Economía y Negocios

Generadoras ponen fecha de cierre a termoeléctricas

La meta es que al 2050 Chile sea carbono neutral, lo que debe ir acompañado de una política de forestación sustentable. Autoridad de Energía defendió las fechas programadas.

Por: Javier Ochoa | 05 de Junio 2019
Fotografía: Archivo Diario Concepción

El norte es claro; un paulatino plan de cierre de plantas de generación eléctrica en base a carbón de aquí al 2040, exceptuando Bocamina 1 para diciembre de 2023.

En la práctica, en 21 años más dejarán de operar las centrales Santa María de Colbún y Bocamina 2 de Enel Generación, ambas ubicadas en Coronel y que suman un total de 700 MW de capacidad instalada, y en 5 años más, lo hará Bocamina 1, de 128 MW.

Cabe recordar que la matriz eléctrica nacional está compuesta en un 40% en base al carbón, y en un 20% en el caso de la Región del Bío Bío, de ahí que la meta de cierres paulatinos de este tipo de plantas de generación eléctrica haya llamado mucho la atención, en especial, en las comunas donde están instaladas, bautizadas por los propios habitantes, como zonas de sacrificio.

No obstante, diputados han mostrado su decepción por los que califican extendidos plazos de cierre de estas plantas, argumentando que existen estudios que comprueban presencia de metales pesados en la sangre de niños en Coronel.

“Piñera le está diciendo a esos niños que hoy tienen 10-11 años, que deberán esperar hasta tener sobre los 30 años. Esto debiera ejecutarse dentro del plazo del actual gobierno”, enfatizó el diputado ecologista, Félix González.

Otro detractor de la medida fue el diputado Gastón Saavedra (PS), quien si bien reconoció un avance, sostuvo que los plazos son demasiado largos.

Pero fue el seremi de Energía del Bío Bío, Mauricio Henríquez, quien refutó a González, explicando que sería “irresponsable” un cierre anticipado, tanto por lo que significaría para la estabilidad del sistema eléctrico, como para los trabajadores y sus familias que trabajan en estas plantas.

Desde Colbún, explicaron que el acuerdo suscrito para el cierre programado, tomó como base las conclusiones y recomendaciones de la Mesa de Trabajo de Descarbonización y especialmente el “Estudio de Operación y Desarrollo del Sistema” elaborado por el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) para dicha instancia.

En dicho informe se identifican las oportunidades y desafíos en la operación y desarrollo del sistema eléctrico ante el cierre anticipado de las centrales a carbón, estableciendo las condiciones para que dicho cierre se realice velando por la operación segura y a mínimo costo del sistema. Entre esas condiciones se destaca que el reemplazo del carbón requiere de tecnologías que ofrezcan flexibilidad, potencia de suficiencia y seguridad de suministro, además del desarrollo oportuno de la infraestructura de transmisión.

Y el gerente general de Enel Chile, Paolo Pallotti, dijo que “como grupo hemos venido liderando la transición energética hacia una matriz limpia y sustentable, y hoy confirmamos nuestro compromiso firmando un acuerdo que prevé el cierre progresivo de nuestras centrales a carbón, reduciéndolas a la mitad no más allá del 2023. Considerando nuestros planes de desarrollo para los próximos años, que prevén un crecimiento de más de 1GW de capacidad renovable en nuestro portafolio, estamos convencidos de que seremos la primera compañía en tener su matriz energética libre de carbón en Chile”.

Etiquetas