Economía y Negocios

Microemprendimientos generaron sobre tres millones de empleos en 2017

Los desafíos pasan por mejorar la calidad del empleo y las condiciones para maximizar las ganancias, para así disminuir la tasa de estancamiento y aumentar la de crecimiento.

Por: Javier Ochoa | 14 de Octubre 2018
Fotografía: Pexels (CC0)

El microemprendimiento en Chile, entendido como el establecimiento de unidades económicas productivas de tamaño muy pequeño, es un motor de crecimiento económico de gran relevancia como fuente de empleos. De hecho, crearon 3.292.696 puestos de trabajo el año 2017 en Chile, de los cuales un 60,5 % son dueños de microempresas (empleadores y trabajadores por cuenta propia), mientras el resto son los trabajadores de estos negocios. En 2015, los microemprendimientos generaron 2.958.113 puestos de trabajo, por lo que el crecimiento llegó al 12% en dos años

Y de todo el empleo generado por estos en el año 2017, un 50,2 % corresponde a trabajadores por cuenta propia. En segundo lugar, se encuentran los asalariados que contratan los microemprendedores con 25,3 %.

Por otra parte, se estableció que en etapa temprana (3 años o menos de antigüedad) concentran el 24,2 % del empleo, mientras que los en etapa consolidada (más de 3 años) un 75,4 %.

Respecto a su dinámica, un 18,4% aumentó su número de trabajadores desde que empezó hasta al momento actual. En 2015 esta cifra correspondía al 16,8%.

El docente de Ingeniería en Administración de Duoc UC sede Concepción, Claudio Sánchez, sostuvo que “hay que entender que los microemprendimientos son fundamentales para la generación de crecimiento en la economía. En este sentido, la capacidad de generar empleos (independiente de si son de autoempleos o asalariados) es muy significativa a nivel agregado: 3.292.696 según la encuesta del 2017, algo cercano al 40% del número de empleos a nivel nacional del último período móvil de este año, según datos del INE”.

A lo anterior, agregó que aproximadamente el 75% de estos se consideran como consolidados, lo que indica que se está frente a un segmento relevante en términos de tasa de crecimiento y de absorción de mano de obra, por lo que se trata de un sector relevante para el dinamismo de la economía nacional, expresó Sánchez.

“Se debe destacar, que el número de microemprendimientos que creció desde que inició su negocio es de un 18,4 %, superior al 16,8 % de la medición anterior. Otra cifra positiva para destacar está en los emprendimientos estancados en el tiempo, la tasa disminuyó de 76,1 % a 71,9 %. Ambos datos hablan de una mejor gestión de este tipo de negocios y de políticas que han favorecido a estas actividades”.

Desafíos

Para el académico, el desafío está en mejorar las condiciones para que se aumenten las ganancias generadas por estos microemprendimientos, de manera tal, que la tasa de estancamiento (76,1%) disminuya y aumente la tasa de crecimiento (18,4%) de los mismos. Esto porque el 48,8% generan utilidades menores al salario mínimo (con utilidades de $257.500 o menos al mes); así, el incentivo a abandonar es más alto, si las ganancias aumentan hay una mayor probabilidad de permanecer y hacer crecer el emprendimiento, planteó.

Por su parte, la directora del programa Advance de la USS, Karin Bravo, destacó del estudio anterior que una de las cifras que puede llamar la atención es que más de la mitad de las personas microemprendedoras tienen sobre los 45 años. Esto debido a que actualmente el emprendimiento se trata de potenciar en las nuevas generaciones, sobre todo realizando actividades innovadoras. “Sin embargo, nos damos cuenta de que sobre el 70% de los microemprendedores son adultos, que lo más probable es que hayan terminado desarrollando algún tipo de emprendimiento por necesidad, más que por opción. De hecho, las cifras también indican que casi el 64% de las personas inician un negocio por necesidad”.

De la mano del desafío de la creación de empleos, se encuentra el desafío de mejorar la calidad del mismo. La calidad del empleo puede influenciar fuertemente el bienestar individual de las personas y se relaciona estrechamente con la productividad laboral y el desempeño económico del país, especifica el documento del Minecon.

Etiquetas