejora de los prototipos iniciales, además de contar con un aspecto de investigación, respecto del uso del dispositivo y procesos de validación en relación a otras tecnologías. El producto que sale a través de Fonapi es un dispositivo que emite sonidos que son reconocidos como relieves en el braille, por lo tanto, puede escribir en braille e identificar los sonidos de cuando hay un relieve o no, lo que puede almacenar en una memoria flash que es posible intercambiar o interactuar directamente con el computador o smartphone. Con este dispositivo un niño ciego puede tomar notas en clases, llegar a la casa y descargar sus notas o su profesor puede realizarle pruebas en tiempo real.

– ¿Utiliza la tradicional tablilla y el papel especial que se usa para escribir en braille?

– No, sigue manteniendo la codificación del braille, pero no necesita la regleta, en este caso es el sonido lo que va indicando la posición de los relieves, por lo tanto, es mucho más sencillo su uso, es portátil o de bolsillo y al conectarse a un PC puede escribirse en braille y hacer una presentación con lectura estándar.

– ¿Qué financiamientos han tenido?

– Este proyecto fue financiado con un fondo del Senadis, a través de Fonapi 2017, cuyo monto fue cercano a los $20 millones y a través de Brain Chile UC ($7 millones) y Colaf Alto Impacto ($10 millones) que es de Corfo, donde logramos avanzar en los prototipos con dispositivos inalámbricos, con sintetizador de voz. Luego cuando entramos al proceso de validación conSenadis nos percatamos que el producto debía ser comprimido desde el punto de vista de la ergonomía, lo que, además, permitió mejorar desde el punto de vista del ensamblaje y pasar a una fase ya más rápida de producción.

– ¿Cuál es el costo actual?

– El costo que estimamos está entre los $30 mil y los $60 mil, lo que dependería de las tecnologías que incluya, porque este sistema deletrea, es el celular o el PC el que lee las notas, pero también se le puede agregar un sintetizador de voz que eleva su costo, pero desde el puntos de vista del usuario debiera ser útil usarlo con el celular o el PC, porque no necesita software, se conecta a cualquiera de los dos y sólo hay que escribir.

– ¿Desarrollarán una versión más comercial del dispositivo?

– Así es, la empresa Noteikin Spa, viendo el desarrollo de varias versiones, porque cada tipo de usuario pide distintas versiones. Esto, además, está con patente internacional y está en trámite para su protección en Chile, EE.UU. y Europa.

Etiquetas