Editorial

Lograr la reinserción laboral de adultos mayores

Por: Editorial Diario Concepción | 29 de Noviembre 2017
Fotografía: Copesa

El aumento de adultos mayores en Chile, cada vez más evidente, se ha transformado en un elemento presente en las políticas de Estado, no solo por el mayor requerimiento de atenciones en salud, o la necesidad de proveer infraestructura adecuada en diversos ámbitos de las ciudades y los servicios, sino, además,  por el impacto que tiene esta población en aumento para los sistemas previsionales, una situación muy compleja para dar apoyo a una masa considerable y creciente  de población pasiva.

La situación no es exclusiva de nuestro país, la expectativa de vida ha aumentado considerablemente en todo el mundo. Según el informe de la ONU “Perspectivas de Población Mundial 2017”, dado a conocer a  mediados de este año, la esperanza de vida promedio ha alcanzado aproximadamente 71 años, y se calcula que para 2050 sea de 77 en el mundo y de 85 años en Chile. Según el INE, en base a datos del año  2015, en nuestro país  los mayores de 60 años representan el 15% de la población, la proyección que en esa oportunidad de hizo, estima que el año 2020 lleguen a ser más de 3 millones de personas.

El efecto  de esta circunstancia es directo e inmediato sobre el  sistema previsional. Teóricamente, en  nuestro país la jubilación para los hombres es a los 65 años y para las mujeres a los 60, si así fuera, dada la diferencia entre esta edad y la expectativa de vida, los chilenos vivirían 16 años más  después de jubilar y las chilenas 23. Sin embargo,   según un informe de 2015 de la OCDE, los chilenos dejan de trabajar en promedio a los 68,4 años y las chilenas a los 67, aun así la vida continua por 11 años para los hombres y 16 para las mujeres.

Esta última situación representa una carga de difícil soporte para el sistema previsional,  las  cifras muestran que el índice de envejecimiento –que mide la relación entre personas de 60 años o más y la población menor de 15 años- exhibe un aumento desde 1990, es decir, actualmente en Chile hay 86 personas mayores por cada 100 personas menores de 15 años. En 1990 este índice era de 35,4 personas mayores por cada 100 menores de 15 años.

Hay, por otra parte, otra evidencia que no  se debe dejar de considerar; los adultos mayores de hoy son más activos y autovalentes que las generaciones anteriores y comienzan a convertirse en un atractivo para aquellas empresas que optan por la experiencia, constituyéndose en un desafío el brindar espacios laborales para este grupo etario en aumento.

Resulta por lo tanto encomiable y digna de reconocimiento una plataforma amigable y enfocada exclusivamente a la reinserción laboral de adultos mayores,  creada por emprendedores chilenos con el objetivo de vincular a la tercera y cuarta edad que quiere trabajar, con empresas que necesiten personas con experiencia y ofrezcan un espacio laboral.  ¡SíSenior!, es una empresa que indica como su  principal valor reconocer el aporte que los jubilados pueden seguir haciendo al desarrollo del país, según uno de sus socios “La empleabilidad de los adultos…es un capital importante en el mundo laboral y es necesario mirarlos de esa forma”.

Es este el  tipo de respuestas que se necesita para un problema que no puede resolverse con el solo esfuerzo del Estado, puede que no resulte aplicable a todas las circunstancias, pero claramente es una oportunidad para quienes deseen hacer todavía un significativo aporte.

Etiquetas