Economía y Negocios

Sepa qué preguntan hoy las empresas en una entrevista laboral

Algunas preguntas son ineludibles y es bueno preparar respuestas ante estas consultas tipo, y a su vez cuidar los aspectos que dependen exclusivamente del postulante.

Por: Javier Ochoa | 02 de Septiembre 2018
Fotografía: Wiki (cc)

Presentarse a una entrevista laboral puede ser el momento clave de la vida de cualquier persona que busque una fuente de trabajo o mejores expectativas para planificar su vida futura.

Por eso es tan importante saber cómo enfrentar un proceso de reclutamiento laboral.
Para Ricardo Suárez, Executive Manager de Genes, “la posibilidad de conseguir una vacante inicia desde la construcción del CV. Frente a ello hay que ser muy cuidadoso con la información que se incluye, y se omite. Debe ser breve e incluir las palabras claves asociadas a la disciplina del profesional, que respondan a los requerimientos de la vacante, y que destaquen los logros del candidato”

Una vez superada esa primera etapa, la revisión del CV, se debe preparar el momento que realmente podrá materializar una oportunidad profesional: la entrevista. Si bien existen múltiples preguntas de acuerdo al perfil profesional, la información de la vacante puede darle luces de lo que le van a preguntar, además de las consultas genéricas que normalmente se hacen.

Y a pesar de no existir un manual de preguntas, existen acercamientos generales que le permiten a los Headhunters relacionar al candidato con la vacante:

¿Por qué saliste de tu última empresa? El reclutador buscará conocer la motivación del candidato: por temas económicos, inestabilidad laboral o por crecimiento profesional. También buscará observar la forma en la que se responde. Es común bajar la cabeza, lo que comunica que su salida fue negativa y aún no se ha resuelto. Entrene para no dar un mensaje equivocado. El Headhunter puede pensar que fue por resultados, o por mal relacionamiento con sus anteriores jefes, por ejemplo. Evite respuestas comunes como “Por una reestructuración”. Si esa fue la razón real, explique en detalle y con datos.

¿Cuál es tu nivel de inglés? El error de muchos candidatos es pensar que el headhunter solo va a preguntar su nivel y no va a comprobarlo, por eso muchos mienten y después, cuando son puestos aprueba, se conoce la verdad dejando al candidato en una posición poco honesta.

¿Qué esperas de una empresa para formar parte de ella? Muchos candidatos responden con su deseo de aportar a la empresa. Si basa su respuesta en eso podría parecer falso, razón por lo cual lo más recomendable es decir la verdad.

¿Cuál es su expectativa salarial? Muchos candidatos piensan que ésta es su oportunidad de pedir más. Sin embargo, pedir más, o menos, es un error que puede sacarlo del proceso. Los Headhunters conocen a profundidad el mercado y saben los rangos de salarios que se anejan de acuerdo a cada tipo de posición. Una buena respuesta podría ser dar rango salarial con un mínimo y un máximo esperado. Existen plataformas como Show Me The Money que le pueden indicar a un candidato cuánto deberían pagarle de acuerdo a su perfil e industria.

¿Estaría dispuesto a trasladarse a otro país si es necesario? Si no lo está, sea sincero y evítese problemas en el futuro. Si un Headhunter le pregunta esto es porque existe la posibilidad de que la compañía lo invite a tomar desafíos, abriendo nuevos mercados o desempeñando funciones dentro de otras localizaciones.

Para la docente de Ingeniería en Administración de Recursos Humanos (V) de Duoc UC sede Concepción, Andrea Grandón, las entrevistas de trabajo deben planificarse con tiempo con el fin de conocer lo que más se pueda a los posibles candidatos, es por este mismo motivo que se deben tener muy clara las preguntas que se realizan en este proceso. “Antes de comenzar con la entrevista es necesario conversar con el entrevistado y tratar de tranquilizarlo un poco, pues los nervios o ansiedad les pueden jugar en contra”.

Las preguntas que a su parecer son relevantes y no pueden faltar en una entrevista de trabajo son:

Me puedes resumir tu experiencia profesional o laboral. (Comparar con CV). Hábleme de usted. ¿En qué consistía su último empleo?; ¿Por qué considera que es un buen candidato para el puesto?; ¿Cuáles considera usted que son sus fortalezas y debilidades?; ¿Cuáles son sus expectativas en nuestra empresa?; ¿Por qué quiere trabajar para nosotros? y Hábleme de su antiguo jefe.

Por su parte, el académico de la Facultad de Psicología de la USS, Johnathan Duarte, sostuvo que la persona que se enfrenta a esta situación debe contar con algunas fortalezas para desenvolverse exitosamente. Éstas se dan básicamente en dos líneas: la primera considera los aspectos que dependen del postulante: presentación personal (escoger el mejor atuendo según el tipo de empleo al que se postule); prestancia y seguridad en sí mismo; preparación de la entrevista (en términos de elaborar algunas respuestas a preguntas tipo y conocer a la organización a la que se postula); mostrar interés y entusiasmo (participación activa en la entrevista, por medio de lenguaje corporal y formulación de preguntas).

La segunda, acerca de lo que se evalúa en la b: averiguar quién la realizará (una empresa externa, un headhunter o un entrevistador corporativo); investigar a qué tipo de entrevista se verá enfrentado (tradicional, por competencias, tipo assesment, etc.); finalmente, considerar que la elección del candidato no pasa necesariamente por la calidad de la persona, sino más bien por la adecuación de sus características al perfil del cargo que se busca completar, por tanto, el control sobre esta variable es relativamente bajo.

Etiquetas