Economía y Negocios

Pobreza se duplica en familias de padres con educación superior

Familias de padres con estudios superiores aumentaron su pobreza por ingresos de 2,4% a 4,5% en dos años. Se destaca experiencia de privados con observatorio español.

Por: Edgardo Mora | 05 de Octubre 2018
Fotografía: Referencial

Contrario a lo que pudiera pensarse y, de acuerdo con el estudio “Relación entre pobreza y nivel de educación de los padres”, desarrollado por Elizabeth Vergara de la Escuela de Negocios de la Universidad de las Américas y Renato Segura, director del Centro de Estudios de la Realidad Regional (Cerr), la Pobreza en familias de padres con educación superior casi se duplica entre los años 2015 y 2017.

Renato Segura, director del Centro de Estudios de la Realidad Regional (Cerr) y coautor de la investigación, explica que “a partir de los datos de la Casen 2015 y 2017, el estudio se enfoca en determinar la relación existente entre la pobreza por ingresos de personas mayores de 15 años con el nivel educacional de su Padre o Madre”.

Entre los principales resultados que presenta un documento facilitado por Segura, se indica que “se observa que en las personas pobres, el nivel de escolaridad de la madre tiene mayor incidencia en su estado (pobreza por ingreso) que el del padre. En este sentido, se observa que existe un 20% más de mujeres que tienen Básica como el nivel de estudios más alto alcanzado”.

Otro factor relevante que se lee en el documento es que “el mayor impacto entre las dos mediciones de la Casen (2015-2017), se observa en un aumento significativo de la pobreza de personas con padres con estudios de nivel superior”.

En este punto, las cifras correspondientes a las familias de padres con estudios superiores aumentaron su pobreza por ingresos de 2,4% en la Casen de 2015 a 4,5% en la Casen de 2017, esto es casi el doble de aumento en dos años.

Otros datos recogidos en el estudio y que están plasmados en el documento señalan que a nivel nacional en pobreza extrema “existen 166.000 personas mayores de 15 años, cuyas madres tienen un nivel de educación Básica”.

Al respecto, el director del Cerr señala: “al observar estos datos podemos concluir que el nivel de educación es un aspecto relevante para considerar soluciones posteriores”.

En cuanto a pobreza no extrema, “existen 402.000 personas, es decir, en total, hay más 570.000 jóvenes mayores de 15 años que son pobres, cuyas madres tienen una baja educación”.

Causas del aumento

En relación a cuáles son las causas posibles del aumento de la pobreza por ingresos de familias cuyos padres tienen un nivel de educación superior, el director del Cerr detalla que “este resultado puede ser una consecuencia de una mayor precarización del mercado laboral, el cual afecta con mayor rigor a profesionales que buscan trabajo con un nivel de renta que, por lo general, es mayor al promedio”.

Posibles soluciones

Del mismo modo, sigue Segura, “aquí existe una perspectiva de política pública en cuanto a que si se logra trabajar no sólo con la educación de los jóvenes o niños, sino que, también, con la familia en torno a que los establecimientos municipales o públicos incorporen a la familia (madre y/o padre) en el proceso educativo de su hijo, en el fondo, se trabaje el nivel educacional de los padres, y de la madre en particular, que en este caso es más incidente, existirán mayores probabilidades de que ese niño salga de la situación de pobreza”.

Este planteamiento tiene su sustento en que las cifras hoy día muestran que mientras menor nivel educacional de la madre y el padre, menor probabilidad existe que el o la joven mayor de 15 años pueda salir de su condición de pobreza.

En esta línea, el coautor del estudio apunta a que “perfectamente una política pública que se dirija a otorgar un subsidio a la madre para hacerla participar de programas de nivelación educacional, de forma que esté preparada para ser un apoyo educacional del hijo mejoraría las expectativas de pobreza de ese niño o joven”.

Privados contra la pobreza

Otro enfoque en la superación de la pobreza es “la experiencia en países desarrollados como es el caso de Europa, y en particular de España, donde también existe el problema del diferencial de ingresos y se están generando consensos en esta materia como es erradicación de la pobreza de ingresos que curiosamente están siendo lideradas por el sector privado, en zonas donde existe un Estado más bien fuerte”, afirma Renato Segura.

Es así como en España un grupo de grandes empresas se han unido en torno a lo que llamaron “Observatorio Empresarial para Eliminar la Pobreza”, donde el objetivo es lograr terminar con todas aquellas situaciones que generan injusticias, discriminaciones y sesgos como existe, por ejemplo, respecto de la mujer y los discapacitados.

“Hoy día, la única forma de erradicar la pobreza es que las personas vean en el mercado laboral y a través de sus ingresos, que eso es más rentable hoy día que mantener su condición de pobre, porque en término naturales existen personas que están marginadas del sistema pero hay otras que también usan el sistema”, concluye el investigador.

Etiquetas