Economía y Negocios

Sólo 20% de las compras del Gore van a proveedores locales

La idea es que todas las compras públicas regionales privilegien el desarrollo de la industria local. Se sugiere la adquisición de muebles “made in” Bío Bío.

Por: Edgardo Mora | 05 de Diciembre 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

De acuerdo con los datos entregados por el Centro de Estudios de la Realidad Regional, Cerr, el Gobierno Regional, Gore, gasta casi $3 mil millones en proveedores que no son de Bío Bío, dejando de promover el desarrollo de la industria regional con valor agregado.

Así lo planteó, Renato Segura, director del Cerr, quien, en entrevista con este medio, detalla las cifras y las principales conclusiones del análisis realizado.

– ¿Cuáles son los resultados más relevantes del estudio?

– En relación a lo que nos motivó a realizar el estudio para identificar cuánto es lo que el Gore está gastando en proveedores locales en Bío Bío llegamos a determinar que, del total de las compras, sólo el 20,7% son realizadas a proveedores de la Región, lo cual es muy bajo en relación a lo que esperábamos.

– ¿Y las cifras más relevantes?

– La realidad de hoy día es que hay $3 mil millones de compras de bienes en que su principal materia primas es la madera con la diferencia de que es ya un sector terciario, por cuanto se le agrega valor de la industria del mueble, es decir, en las adquisiciones regionales existen 3 mil órdenes de compra de productos que tienen como base la madera, entonces, aquí está el llamado de atención que queremos hacer como centro de estudios, porque a pesar de ser líderes en la producción de madera en la Región, no le estamos agregando valor en un momento en que la demanda existe.

– ¿Cuál sería la cifra ideal y con qué podemos comparar?

– Hemos visto que en la experiencia internacional las cifras están mucho más cerca del 50% que del 20%. Sabemos que hay bienes de consumo que hoy día no están siendo ofertados en la Región, como vehículos u otros elementos que no fabrican en la zona, pero cuando hablamos de $3 mil millones que equivalen al 30% del total de las compras donde la Región podría desarrollar proveedores dado que existe la materia prima, las capacidades y la experiencia, pero aun así, no se hace, creemos que se desperdicia la oportunidad de crear una industria en particular, lo que, sin duda, llama la atención y la pregunta que viene es cuál es el nivel de compromiso que hoy existe respecto no sólo del Gore, sino que de las compras públicas regionales en general que podrían transformarse en un foco de reactivación de nuevos sectores productivos.

– ¿Por qué es económicamente relevante el desarrollo productivo territorial?

– Hay experiencias de países que al tener desigualdades territoriales bajan sus niveles de desarrollo y caen en rezago desde la perspectiva de la evolución económica y en Chile tenemos contrastes territoriales que son insostenibles, que a la larga se transforman en conflictos sociales con serios problemas de sustentabilidad para el Estado. Es por esto que el Estado debiera ser el principal interesado en que se fomenten las compras públicas orientadas a proveedores locales donde los Gores de cada región debieran ser los artífices del desarrollo de cada uno de sus territorios promoviendo a sus proveedores y sus sistemas productivos eficientes a partir de las potencialidades de cada sector.

– ¿Qué detectó el estudio respecto del centralismo de las compras?

– Los datos analizados nos llevaron a concluir que no está considerado en Chile Compra el factor de regionalización.

– ¿Conversó estos resultados con algún gremio local?

– El estudio nació precisamente de una conversación con la Fecomtur, que es la federación de cámaras de comercio y turismo de la Región, quienes promueven la existencia una suerte de Región Compra, parafraseando a Chile Compra, de forma que se privilegien las compras a proveedores locales para favorecer al sector comercio que es una de las actividades más importantes de la economía.

– ¿En qué consistió básicamente el estudio?

– Se trata de un levantamiento de información a partir de los datos de compra del portal público Chile Compra respecto de a quién y en qué cantidad está comprando hoy día el Gobierno Regional, Gore, a los proveedores de la Región del Bío Bío.

– ¿Qué objetivos guiaron este trabajo de investigación?

– Fundamentalmente, evaluar cuál es el grado de compromiso que tiene el Gore con los proveedores locales, por cuanto hemos conocido por bastante tiempo que la industria de la Región ha ido decayendo y concentrándose cada vez en menos actividades. Vimos que la industria textil desapareció y la industria del calzado también corrió con la misma suerte, entonces, las actividades con agregación de valor en la zona están en retirada, lo que trae efectos negativos, sobre todo, para el mercado laboral.

– ¿Cuáles fueron las fuentes de información que se utilizaron?

– Básicamente, la base de datos de Chile Compra respecto de las compras que realiza el Gore.

– ¿Pero se solicitó información vía transparencia?

– Así es, junto con otra información acerca de las compras que se han realizado desde el 1 de enero de 2016 hasta el 30 de octubre de 2018, con los detalles de qué se compró, cuánta cantidad, sus precios, el proveedor y su origen.

– ¿En el estudio se hace un tipo de clasificación, cuál es la función de esto?

– El principio utilizado es el mismo del ABC, donde se plantea que el 80% de todas los problemas responden a un grupo determinado de causas que no supera el 20%, entonces, en las compras del Gore, donde hablamos de $10 mil millones en el periodo que se analizó, la preguntas son cuáles fueron los hitos más relevantes, por lo tanto, se clasificaron aquellos ítems donde el 7% de ellos (Ítems) representaron el 80% del total de las compras. Esto funciona desde la perspectiva de dónde concentrar el estudio, por eso, se concentró el análisis en un grupo de 140 órdenes de compra que representan el 80% del total en un universo de $8 mil millones.

Etiquetas