Cultura y Espectáculos

El supersónico debut de Noel Gallagher en Concepción

El inglés se paseó por gran parte de su último álbum “Who built the moon?” además de algunos de sus temas más conocidos de su faceta solista. Un repertorio donde los clásicos de Oasis, su ex banda, no estuvieron ausentes.

Por: Mauricio Maldonado | 01 de Noviembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

La tarde del martes fue una jornada surrealista para los amantes de la música en Concepción y sus alrededores. Si bien la ciudad ha sido testigo de grandes conciertos e invitados internacionales de alto calibre y de variados estilos, lo de Noel Gallagher fue de otro nivel.

El inglés derrochó talento y expertise de comienzo a fin, en un show que desde que se anunció a comienzos de septiembre, generó grandes expectativas, las cuales se cumplieron con creces en casi dos horas de impecable repertorio.

Pero hay que ir por parte. A eso de las 20:15 horas se subió al escenario del Gimnasio Municipal penquista la banda López, proyecto de los hermanos Álvaro y Gonzalo López, junto a Jorge Chehade (guitarra) y Eduardo Quiroz (batería). Una previa a Gallagher, ciertamente, tibia y caracterizada por lo malo del sonido, el que a ratos saturaba el ambiente y hacía inaudible las canciones. El tema “Concepción”, de Jorge González, marcó el final de la presentación de los ex Bunkers, la cual alcanzó los 60 minutos y un aplauso cerrado de quienes de a poco llegaban al reducto de avenida Collao.

Isidoro Valenzuela M.

Tal como estaba programado, puntual a las 21:30 horas, el ex Oasis abrió su esperado show con la estridente “Fort Knox”, misma que también abre el álbum “Who built the moon?”, su última placa de estudio y la cual ha sido el pretexto ideal para recorrer distintas partes del mundo.

Luego, y con un sonido evidentemente mejor al número de apertura, vendrían “Holy Mountain”, “Keep on Reaching” y “I’ts a Beautiful World”, igual parte medular del LP liberado a fines del año pasado.

Tras un aplaudido “Hola Concepción”, fue el turno de “In the Heat of the Moment”, single de su álbum “Chasing Yesterday” (2015) y “Dream On” de su álbum debut homónimo del 2011. Con un público extasiado a esas alturas del show, el inglés regaló a los asistentes la primera canción de Oasis de la noche. “Little by Little” fue coreada a todo pulmón por los cerca de 4 mil asistentes, que luego igual siguieron con sus voces “If Love is the Law”.

Entre el pasado y el presente

Después, se vivió el gran momento de intimidad de la noche, cuando Gallagher, provisto sólo de una guitarra acústica y acompañado de su tecladista Micke Rowe, interpretó “Dead in the Water” (tema que cierra el álbum “Who built the moon?”) y “Supersonic”, clásico del primer LP de Oasis y que originalmente no estaba incluida dentro del set list planeado para nuestra ciudad. Brillante improvisación.

Isidoro Valenzuela M.

De vuelta en escena con banda completa, el también compositor se despachó “Careful what you Wish for”, “She Taught me how to fly”, la popular “Whatever” y “Half the World Away”. Luego, lo que muchos fanáticos estaban esperando, la magistral y archi conocida “Wonderwall”. La canción “What a Life!” bajó el telón de la parte del concierto.

Tras los vítores del público y con sus diez músicos en pleno -incluido sus tres coristas y una sección de vientos-, el guitarrista interpretó “The Right Stuff”, “Go Let it Out” y “Don’t Look Back in Anger”, himno de toda una generación noventera y amantes del Britpop, coreada de arriba hacia abajo dentro de la llamada “Tortuga Chica”.

Para terminar en alto, y sin bajar los brazos, el cerebro tras los extintos Oasis tocó el clásico de The Beatles “All you Need is Love”. Un cierre ideal, en que el inglés agradeció el haber pasado por la capital del Bío Bío junto a su sólida banda, un regalo para los oídos de los asistentes, que quedará grabado en sus memorias melómanas para siempre y que sin duda se inscribe como “EL” show internacional de este 2018. Ojalá que el 2019 sorprenda con números similares.

Etiquetas