Economía y Negocios

La innovadora “comida rápida gourmet” que ofrece Chef al Vacío en Concepción

Comida fresca, como hecha en casa, y en solo 8 minutos es lo que este innovador proyecto promete a sus clientes.

Por: César Herrera | 01 de Octubre 2018
Fotografía: Gentileza Chef al Vacío

Un grupo de amigos, profesionales de diversas áreas como la bioingeniería, odontología y la ingeniería comercial, se unieron para emprender un prometedor proyecto gastronómico que busca irrumpir en la comida rápida y gourmet del Gran Concepción.

Se trata de Chef al Vacío, ubicado en calle Freire esquina Janequeo, el cual promete deleitar a los paladares más exigentes de la zona con una técnica poco vista en el país, la cual fue alcanzada tras un año de investigación y meses de testeo de productos.

“Primero vimos el tema de los congelados. Luego averiguamos sobre sellado al vacío. Hoy, seguimos investigando para entregar lo mejor a nuestros clientes. Esto es un boom en Europa”, comentó Diego Ordóñez, uno de los socios que lidera el proyecto.

Diego Ordóñez, Rolando Danyau y Sebastián Villouta, socios fundadores de Chef al Vacío.

Tecnología a la cocina

La innovadora iniciativa ofrece a los comensales la oportunidad de degustar productos de alta calidad en tan solo ocho minutos, dado que cada preparación se ejecuta con lo más reciente de tecnología gastronómica.

Según indicó Jasón Danyau, los chef reúnen ingredientes frescos, de primera selección, para luego cocinarlos una vez sellados al vacío en envases certificados por la FDA, libres de BPA. “Las bolsas que nosotros utilizamos tienen certificación para uso gastronómico”, añadió el socio de Chef al Vacío.

Con la tecnología que traemos, podemos ver y calcular el tiempo de exposición y temperatura de cada preparación. Esto me permite, por ejemplo, dejar la carne tres cuartos o en su punto”, aseveró Ordóñez.

Tras ello, las preparaciones experimentan un proceso de “ultracongelado”, el cual logra que cada plato llegue a la mesa con los sabores frescos, como recién salido de la cocina. “Toda esto hace que el producto se mantenga de forma óptima”, señaló el dentista de 29 años. “Es una comida rápida casera y gourmet”, agregó.

De esta manera, continuó, “al no existir oxígeno dentro de la preparación del producto, las bacterias que se encargan de descomponer el alimento quedan detenidas, ya que sin oxigeno ellas no pueden trabajar”. A esto se suma que gracias al sellado, cada plato conserva todos los nutrientes y sus jugos.

Menú

Sebastián Villouta comentó que entre los platos más pedidos se encuentran el pollo a la mostaza, filete de salmón y el lomo de cerdo relleno con ciruelas hidratadas en coñac. Éste último con un leve toque de queso azul.

“Cuando el cliente ingresa, la preparación se regenera en ocho minutos y se emplata”, detalló el emprendedor.

Asimismo, Ordóñez hace hincapié en que los clientes pueden pedir cualquier preparación del menú para llevar, la cual, al igual que en el restaurant, deben sumergir en agua caliente por ocho minutos para que esté lista. “La comida puede estar guardada cuatro meses en el congelador doméstico”, añadió.

“La idea es que la gente se atreva, pierda el miedo y conozca que nuestros productos no tienen ese sabor a comida congelada”, enfatizó el emprendedor.

En el futuro, los miembros de Chef al Vacío esperan llevar el proyecto a otras ciudades. “Primero queremos instalar el concepto, que la gente pierda el miedo de probar comida congelada”. A su vez, está entre sus planes ofrecer postres y sopas bajo la misma tecnología.

Chef al Vacío cumplirá un mes abierto al público y atiende de lunes a viernes entre las 12:00 y las 20:00 horas. Los sábados y domingos entre las 12:00 y las 16:00 horas.

Etiquetas