Política

Piden un pronunciamiento del Presidente Piñera por tercer dique de Asmar

Por: Ángel Rogel | 04 de Mayo 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Parlamentarios y trabajadores desestimaron que decisión se relacione con política de ahorro fiscal. Esperan que Congreso debata en torno al tema.

“El tercer dique de Asmar es decisión presidencial, no naval”, rezaba el gran lienzo que un grupo de trabajadores del astillero y cercanos al senador, Alejandro Navarro, desplegaron ayer en el frontis de la catedral de Concepción, dando cuenta del descontento que originó la noticia entregada por la Armada el miércoles: “la prioridad en este momento la lleva la construcción naval”.

En el día después de la definición dada a conocer por el comandante en jefe de la Armada, almirante Julio Leiva, y ratificada por el ministro de Defensa, Alberto Espina; las críticas continuaron.

Y así como el diputado, Gastón Saavedra (PS), había hablado de una mala decisión, el senador Alejandro Navarro, apuntó a la necesidad de un pronunciamiento del Presidente Sebastián Piñera quien pese a estar en la zona, no hizo mención al tema.

“El Presidente facilitó, accedió u ordenó que esto fuera público. Una comunicación de esta envergadura, que es una bofetada para la Región, no puede haber sido sólo tomada por el comandante en jefe de la Armada”, comentó el congresista.

Pero las dudas en torno a la definición apuntarían a razones que no han sido explicitadas, como la política de ahorro fiscal con la cual el actual Gobierno ha paralizado algunas iniciativas.

“La proyección que ha hecho el ministro de Hacienda (Felipe Larraín) es que las expectativas están en el 2,9% y subiendo. O sea, Chile va a crecer. Tal como dijo el ex ministro (Jorge) Rodríguez Grossi, ‘la economía hubiera crecido, aunque hubiera ganado Navarro’”, manifestó el parlamentario, quien no descartó que la Armada haya recibido instrucciones de ajustar sus costos.

La voz de los trabajadores

El representante de los trabajadores de Asmar, Cristhian Lagos, desestimó esta opción, aunque también se aventuró con una hipótesis que ha sido conversada por los trabajadores.

“Se habla de que este proyecto es inviable. Y yo pregunto a las personas: ¿El Transantiago es viable? ¿Codelco es viable? Asmar nunca le ha pedido un peso al Estado. De hecho, estamos entregando entre 3 y 4 millones de dólares anuales de utilidades. La inversión más viable es tener el dique en la Región (…). Lo hemos conversado con el presidente del sindicato, Cristian Novas, y lo digo responsablemente, esta decisión pasa porque a la Armada no le interesa el dique, porque no es para ellos. La Ley Orgánica de Asmar dice que Asmar está hecho para atender buques de la Armada y terceros y son los últimos los que dan utilidades. Este dique es para los terceros”, comentó.

El diputado del Distrito 20, Félix González (PEV), comentó que está bien si la Armada quiere que Asmar se centre en sus necesidades, no obstante, el astillero “hace tiempo dejó de ser un servicio más de la Armada, es un proyecto de país, con mucho más potencial y es importante que la Armada también lo asimile y no le corte las alas.”

El diputado fue más allá e indicó que “ya es tiempo de dejar crecer a Asmar aún más y plantearse su autonomía como empresa estatal, como Enap, que no dependa de la Armada, que le siga prestando servicios lógicamente, pero que tenga un proyecto de crecimiento institucional propio, eso le hará muy bien a Talcahuano, a la Armada, a las y los trabajadores y el país se fortalecerá.”

En picada

Pero quizás el más polémico en sus dichos, fue Leonidas Romero (RN), quien a través de una declaración pública, dijo que en si el proyecto del Tercer Dique no es financiable “solicitaré al ministro Espina que disponga, que todos los oficiales jubilados que trabajan en Asmar y en otras dependencias de la Armada den un paso al costado a fin de eliminar el doble pago de millonarios sueldos, que además impiden dar tiraje a la chimenea y así también eliminar la grasa del estado”.

Agregó que si bien el dique “generaría entre 50 a 100 nuevos empleos, lo que podría parecer menor, lo importante es que además le entregaría estabilidad a los 2 mil 600 trabajadores directos y beneficiaria a casi 50 mil personas indirectas que conforman las familias de los trabajadores, contratistas y comerciantes del puerto y mi Región”.

Etiquetas