Economía y Negocios

Mundo de la pesca dividido por la renovación de licencias

Senado respaldó la idea de legislar sobre Ley de Pesca, en lo relativo a las licencias transables de pesca. La noticia fue recibida con júbilo por los pescadores artesanales, mientras que los industriales advirtieron efectos negativos en los empleos.

Por: Silvanio Mariani | 18 de Mayo 2019
Fotografía: Prensa Embarcaciones

Las aguas están revueltas en Bío Bío debido a la reciente aprobación, en primer trámite, de proyecto de Ley Corta para el sector pesquero. Cabe recordar que el texto elimina la renovación automática de las licencias de pesca que entregó la llamada “Ley Longueira” en 2012.

De parte de los artesanales, hubo aplausos. Desde el Sindicato Independiente de Artesanales de Coronel, el presidente Manuel Gutiérrez enfatizó que la aprobación “es otro paso para emparejar la cancha entre industriales y artesanales”. Según Gutiérrez, la Ley Longueira, “les entregó a los industriales el derecho a pescar por 20 años con renovación automática, lo que en los hechos, es regalarles a ellos y a sus descendientes un recurso escaso que es de todos los chilenos”.

Ramón Chaparro, titular de los pescadores de Lota, coincide: “Ellos (los industriales) hablan de empleos de calidad. Vayan a preguntarles qué calidad de empleo ofrecen a esos trabajadores que son verdaderos temporeros, que los llaman cuando hay jibia o sardina y, después, los mandan a la casa si se acaba. Y, para colmo, nos acusan un día de que no tenemos capacidad suficiente de pesca y al siguiente nos echan la culpa de la contaminación ambiental porque ellos no pueden recibir los volúmenes de pesca que les llevamos”.

A su vez, la directiva de Condepp (Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero), desde Puerto Montt, donde se encuentra reunida, emitió un comunicado en que celebra la decisión del Senado, que por unanimidad avanza “con un proyecto de ley que pondrá fin a los privilegios de la industria pesquera”.

Industriales protestan

Sin embargo, para los trabajadores pesqueros de Flotas, Plantas y Empresas de Servicio, dependientes de la pesca industrial, el panorama es muy distinto. Para ellos, la decisión del Senado de aprobar la idea de legislar la Ley Corta “refundida con tres mociones parlamentarias, afectará muy drástica y negativamente la continuidad y calidad de los empleos en el sector”.

Hugo Roa Roa, presidente del Sindicato Interempresa de Tripulantes de la Provincia de Concepción, advirtió: “la licitación es uno de los temas que nos golpea, porque tenemos la experiencia de, por ejemplo, cuando el año pasado se licitó el 15% de la cuota global de jurel, y significó que cada compañía perdió ese porcentaje de la cuota global lo que, obviamente, tiene un efecto negativo en los trabajadores”.

“Vamos a perder empleos y estamos pidiendo que frente a una licitación exista un Reglamento de Protección Laboral, como ocurre en otras licitaciones que se dan en Chile, como Sanitarias, Junaeb, puertos”, dijo Eric Riffo Paz, presidente del Sindicato Interempresa de Oficiales de Máquina Marina Mercante Nacional y Naves de Pesca.

Por último, la Asociación de Industriales Pesqueros, que representa a los pescadores industriales de la zona centro sur, también reaccionó. Macarena Cepeda Godoy, presidenta del gremio, declaró que el fin de la renovación de las licencias de la pesca industrial y su posterior licitación “es inconstitucional, expropiatoria para las empresas y no genera ningún beneficio para los pescadores artesanales”. Cepeda hizo un “llamado al diálogo sin exclusiones, amplio, con fondo técnico y científico, que recoja las experiencias y las mejores prácticas pesqueras internacionales” y solicitó al Gobierno “cumplir un rol relevante y orientador de las discusiones legislativas, en beneficio del país en su conjunto”.

Etiquetas