Economía y Negocios

Fundaciones destacaron beneficios de las leyes de donaciones

Empresas disponen de más de 15 normativas legales para financiar proyectos de impacto social.

Por: Comunicado de Prensa | 30 de Noviembre 2018
Fotografía: Irade

Como una manera de contribuir a la generación de proyectos con sentido social, el Círculo de Sostenibilidad de Irade organizó el seminario “Leyes de donación y su aporte para desarrollar el rol social de las empresas”, actividad que buscó conocer los diferentes instrumentos legales que permiten a las compañías financiar proyectos con fines altruistas.

La actividad contó con las exposiciones del subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal y del abogado experto en donaciones y miembro del Consejo de Donaciones Sociales del Ministerio de Desarrollo Social, Rodrigo Peralta. Junto a ellos, se expusieron tres experiencias exitosas de la región: Fundación Trascender, Urbanismo Social y el Banco de Alimentos Biobío Solidario.

Para Felipe Hormazabal, Jefe de Sostenibilidad de Blumar S.A. y Presidente del Círculo de Sostenibilidad de Irade, la iniciativa responde a una inquietud natural de las empresas, sobre todo entre aquellas que operan en sectores vulnerables de la región. “Queríamos conocer las herramientas disponibles para facilitar estos proyectos. Muchas empresas tienen relación con ONGs y fundaciones, pero hay mucho más que a veces se queda fuera de nuestro ámbito de acción”, sostuvo.

En esa línea, Peralta explicó que las empresas interesadas en asumir un trabajo con la comunidad tienen varias alternativas. “Hay que buscar las mejores leyes, como la ley de rentas municipales o la ley de deportes, para eventos deportivos. Hoy, con todas las alternativas que hay, no existe justificación para que una empresa no trabaje en proyectos con rol social”, enfatizó.

Peralta sintetizó en su exposición las más de 15 leyes que hoy existen y que permiten a personas naturales y compañías obtener beneficios tributarios, al mismo tiempo que colaboran con el desarrollo de la comunidad. Al mismo tiempo, destacó que el número de empresas que se acogen a estas leyes ha ido en aumento, pese a los fantasmas que todavía pesan. “Hay aún mucho por avanzar, pero lo primero es que como ciudadanos nos informemos y estudiemos cómo podemos utilizar estas leyes”, indicó a los casi 80 asistentes del encuentro.

Casos regionales

Milton Neira, director regional de Fundación Trascender, detalló que las leyes de donaciones permiten la inversión privada en asuntos públicos, pero además facilitan el financiamiento de organizaciones privadas con fines sociales para ejecutar acciones en distintos territorios. “Gracias a estas leyes, las empresas de manera transparente hacen una inversión social. Hay una comunidad que se beneficia de esa acción y además hay una organización social experta que ejecuta. Eso a nosotros, como fundación, nos permite competir de manera más favorable, porque el certificado de donaciones incentiva la acción de la empresa. Eso es un mecanismo fundamental para las organizaciones sociales de la sociedad civil”.

Un ejemplo de lo anterior lo entregó Vicente Guzmán, director regional de Urbanismo Social, organización que ha trabajado durante seis años junto a Essbio en el programa Mi Barrio Sustentable. “Las leyes fortalecen la confianza entre la empresa y las organizaciones porque permite que se generen proyectos a largo plazo. Además la inversión que transita por nosotros y llega a la comunidad va aumentando y eso ha permitido que el aprendizaje vaya también en alza. De esta manera, las personas entienden el actuar de las instituciones y fortalecen sus relaciones”.

Para Clahudett Gómez Millar, gerente del Banco de Alimentos Biobío Solidario, la ley de donaciones permite que muchas organizaciones sociales puedan existir. “El 67% de nuestros ingresos son gracias a los aportes que realizan las empresas a través de la ley de donaciones, por lo que somos un buen ejemplo de la relación virtuosa que se puede dar entre el mundo social, el Estado y la empresa privada. Este trabajo asociativo es el que permite generar un impacto mayor en la población, en nuestro caso, que podamos beneficiar a más personas con alimentos gratuitos”.

Finalmente, Sebastián Villarreal, subsecretario de Servicios Sociales, destacó que la cooperación público privada es esencial en el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. “El trabajo colaborativo es fundamental para sacar adelante tareas que parecen imposibles y lo pudimos ver claramente en la Región del Bío Bío durante el inverno. Junto a muchas empresas de la zona logramos aumentar los cupos para personas en situación de calle en los días más fríos y crudos. Ese debe ser el espíritu que prevalezca en nuestro trabajo asociativo”.

Etiquetas