Cultura y Espectáculos

¿REC 2019? Una de las interrogantes que plantea el cambio de Gobierno

Por: Ángel Rogel | 11 de Marzo 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

El gran foco de las dudas es la forma en cómo se han ejecutado los recursos. No obstante, hay consenso en que se trata de un evento que debería ser fortalecido y tener continuidad.

El pasado 3 y 4 de marzo se realizó la cuarta versión de Rock en Concepción (REC), el festival de música gratuito más grande del país. La actividad, al igual que en sus anteriores versiones, fue un éxito de convocatoria y, entre otras cosas, también se destacó la apertura a otros estilos musicales.

No obstante, con el cambio de Gobierno hay dudas sobre su continuidad. La iniciativa surgió con la administración del intendente Rodrigo Díaz, y contó con el apoyo de la municipalidad de Concepción, empresas privadas y, particularmente, del Sernatur. De hecho, el servicio que encabeza Paola Núñez fue el que ofició de vocero en las últimas versiones, sobre todo, a la hora de responder críticas.

Es por lo último que las dudas de la continuidad se acentúan. Consultado, el intendente designado, Jorge Ulloa, dijo que “no puedo opinar porque no conozco en profundidad (el  proyecto). Sin embargo, una vez que ya esté instalado en el cargo y tome conocimiento de la situación podría dar una opinión más fundada. Lo que está claro es que de alguna forma, esta actividad tiene un sello, y creo que es razonable pensar que ese sello se debiera mantener. Si hay que hacer correcciones, habrá que realizarlas”.

Agregó que “a simple vista parece una actividad que concita la atención de mucha gente, por tanto, mi sensación es que no veo hasta aquí una razón para decir que no se haga”.

Al interior de Chile Vamos hay quienes manifiestan cuestionamientos en la forma cómo se han distribuido los recursos. El diputado electo de la UDI, Sergio Bobadilla, por ejemplo, estima que en sus cuatro versiones el festival ha gastado $3 mil millones y cree que es necesario que la administración de Díaz transparente en qué se ha invertido ese dinero, pues en su opinión ello no ha ocurrido.

Para el parlamentario gremialista debe existir claridad sobre la utilización de los fondos, para tomar una decisión en torno al festival.

La visión de los cores

Pero no es el único que dispara contra la organización. El consejero regional (core) de la UDI, Luis Santibáñez, es categórico: “Estoy de acuerdo que continúe, pero no designando a dedo a la productora ni a los agentes intermediarios que lucran con el evento, y ello incluye a los amigos buena onda de las autoridades de turno”.

Consultado por la certeza de sus comentarios, dijo que había que preguntarse si existía un proceso de licitación a través del portal de Mercado Público “y yo no lo conozco”.

Agregó que el “Sernatur se ha llevado el peso de la gestión y ha elegido discrecionalmente, tanto a la productora, que es de Santiago (Evolución), como a la empresa de sonido (Sono) y otros actores locales y nacionales (mencionó a Periodistas Asociados y el productor Germán Estrada) que cobran por hacer el REC (…). Quiero ser claro, yo no imputo a nadie delito o que ‘se estén llevando la plata para la casa’, lo que sí digo es que casualmente se trata de personas cercanas a la administración anterior (la de Rodrigo Díaz) y sería bueno que se oxigenara este tema, y que se lo adjudique el que presente la mejor propuesta”.

La iniciativa también tiene adherentes dentro de la UDI, como el core Emilio Armstrong, quien si bien dejará su cargo, es probable que asuma alguna función en el futuro gabinete regional.

La core del PPD y, hasta ahora, presidenta de la comisión de Desarrollo Social, Alicia Yáñez, recordó que la idea original del REC era concretar un proyecto de alto impacto cultural y ese objetivo no sólo se logró, sino también se convirtió en un polo turístico y de desarrollo regional. Dijo que, si bien habrá un cambio de timón, hay cores que creen en el crecimiento de la cultura. “Hay que fortalecerlo y potenciarlo. Sería interesante que pudiera ser un Lollapalooza regional, hay que pensar en grande”, sostuvo.

Comentó que lo importante es que siga siendo gratuito, y para ello se debe realizar un plan de gestión. “Hay que hacer una alianza estratégica con empresas que tengan una visión de región y compromiso social. Sé que es difícil, pero lo hemos logrado”, aportó Yáñez.

La distribución de los recursos nunca ha estado muy claro y, de hecho, al momento de consultar a los cores que aprobaron recursos, las cifras varían.

Se calcula que para la primera versión se gastaron $220 millones. A partir de 2016 se produce un importante incremento. En su segunda edición el evento se desarrolló en dos días y su parrilla consideró números internacionales, en esa ocasión, los mexicanos de Molotov.

Según una declaración pública del Sernatur, del año 2016, el producto REC implicaba un gasto de $800 millones y sólo $290 millones eran invertidos en el evento de dos días. La cifra mayor era consideraba para los festivales de 2016 y 2017; para sus side shows en vivo en las provincias de Arauco, Bío Bío y Ñuble; y la promoción respectiva.

Para 2018, según información encontrada en la página web del Gore Bío Bío, se contemplan $1.397 millones. A través del ítem “Transferencia de fortalecimiento del rock como productor turístico regional”, el Consejo aprobó $567 millones 760 mil, que se sumaron a otros $829 millones 310 mil, con que ya contaba la organización. El total de los recursos, dice la información, deben ser ejecutados hasta noviembre de este año, y considera gastos en la parrilla artística nacional e internacional, aumentar del show infantil (este año hubo un número por jornada), ejecutar la ruta de los murales, realizar un evento masivo de lanzamiento (se hizo en el pub Malabar) y mejorar la transmisión streaming.

Entre los consejeros regionales, que asumirán esta mañana, las opiniones son variadas.

Así por ejemplo, el representante de Igualdad, Javier Sandoval, dijo escuetamente que “lo definiremos en forma consultiva con las organizaciones y actores del mundo cultural”.

Leocán Portus (PPD) fue más claro. “El REC tiene que seguir y, a lo mejor, potenciarse aún más. Ahora la forma en cómo mejorar la distribución de los fondos, o cómo le damos mayor protagonismo a nuestras bandas locales, claramente, hay que revisarlo. La esencia tiene que continuar”.

Prioridades

En tanto, el militante de la UDI, Jaime Vásquez, quien ya fue consejero y fue parte de la instancia cuando se votaron favorablemente los primeros recursos para el festival, puso una cuota de incertidumbre.

“Hay que evaluar si está dentro de las líneas prioritarias de nuestra Región. Es un tema que en este minuto no está resuelto y tenemos que reunirnos con el intendente una vez que asuma, pues hay que recordar que es el Ejecutivo quien acciona las iniciativas”, sostuvo.

Dijo que, en lo personal, no ha profundizado en el tema, y descartó que la derecha no tenga afinidad con iniciativas culturales. Sobre los cuestionamientos del diputado electo Bobadilla, comentó que “ya estando en el Consejo tendremos la facultad fiscalizadora para solicitar los antecedentes respectivos, en caso de tener dudas”.

Etiquetas