Editorial

Recuperación de las pesquerías, un desafío pendiente

Por: Editorial Diario Concepción | 08 de Febrero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Una de las más importantes fuentes generadoras de riqueza de nuestra región es la pesca, actúa en un considerable número de ámbitos económicos, en la industria pesquera, como insumo en  la industria gastronómica, asociada fuertemente al turismo y a la identidad de determinados territorios, que representa miles de puestos de trabajo, se caracteriza, por otra parte, por una producción de enorme variedad, cuyas atractivas condiciones organolépticas son favorablemente competitivas en el mercado internacional

Sin embargo, la pesca es un recurso bajo amenaza, cercana y grave, una situación que requiere de medidas apropiadas y tempranas, al considerar que el estado de las pesquerías chilenas es una de las bases del desarrollo del país y, actualmente, muchas de ellas son una constante preocupación, razón por la cual el trabajo ha habido numerosas iniciativas en los últimos años para su recuperación y  manejo sustentable.

Hace un par de semanas se realizó en el país un seminario con el tema “Recuperación de Pesquerías: Programas y Estrategias”, con el propósito de dar a conocer cómo han ido mejorando algunas pesquerías y qué acciones se requieren para conseguirlo. En ese evento participaron, entre otros, el Dr. Ray Hilborn, biólogo marino, autoridad internacional en conservación y manejo de recursos pesqueros, y profesor en la Universidad de Washington y del Dr. Aquiles Sepúlveda, doctor en ciencias pesqueras de la Universidad de Hamburgo y director del Instituto de Investigaciones Pesqueras, una institución articuladora entre la industria pesquera regional y las instituciones estatales, y universitarias involucradas en  la investigación de  esos recursos.

El mensaje de estas autoridades es esperanzador, frente al actual estado de cosas, con la sobre explotación y extracción ilegal  de biomasa marina, que han de ser controladas con eficacia, toda vez que de ocurrir, como se ha observado,  puede revertirse una situación cercana al punto crítico.

Efectivamente, los científicos aludidos demostraron  que existe una relación directa entre la disminución efectiva del esfuerzo de pesca y la recuperación de las pesquerías, presentando este tema como un factor crítico para la sustentabilidad, demostrable con casos similares de decenas de pesquerías de todos los océanos. La evidencia señala que las pesquerías pueden recuperarse, respetando las legislaciones que establecen limitaciones resultantes  en una disminuida presión sobre la captura.

Se presentaron casos internacionales de pesquerías sobreexplotadas que, pese al establecimiento de otras medidas de manejo, no han visto recuperación, ya que han mantenido o aumentado la el esfuerzo de pesca, en contraste con la recuperación en aquellas instancias donde las medidas reductivas fueron aplicadas eficientemente, ya que si baja presión de pesca hay de un 70% a 90% de probabilidad de  aumento de la biomasa.

En directa alusión, tanto pescadores industriales como artesanales, se expresó “van a estar en una mejor condición si buscan la forma de reducir la presión de pesca y así hacer que sus pesquerías sean sustentables”. Así, el objetivo no es la recuperación en sí misma, sino la sustentabilidad de los alimentos que se generan, de los trabajos, de la economía y de los ecosistemas marinos, una argumentación sólida que tiene que resultar en una política pesquera que hasta aquí ha sido inefectiva y errática.

Etiquetas