Cultura y Espectáculos

Una mirada a la actual escena del blues en la Región del Bío Bío

En Concepción se celebrará esta fecha, que conmemora estas melodías nacidas en comunidades afroamericanas y que se extendieron por todos el mundo, y Chile no es la excepción. Aquí, una revisión de cómo es el panorama hoy en la Región, en las voces de sus mismos protagonistas.

Por: Ángel Rogel - Mauricio Maldonado | 05 de Agosto 2018
Fotografía: Andrés Oreña P.

En una entrevista radial, hace dos años, cuando la popular Yein Fonda se aprestaba a celebrar 20 años de actividad, el vocalista y líder de Los Tres, Álvaro Henríquez, dijo que “las cuecas de don Robert (Parra), sobre un condenado a muerte, es como escuchar un blues de Charley Patton”.

La frase de no deja ser, al menos llamativa, a la hora de hablar del blues en Chile, más allá de que la intención de Henríquez no haya sido esa.

Sandra Alarcón, música que cultiva por igual los sonidos del blues y la música campesina (entre otros muchos estilos), entrevistada para esta nota, contó “que el blues llegó a mí, no de forma premeditada. Sólo empecé a hacerlo y con el tiempo me di que influían cosas como la música campesina, cuando aprendí con cantoras en trillas o casamientos junto a mi mamá. Creo que lo del blues viene de por ahí”.

Alarcón, quien ejecuta canciones de blues con guitarra traspuesta, agregó que “he llegado a pensar que hay una unidad mundial de los saberes campesinos que van a derivar en manifestaciones como la espiritualidad, y el blues es una música muy espiritual”.

SANDRA ALARCÓN es una de las voces destacadas de Concepción. Pronto editará el vinilo “Sur y Bar”.

Y, quizás ahí está la importancia de un estilo musical que, pese a no ser masivo, tiene muchos cultores en Chile, desde bandas muy conocidas como El Cruce o los valdivianos de La Rata Bluesera, hasta artistas más populares como Mauricio Redolés (“Este blues ha nacido en una calle de Santiago, si no es de Luisiana que querís que yo le haga”).

El blues está Punta Arenas, donde As de Oros llamó a unos de sus disco “Bluescifer”; en Coyhaique donde “Los Perros Bluseros” animaron todas las noches del extinto bar “Entre Ríos”; en Osorno donde Pedro Peter grabó su primer video con la canción “Juan Perdedor”; y así como en las calles de Concepción se puede escuchar a Alberto Bravo de La Blusa, no es extraño encontrarse con Vladimir “A la Vena” en las calles de Villa Alemana, ejecutando su guitarra slide.

El blues está en todas partes y, mañana una de las expresiones musicales más auténticas tendrá su día. Como todos los años desde 2011, el 6 de agosto se celebra el Día Internacional del Blues, y es así como un grupo de cultores del estilo se darán cita en el Punto Cultura Federico Ramírez de la municipalidad de Concepción, a partir de las 15 horas, para dar a conocer su trabajo. Y no habrá solo músicos de Concepción, pues también participarán intérpretes provenientes de Laja, Chillán y Lota.

Peso histórico

“El blues tiene y va a tener siempre la importancia que el propio estilo se ha ganado históricamente. En Concepción, tenemos cierta visibilidad, a propósito del festival del día internacional del blues, pero ha estado siempre ahí”, comentó Sandra Alarcón, uno de las impulsoras de esta nueva edición.

Pese a que el estilo surgió a comienzos del siglo XX, en comunidades afroamericanas de Estados Unidos, el día mundial no se instauró hace mucho. Aunque cuesta encontrar información respecto de por qué se conmemora esta música, el antecedente estaría en un concierto del guitarrista Johnny Childs, quien en agosto de 2011, convocó a cerca 15 mil personas declarando el Día Internacional del Blues. Así de simple.

En la zona, agrupaciones y solistas como Tomás y el Viejo Loco, La Blusa, Piel de Lobbo o Lucho Astudillo, cultivan el estilo hace años y algunos de ellos se podrán escuchar en el espacio de la municipalidad penquista.

“En lo personal, el blues es un latido, una forma de expresión muy intensa, que te puede hacer pasar por varios estados de ánimo. Te permite improvisar, volar, dejarte llevar por la emoción del momento y del público. Actualmente, en Chile hay hartos y muy buenos exponentes del blues, por lo mismo es que están creciendo los espacios para interpretarlo en vivo y eso es muy bueno, porque el blues es un género que traspasa generaciones”, comentó Roxana Pardo, líder y vocalista del proyecto Roxen Blues, uno de los que estará presente en la jornada de mañana.

ROXEN BLUES una de las mujeres que estará presente en la jornada de mañana. Vendrá desde Laja a mostrar su propuesta.

Radicada en Laja, Roxana contó que “conocí el amor por el blues cuando entré a estudiar a la Universidad de Concepción y escuché Led Zeppelin, me voló la cabeza, hasta el día de hoy. Luego vino Janis y Etta James, a través de estas influencias llegué a la raíz y sentí que era la música donde más cómoda me sentía”.

“Definiría lo que hago como un blues tribal por la búsqueda hacia la conexión con el público (…). Si bien nuestra base es el blues más setentero, hay canciones rock, pop y baladas, con letras en español, inglés y mapudungún. Las letras tienen que ver con la independencia que todos buscamos, en especial las mujeres”, agregó.

Otra banda que será parte de la jornada de mañana es El Sindicato del Blues. Su guitarrista, Rodrigo Aguilera, comentó que “estamos enfocados en rescatar el blues más clásico, del Delta del Misisipi, el blues eléctrico de los años cincuenta. Ese blues de formación clásica que todos conocen, que es la guitarra, bajo, batería y armónica. Tenemos temas propios, empezamos a tocar el 2014, pero nuestro show se basa, fundamentalmente, en los temas de los grandes compositores del estilo”.

EL SINDICATO DEL BLUES una de las agrupaciones con formación clásica del estilo. Estarán presentes en la celebración del Día Mundial, este lunes 6 de agosto.

La escena de blues

Consultado por su opinión de la escena del blues en la zona, Aguilera dijo que “hay más exponentes de los que la gente cree. De hecho, la misma convocatoria de la celebración de este año, hay muchas bandas que el año pasado no estuvieron y muchas otras quedaron afuera. Hay una escena grande, más profesional y muy amplia, comandada por gente que se dedica a la música. Aparte de ser abundante, es muy variada, pues no hay un solo estilo de blues definido o imperante, hay blues rock, clásico, en español, blues penquista o blues porteño, entre otras tendencias”.

Lucho Astudillo, uno de los nombres referentes al momento de abordar este tema en Concepción, comentó que “estamos en un súper buen momento. Hace algunos años no había muchos referentes de blues local. Cuando era chico no había donde escuchar o tocar blues, y ahora estamos celebrando el día mundial. Hay una comunidad y esto se hace por tercer año consecutivo con apoyo municipal”.

LUCHO ASTUDILLO, uno de los músicos con más trayectoria de la escena. Así los demostró en la última versión de REC este año.

Agregó que, entre los convocados, hay muy buenos instrumentistas “como Tomás Rebolledo o Pablo Fierro, que destacan por su calidad en la armónica. Es una escena que está creciendo y súper aperradora (…). Sandra Alarcón, por ejemplo, ha sido la líder natural de la convocatoria para estas celebraciones”.

Pero también hay opiniones diferentes respecto a la escena. Alberto Bravo, voz y guitarra de La Blusa, manifestó que “la encuentro muy chica, no hay mucha difusión. Además, me da la idea que los propios bluseros no tienen una idea muy clara de qué es realmente el blues, pero a nivel nacional sí hay grupos que saben lo que es blusear. Hay demasiada gente que dice tocar blues, pero no lo hacen. Creen que por saber la escala pentatónica ya están tocándolo y no es así. Encuentro que está muy primitiva y poco clara la idea de lo es esta música. Falta que escuchen más blues para que sepan lo que es”.

Un pájaro de dos alas

Ignacio González, es uno de los grandes exponentes del jazz en Concepción, pero tiene una versión bastante particular del momento del blues en la zona.

“El blues y el jazz son un pájaro de dos alas. Ahora, hay un grupo de bluseros que tocan solo blues… Pero hay mucha gente que toca jazz que comparte y se juntan habitualmente a tocar música con bluseros (…). Son estilos muy hermanos. De hecho, en el último concierto de Big Band, lo dedicamos exclusivamente al blues”.

Sandra Alarcón, que está pronto a editar un disco con el apoyo del Fondo de la Música y Casa de Salud, cree que el buen momento del estilo “va de la mano con el buen momento de la música en Concepción. Ahora hay una fuga, como vitrina, pero se viene gestando desde hace muchos años”. El de mañana será un día para descubrir aquello.

Etiquetas