Economía y Negocios

Red de Prevención Comunitaria está en alerta ante incendios forestales

Se trata de un trabajo mancomunado entre empresas como Arauco y Mininco (Cmpc). Junto con la ciudadanía, en más de 300 localidades de la Región del Bío Bío, Ñuble y Maule, se prepararon para las emergencias.

Por: Felipe Placencia | 29 de Diciembre 2018
Fotografía: Referencial

“Más vale prevenir que apagar”. Es el lema del Red de Prevención Comunitaria (RPC) en esta temporada estival.

Es que los incendios forestales no sólo causan daño a las plantaciones de pino, eucaliptos y bosques nativos, sino que, además, provoca daños materiales, dejando sin hogar a cientos de familias.

Fue el caso del gran incendio del verano 2017: más de 550 mil hectáreas destruidas, conllevando millones de dólares en pérdidas.

Es por eso que empresas como Arauco y Mininco están apoyando un trabajo mancomunado con la ciudadanía, donde igualmente participan Carabineros de Chile, Bomberos, Conaf, entre otras.

“La tormenta de fuego de 2017 reveló que las comunidades de las zonas de interfaz, esto es, donde conviven bosques y viviendas, no tenían práctica ni coordinación para evitar la ocurrencia de incendios y fue allí, en más de 300 localidades, donde decidimos centrar nuestro trabajo e invitamos a los vecinos a sumarse organizadamente a prevenirlos”, detalló uno de los coordinadores de la Red de Prevención Comunitaria, Héctor Jorquera.

Plan

Los puntos de trabajo están repartidos en 73 comunas y se consideran 10.494 medidas a ejecutar, revelaron.

Sólo en la Región del Bío Bío se han creado 147 agrupaciones (48% del total), las que mediante la colaboración de la comunidad, municipios, Bomberos, Conaf, empresas forestales, eléctricas y sanitarias, Carabineros y organizaciones sociales han trabajado en 5.303 acciones, de las cuales, un 72% de ellas están en etapa de término.

¿Qué se contempla?: Educación e información preventiva; acciones silvícolas y de reacción coordinada, y protocolos de emergencia para cuando se desate un siniestro.

En lo específico, esto se traduce en corta fuegos, limpieza participativa de lugares públicos, entrega de información puerta a puerta , construcción de abastos de agua o mejora de caminos y puentes para posibles evacuaciones.

Se informó que los comités del Bío Bío registran un nivel de avance del 82% de todas las medidas y en las comunas de Tomé y Los Álamos, ya se organizaron redes comunales de prevención agrupando 14 y ocho comités de interfaz.

El 53% son mujeres y más del 50% tiene experiencia como líder vecinal, lo que ha facilitado el proceso. Hemos usado lo mejor de la empresa privada para crear una red de organizaciones ciudadanas voluntarias, capaces de movilizar a sus vecinos, a entidades públicas y privadas en acciones concretas para evitar incendios”, precisó Jorquera.

El plan ha tenido excelente aceptación. “La red nos enseñó a tomar conciencia de cómo manejar nuestro entorno y hacer cortafuego, y a tener conciencia de las instalaciones de luz que hacemos en nuestras casas y mantener limpios los terrenos donde se acumulan basura, porque pueden causar incendios ”, dijo Patricia Vera, del comité de Chanco Sur.

Despliegue

Corma anunció que este año se aumentó considerablemente la dotación de personal especializado en la extinción de las llamas.

“Nuestro trabajo para enfrentar de manera exitosa esta temporada que se avecina, pasa por actividades de prevención y la alerta temprana, pero también, y muy fundamentalmente, en el combate de incendios con un aumento en un 17% de brigadistas en relación a la temporada pasada, con todos los controles físicos, médicos y sicológicos, para poder enfrentar estos peligrosos momentos que significan el combate mano a mano con los incendios”, indicó el presidente del gremio, Juan José Ugarte.

Por ejemplo, hace unos días Cmpc presentó su “Programa Integral de Prevención y Combate de Incendios temporada 2018-2019” con una inversión de US$ 30 millones. Consta de nueve aviones de combate; un helicóptero pesado (Chinook) y ocho medianos; ocho brigadas helitransportadas; dos aviones de vigilancia equipados con cámara HD; siete brigadas cisternas; brigadas mecanizadas y más de 17 brigadas terrestres. A su vez, 68 torres de vigilancia que van desde los 15 a 40 metros de altura. Se trabajará con mil personas.

“Nos hemos preparado todo el año realizando labores preventivas, relacionándonos con los vecinos en zonas de interfaz, construyendo áreas de protección en zonas habitadas y hoy estamos presentando todos los recursos”, destacó el presidente del directorio de Empresas Cmpc, Luis Felipe Gazitúa.

Anualmente, combaten 700 emergencias. De ellos, el 50% lo hace en terrenos de particulares. Para bajar los niveles, se trabajará con Wildfire Analyst, software de tiempo real que monitorea el fuego y que simula la propagación. Se complementará con un soporte llamado Firesponse (herramienta de gestión de incidentes) y cámaras aéreas de alta definición.

“En la comuna estamos trabajando con 10 comités de emergencia rural y se están proyectando más. Contamos con el apoyo constante de Cmpc, Forestal Mininco, y como todos esperamos que sea una temporada tranquila”, enfatizó el alcalde de Santa Bárbara, Daniel Salamanca.

Etiquetas