Economía y Negocios

Pese a señales externas negativas empresariado mantiene optimismo

El registro alcanzó en septiembre un nivel de 54,75 puntos sobre el mes pasado, ubicando a las expectativas empresariales globales en un nivel optimista.

Por: Javier Ochoa | 10 de Octubre 2018
Fotografía: Referencial

Nueve meses en la zona optimista se han ubicado las expectativas empresariales, según ha registrado el indicador mensual de confianza empresarial (Imce), de Icare.

De esta forma, en la medición de septiembre, la medición alcanzó los 54,75 puntos, zona optimista, pese a señales negativas externas como son la guerra comercial y la situación interna de Argentina y Brasil, donde aun no se realizaban las elecciones presidenciales.

En cuanto a los sectores, sólo Construcción mantiene bajas expectativas hacia el cierre de año, pero todo el resto presentaron signos de optimismo y un aumento respecto del mes anterior.

En frecuencia anual, todos los sectores, excepto Minería, presentan un nivel superior a los de un año atrás.

Las presiones de salarios aumentan respecto al mes anterior, mientras el empleo se incrementa respecto del mes anterior. Disminuyen las inversiones planeadas (1,2 puntos) y la producción esperada aumenta en 13,2 puntos. El uso de la capacidad instalada se ubica en 81,3% de uso. La inflación esperada se ubica en 3,1%, mayor al mes anterior.

La demanda actual se ve contractiva (menor que el mes anterior), los inventarios sobre el nivel deseado, las presiones de costos aumentan, la situación general del negocio se encuentra en niveles optimistas (59,2), menor al mes pasado, y la apreciación general sobre la economía chilena se ubica en niveles optimistas, con 74,1 puntos.

Análisis

En relación a los sectores, Minería fue el que lideró las alzas, en un mes en que los cuatro subíndices mostraron mejoría.

En tanto, el sector Construcción fue el único que se mantiene en zona pesimista, con 46,05 puntos. No obstante, es el sector con la mayor alza en 12 meses, ya que hace un año estaba en 33,33 puntos.

Sin embargo, analistas han dicho que el panorama hay que verlo con cautela, ya que las expectativas empresariales reflejan confianza en que se mantendrá el avance de la recuperación, pero el punto está en qué intensidad.

Por su parte, el economista de la Universidad del Desarrollo, Carlos Smith, sostuvo que este escenario es “un fiel reflejo de la situación de la economía y el rezago que presentan las mejores expectativas y la mayor actividad. Si bien es una buena noticia que todos los sectores crezcan, aún se ve débil este crecimiento. Eso no es raro porque cuando se pierde la confianza, no es fácil recuperarla y este proceso toma mas tiempo”, apuntó.

Asimismo, estimó que la situación externa, y especialmente la incertidumbre que genera la guerra comercial entre EE.UU. y China, es un determinante muy importante en la velocidad de la recuperación de la confianza.

“Por otro lado, el sector construcción, si bien en esta leve mejora puede haber algún efecto positivo en lo que podría significar los guiños que le haría la reforma tributaria al sector, su pesimismo tiene mucho que ver con las expectativas de las tasas de interés y las restricciones al crédito que aún persisten en el mercado financiero”.

La inflación esperada ha continuado disminuyendo hasta Enero del 2017, donde se ha mantuvo hasta Mayo del mismo año en 3,2%. La inflación esperada continuó disminuyendo hasta Enero del 2018 (2,7%), para, posteriormente, comenzar a incrementarse paulatinamente.

En septiembre del presente año, la inflación esperada para los próximos 12 meses fue de 3,1%.

Etiquetas