Economía y Negocios

10 inventos UdeC: ciencia al servicio de todos

La Universidad de Concepción tiene un largo historial de innovaciones, inventos y ejemplos de ciencia aplicada que se convirtieron en productos o servicios para el beneficio de Chile. Muchas fueron patentadas, licenciadas y están en mercados internacionales.

Por: Silvanio Mariani | 22 de Mayo 2019
Fotografía: Cedida

Barra ecualizadora

La industria minera ha incorporado a sus procesos las barras ecualizadoras InterCell Plus, que permiten aumentar la producción, reducir el consumo de energía eléctrica, disminuir la huella de carbono y los costos de operación. El producto es resultado de la tecnología desarrollada por los doctores Eduardo Wiechmann, Juvenal Pagliero y Guillermo Vidal. En términos simples, se logra un conjunto de aplicaciones que estabiliza las corrientes, impidiendo la formación de cortocircuitos. La innovación fue licenciada por Optibar y puesta en operación en Minera Zaldívar el 2010, recibiendo en 2012 el premio Avonni. Es única en el mercado y cambió el método utilizado durante un siglo para la obtención del cobre refinado.

Madera-piedra

En forma natural, petrificar una pieza de madera tarda miles de años. El doctor Burkhard Seeger, químico y ex profesor emérito de la Facultad de Ciencias Químicas de la UdeC (Q.E.P.D.) redujo el proceso a 40 minutos. La madera petrificada no se quema y es resistente al ataque de termitas y otros insectos. Mediante un proceso de impregnación con sales inorgánicas, resiste la biodegradación por humedad, hongos o putrefacción. Además, no cambia el color de la madera, sin ser un producto tóxico para el ser humano ni el medio ambiente. El producto se ha utilizado en construcciones locales, puesto que termina siendo un material mucho más conveniente a la hora de construir.

Riego diferenciado

El Departamento de Recursos Hídricos de la Facultad de Ingeniería Agrícola (FIA) y el Laboratorio de Investigación y tecnologías para el manejo del agua en la agricultura (ITECMA2) desarrollaron “Aquasat-Pivot”, que permitió diseñar y construir un sistema que permite a los pivotes centrales aplicar riego de forma diferenciada de acuerdo a los requerimientos hídricos obtenidos desde imágenes de satélite. ¿Cómo funciona? El Dr. Octavio Lagos de FIA explica que los aspersores funcionan con pulsos -de encendido y de apagado- y esos pulsos permiten aplicar láminas diferenciadas a partir de una imagen de satélite. Entonces, Aquasat-Pivot genera una receta de riego que es enviada vía telefonía celular al sistema de control automático del Pivote y el sistema de control automático dotado con un GPS aplica las láminas de riego diferenciadas de acuerdo a la posición del equipo. El sistema cuenta, además, con una red de sensores inalámbricos de humedad que controlan el estado hídrico de cada sector durante la temporada de riego.

Galería A

Riesgo forestal

Los trabajadores forestales corren numerosos riesgos. Durante la cosecha de madera pueden ocurrir accidentes graves e incluso mortales por golpes, caídas de árboles y cortes. Hay riesgos por el uso de maquinarias y existen además enfermedades derivadas de la actividad y otras provocadas por el uso de sustancias químicas. Pueden ocurrir accidentes por factores climáticos, biológicos y de las condiciones del terreno. De ahí la relevancia del sistema desarrollado por el doctor Rolando Hernández. Está diseñado para reducir la tasa de accidentes en faenas de cosecha y extracción forestal, por medio de un sistema de posicionamiento en tiempo real que incluye acciones de alerta al detectar amenazas durante la faena. En caso de peligro, se puede detener el proceso. Esta tecnología fue transferida a la empresa Woodtech S.A. para su escalamiento y aplicación masiva en la industria.

Del mar al riego

La entrega de agua potable a través de camiones aljibe tiene un costo de 5 mil pesos por metro cúbico. El proyecto conducido por el investigador de la Facultad de Ingeniería, Rodrigo Bórquez, redujo el costo a 500 pesos por metro cúbico. Un ahorro de 90%. Se trata de una planta desalinizadora creada que puede producir agua para consumo humano y para riego, ambas enriquecidas con sales minerales. A través de la tecnología utilizada, disminuye la inversión inicial y también los gastos de operación. La planta puede ser trasladada a comunidades y utiliza cualquier forma de energía, incluyendo eólica o solar. Los habitantes de la caleta Punta Lavapié, quienes tras el terremoto de 2010 vieron disminuido su acceso al agua potable, ya cuentan con esa alternativa creada en la Universidad de Concepción.

Fruta protegida

El trabajo del doctor Richard Bastías, del Campus Chillán, destaca por la rápida conexión que tuvo con productores del sector frutícola. La solución encontrada permite desarrollar mallas con técnicas foto-selectivas específicas para las condiciones climáticas, como la radiación solar y temperatura, y acorde condiciones productivas (variedades, manejo de huerto, entre otras). Esta protección disminuye las pérdidas económicas que generan los eventos climáticos adversos o el ataque de plagas. Las mallas son el resultado de una participación asociada de la Universidad de Concepción como organismo ejecutor, la Fundación para el Desarrollo Frutícola (FDF), los productores de manzanas, las exportadoras Copefrut y Unifrutti, y el proveedor de las mallas, Delsantek S.A., que gracias a la licencia otorgada por la UdeC, comercializa estas mallas.

Punta Lavapie

Soluciones mineras

El SediRack es un ejemplo de transferencia tecnológica con real posibilidad de llegar con éxito al mercado. Se trata de un instrumento que permite determinar, independiente del operador, la velocidad de sedimentación de suspensiones de sólidos particulados en líquidos, una capacidad muy requerida por la industria minera. La innovación es uno de los resultados de la investigación realizada por el doctor Fernando Concha Arcil, profesor emérito e investigador de la UdeC. Sus resultados fueron canalizados a través de la Cettem Instruments, empresa creada como un spin-off al alero de la UdeC y que resultaron en mejoras de procesos productivos de la industria minera, que van desde el uso eficiente del agua, nuevos desarrollos en molienda y clasificación y el desarrollo de nuevos equipos e instrumentos. Varios de estos resultados han sido patentados por la Universidad de Concepción y licenciados a Cettem Ltda. para su comercialización.

Optiflamma

Mejorar la eficiencia energética en calderas y hornos industriales fue el objetivo de la investigación de los doctores Oscar Farías Fuentes y Daniel Sbarbaro, que resultaron en un sistema inteligente de monitoreo de llamas y control de la combustión mediante tecnología de análisis espectral y procesamiento de imágenes. La tecnología desarrollada en la UdeC ha sido incorporada en la industria petroquímica, siderúrgica, termoeléctrica, entre otras. Los beneficios se materializan, entre otros, en ahorro de combustible y menores emisiones para los clientes finales, laboratorios especializados e ingresos por concepto de royalty para la Universidad, puestos de trabajo y mitigación de efectos ambientales para la sociedad. A través de la empresa Optiflamma S.A., que licenció la tecnología, esta solución fue introducida al mercado el año 2011.

Sedirak

Implantes dentales

Una técnica más barata, menos invasiva y más rápida. El Easy2fix es resultado de 10 años de investigación y de un proyecto Fondef-Conicyt de la Universidad de Concepción, a cargo del académico doctor Jorge Jofré, con el apoyo de los profesionales del Centro de Rehabilitación Oral Avanzada e Implantología (CRAI) y el aporte de los estudiantes de la Facultad de Odontología. El producto reduce el tiempo del tratamiento, evita el trauma quirúrgico y no necesita utilizar injertos. En palabras simples, el Esay2fix, que fue patentado en Chile, logró “pasar la barrera del paper” para convertirse en un producto en Chile y en distintos países como Estados Unidos, Rusia, Francia y China.

Probiótico chileno

¿Que tal tomar una cápsula, una vez al día, con el propósito de mejorar tu sistema inmunológico, mejorar la digestión y regenerar la flora intestinal? Eso es lo que ofrece el primer probiótico chileno aislado de leche materna, y que se ha comercializado a través de la línea de productos Lacte 5, Lacte 5 gastro Slim y Lacte 5 gastro Senior. El desarrollo del producto contó con el apoyo de IncubaUdeC y Corfo, y fue ejecutado por Wellness Technologies, empresa familiar creada por Loreto Ormeño. Lacte 5 ha tenido reconocimientos nacionales y en el extranjero, como el Premio Pyme 2017, Premio UdeC con impacto 2018 y además fue nominado al premio Santander 2019.

Etiquetas