Cultura y Espectáculos

Sellos discográficos penquistas: el apoyo necesario y clave para dar el salto a la profesionalización musical

Con la reciente aparición de Pulular en el ambiente sonoro local, se confirma y reafirma que si bien hay mucha música local surgiendo, pese a lo prolífico y a la buena calidad melódica, ello debe ir de la mano de una propuesta sólida en otros términos, como lo gráfico y lo técnico. Es ahí donde las casas discográficas se transforman en un factor fundamental.

Por: Mauricio Maldonado | 03 de Junio 2018
Fotografía: Andrés Oreña P.

Originado por la necesidad de profesionalizar el prolífico y creciente movimiento musical de la zona, Sello Pulular inició sus actividades a fines de abril pasado, un camino que partió con el pie derecho respaldando el trabajo de las bandas Adolescentes Sin Edad y Cantáreman. “En nuestra ciudad lo que más hay son proyectos musicales, lo cual puede sonar atractivo, pero en su forma es incompleto, si se piensa establecer a Concepción como un verdadero polo musical en Chile”, comentó Jorge Meza, periodista, comunicador audiovisual y una de las cabezas de este proyecto.

Un trabajo que se suma a otros de su tipo que existen a nivel regional, y que contribuyen a que quienes buscan dar ese siguiente paso puedan darlo con todo el apoyo necesario.

Sello Popular (Foto: Gentileza Bárbara Villarroel)

De Pupular, Meza agregó que “como sello, nuestra labor es visibilizar la música que se hace en otras latitudes. Esto se hace a través de redes de trabajo, promoción digital, realización de giras y planificación de proyectos que impliquen cierto orden en los flujos de trabajo”.

En términos sencillos, lo que realiza un sello discográfico es el trabajo que está más allá de lo netamente artístico. Se encarga de la distribución del material de las bandas o solistas, sus giras y otras cosas relacionadas a su proyecto musical.

Para Felipe Lorca, bajista de la banda Inarbolece y la otra mitad de Pulular, contar con el apoyo de un sello “consolida el profesionalismo, el desarrollo del artista y su proyección. Ya que hay un equipo de trabajo que planifica y actúa en virtud del proyecto, ‘pululamos’ todos comprendiendo un crecimiento colectivo. Lo anterior, comprendiendo que hoy en día un músico debe dedicarse a más de una labor, trabajando ya sea en la producción de eventos, en la comunicación de la banda o las negociaciones de ésta. Con un sello discográfico que te respalde no hay necesidad de preocuparse, pues hay profesionales a cargo”.

Más allá de que por el momento tienen dos nombres en su agenda, Pulular no cierra sus puertas a los distintos grupos o artistas de la zona, ya que no cuenta con una línea curatorial musical determinada. “No se define por un estilo puntual. Es más, nosotros como sello apuntamos a una diversidad sonora que dé cuenta del panorama musical de nuestra región. Así mismo, nos han llegado varias propuestas de bandas de la zona, las cuales revisamos con calma, en base a su música, propuesta escénica, convocatoria y profesionalismo a la hora de trabajar”, apuntó.

Otras experiencias

Con más trayectoria, Beast Discos partió sus actividades hace casi 12 años en Concepción -en la actualidad opera desde la capital- de la mano del músico Gustavo Bustos, quien junto a otros músicos lo único que deseaban era tocar y materializar de manera física sus propuestas. Un trabajo arduo y constante, materializándose en apoyo financiero el 2011.

“La necesidad era editar discos y comenzar armar shows por Concepción. Después el 2011 fue clave, nos ganamos por primera vez un fondo para desarrollar el catálogo y conocimos a Fármacos, Mantarraya y Niño Cohete. Eso nos dio el impulso y aprendizaje para crecer y ser uno de los sellos más importantes de Chile, le debemos mucho a los músicos, gracias a ellos hemos tenido la oportunidad de mostrar un catálogo atractivo y viajar por varios países de gira y ferias”, detalló Bustos.

(Foto: Gentileza Gustavo Bustos)

Con un catálogo marcado por el rock y el pop -en la actualidad trabajan con 25 bandas, destacando We Are The Grand, Lucybell, Colombina Parra, Yorka, Miss Garrison, Portugal, Los Santos Dumont y Casanova-, han armado esta lista de grupos guiados más que nada por la performance y puesta en escena, así como también por su instinto.

En palabras del director del sello, “nos interesa mucho cómo tocan en vivo, que sean trabajadores y únicos en su estilo, atractivos para un mercado bien competitivo. Nos dejamos llevar mucho por nuestro instinto y curatoría musical”.

Para Bustos, el contar con el apoyo o desarrollar un trabajo musical de la mano de un sello ayuda a desarrollar de mejor manera lo que un artista o banda quiere expresar artísticamente hablando. “Ya no están solas trabajando, están con un equipo que sabe cómo funciona la industria de la música, que te ayuda en el área de distribución digital, física, booking, management y crear estrategias para que el proyecto funcione a corto y largo plazo”.

Daniel Gómez, dueño de la Bodeguita de Nicanor, creó el 2016 el sello Artefacto. “Somos como una especie de editorial, la cual toma a una banda en particular, la graba, edita sus discos y material, la difunden y suben ese material en la mayor cantidad posible de plataformas digitales. Editamos el material de forma profesional, tanto gráfica como sonoramente. A veces a las bandas le falta eso, sus materiales son muy buenos, pero en cuanto al sonido y su propuesta visual son pobres. En base a eso trabajamos y tratamos de llevarlo al siguiente nivel”.

Para Gómez, todo empezó con armar un estudio de grabación que diera buenos resultados, sacando productos musicales competitivos.

Sello Artefacto.

Señaló que una vez alcanzado este objetivo, “decidimos apoyar a bandas para tratar de impulsarlas y alcanzar sus objetivos. Llevamos poco tiempo, pero nos hemos metido bien en el circuito local y nacional, y también me ha permitido viajar al extranjero difundiendo a nuestros artistas”.

Siendo honestos con su propuesta, Artefacto concentra sus fuerzas en la actualidad su labor en tres bandas, Los Insolentes, Vibración Eleva y Pegotes.

“No podemos ayudar a mil bandas, muchas veces los sellos tienen 20 grupos y están concentrados más que todo en una. Siento que cuando triunfe uno de nuestros grupos, como pensamos que debe suceder en algún momento, ese mismo proyecto nos ayudará a poder levantar a los demás con los que estamos relacionados”, enfatizó la cabeza de Artefacto.

Respecto a las proyecciones para el resto del 2018, Gómez detalló que “con nuestra capacidad, y logrando las metas con nuestras bandas, vamos a sumar a otros grupos, que es lo más probable que suceda. Lo que ocurrió con Pegotes y la reedición de su álbum “XXI” fue algo increíble. Ellos no tenían una grabación profesional, por lo que al concretarlo de esta forma, pasaron a otro nivel y permitió que continuara su vigencia hasta ahora e incluso con más fuerza. Algo similar ocurrió con Vibración Eleva al sacar su álbum en formato vinilo. Esperamos este año seguir por esta senda”.

Etiquetas