Economía y Negocios

Legisladores amplian el campo de batalla: buscan restringir pesca de merluza

Para el sector industrial, el anuncio de regular este recurso similar a la Ley Jibia sería “un golpe muy duro para la sustentabilidad social y económica de las compañías dedicadas a este recurso”, pensando en compañías como PacificBlu. Desde el sector artesanal, Condepp, defienden la idea de que se legisle.

Por: Felipe Placencia | 15 de Agosto 2019
Fotografía: Cedida

Los anuncios del parlamentario Jorge Brito Hasbún sobre eliminar la captura de la merluza, a través del arrastre, causó impacto en el sector pesquero industrial. Uno que recién está asimilando los pasos a seguir en torno a la jibia y el cambio de arte de pesca al de potera, lo que es considerado un triunfo histórico por parte de los artesanales.

Sobre qué tan real es la propuesta adelantada en la Cámara de Diputados durante la jornada del martes, el diputado aseguró a Diario Concepción que es tangible y que esperan sumar todo el apoyo posible, sin discriminar color político.

“Estamos en conversación con los distintos sectores. El proyecto está y, una vez que podamos alcanzar la mayor transversalidad posible, lo vamos a ingresar”, aseveró Brito, quien milita en el partido Revolución Democrática y perteneciente al Frente Amplio.

El sector artesanal, representado por Hernán Cortés, presidente de Condepp (Consejo Nacional por la Defensa del Patrimonio Pesquero), manifestó que acciones como esta son los mares a surcar. Incluso, no sólo con la merluza, también con otros recursos marinos.

Nosotros siempre hemos apuntado a que la sardina y la anchoveta sea cien por ciento artesanal. Eso está incluido dentro de las indicaciones de la Ley Corta”, precisó el dirigente.

Y agregó: “Me parece que la propuesta de Brito es interesante y va en la línea correcta de cuidar los recursos pesqueros. No sería mala esa carta, si es que el tema de las indicaciones que van referidas a cambiar el fraccionamiento de las pesquerías no avance”.¿

Rechazo

 La industria, agrupada en Asipes, está preocupada. La idea de regular la jibia partió con bajo perfil, por lo que las intenciones de una nueva normativa similar, relacionada con la merluza, obliga a tomar nuevas consideraciones, dado los alcances ya conocidos.

Uno de sus socios, PacificBlu, tiene la flota más grande de merluza en Chile. Por ende, los pasos que den los parlamentarios son de importancia.

“Este planteamiento parlamentario, una vez más, no tiene fondo técnico ni científico, pues la sobreexplotación de la merluza no tiene su origen en la pesca de arrastre, sino en la pesca ilegal artesanal. Todos los estudios de entidades independientes, como universidades y ONG’s, señalan que ilegalmente se pescan entre 3 y 4 veces las cuotas que fija la autoridad. El gran flagelo que afecta a este recurso es la falta de fiscalización del desembarque y comercialización, y la poca conciencia de las personas que compran y consumen merluzas ilegales”, declaró Asipes.

En tanto, desde el gobierno, el seremi de Economía Bío Bío, Mauricio Gutiérrez, opinó que efectivamente el escenario es bastante complejo.

“No tengo duda que nuestro subsecretario de Pesca, Román Zelaya, quien está encargado de las políticas pesqueras del país, va a tomar las medidas pertinentes. Porque entendemos los alcances de la pesca de la merluza, entonces, hay que ser cuidadosos. Cuando se toman decisiones complejas, toda acción conlleva a una reacción y hay que tener los datos en la mesa”, pidió la autoridad regional.

Asipes hizo un llamado. “Hoy, el 56% de la merluza que se procesa en la Región se queda en el mercado nacional, va a supermercados, ferias y almacenes de barrio. El trabajo que se ha hecho en torno a este recurso para abrir mercados y entregar alimentos sanos y nutritivos, y así fomentar el consumo de pescado en niños y adultos, es lo que está en juego. Quedarnos sin merluza sería un golpe muy duro para la sustentabilidad social y económica de las compañías dedicadas a este recurso.

Etiquetas