Economía y Negocios

Desempleo juvenil es la mayor preocupación en la Región del Bío Bío

Si bien el desempleo aparece como un problema constante, preocupa que no se aprovechen las mejores expectativas macroeconómicas.

Por: Javier Ochoa | 06 de Septiembre 2018
Fotografía: Contexto

El centro de estudios de Corbiobío determinó que el desempleo, en especial el juvenil, es hoy la principal preocupación de los habitantes de la Región a agosto de este año, realidad plasmada en la última Encuesta de Percepciones Económicas.

Esto se ve reflejado, por ejemplo, cuando se consulta si existe alguien en la casa que se encuentre sin trabajo, donde un 39% respondió que sí, mostrando leve repunte respecto a la medición de abril (37,2%).

“Es un tanto esperable debido a la estacionalidad, ya que en invierno suele aumentar el desempleo. Sí es preocupante al comprar con el año pasado, ya que en julio el porcentaje alcanzaba un 35,9%, lo que habla de una dificultad que está teniendo el sistema económico regional para generar más puestos de trabajo”, planteó el economista de Corbiobío, Ariel Yévenes.

Otro dato no menor es el aumento de la cesantía más marcada en jefas que en jefes de hogar. Un 18,7% de las personas que no están trabajando dentro de un hogar son mujeres, versus el 12,5% de abril.

Mientras en el caso de los hombres jefes de hogar, el porcentaje baja de 22,8% a 17,6% entre agosto y abril de este año.

Pero, sin duda, el otro dato clave retrata que el segmento joven profesional es el que está siendo más afectado, llegando a 31,7% de participación. Esto se agrava, ya que aunque bajó respecto a abril en 4 pp., aumentó en igual número respecto a 2017.

Sarah Montti

“No obstante, hay que tener en cuenta que la estructura de desempleo se mantiene constante desde el año pasado. Por otro lado, esta zona tiene alta presencia de educación superior, pero de todas formas es preocupante que nuestro sistema productivo no esté generando las condiciones que impidan fuga de capital humano a otras regiones”, sostuvo Yévenes.

Expectativas

En general, los 1.122 encuestados coinciden en que hay relativas mejores condiciones económicas que dejan ver la luz al final del túnel, también, aflora la sensación de que ante cualquier vaivén interno o internacional, la esperada recuperación económica se estanque.

Ante la pregunta si hay oportunidades de encontrar trabajo durante los próximos seis meses, un 53,3% estimó que sí, versus el 50,5% de abril (el año pasado llegaba a 51,5%), y aumenta la incertidumbre, ya que los “no sabe no responde”, aumenta de 7,6% a 10,8%.

Por otra parte, ante la consulta de la responsabilidad que le cabe al gobierno para frenar el desempleo, sí se dio una diferencia significativa respecto a la medición de abril, ya que las respuestas “no” aumentaron de 48,4% a 61,5%, mientras quienes dijeron que “sí”, llegaron a un 29,1%, versus el 28,1% de abril.

¿Cuál es el temor de perder su trabajo en los próximos meses?, un 24,1% mostró un nivel moderado, y el nivel alto subió de 7,9% a 9,6%.

“Constatamos que en abril había una marcada mejora en las expectativas económicas, pero a estas alturas no lo están percibiendo, por lo que el desafío para las autoridades es que las cifras macro de recuperación (Imacec-Inacer) se traduzcan en un bienestar para las personas, vía mejora en el empleo, de lo contrario, seguirá aumentando el empeoramiento de las expectativas, pese a que son mejores que las del año pasado”, sostuvo el economista.

Yévenes recordó que el empleo es el último indicador en subir cuando el consumo se dinamiza, impulsando la inversión.

“Por eso, es importante una mejora en las expectativas de inversión, porque si estas se concretan, deberíamos tener una situación de empleo un poco mejor en el median plazo, pero hasta ahora eso no sucede y complica, porque se puede perder el impulso de las expectativas macro”.

Empresas

¿Cómo calificaría la situación económica de las empresas de la zona?

La percepción de las personas es similar a la de las empresas: un 50,6% respondió que regular, un 24% buena y un 16,8% mala.

Y sobre cómo calificaría la situación actual del empleo en la Región, el ítem regular bajo de 55,5% en abril, a 51,9% en agosto.

Mala, subió de 23,6% a 30,4%. Y buena, disminuyó de 12% a 10%.

Ñuble

La última medición incorporó a la nueva Región de Ñuble.

Un 25,7% dijo que era favorable para la Región del Bío Bío, un 43,4% dijo que no tendrá ningún impacto y un 30,9% estimó que sería perjudicial para Bío Bío.

Sobre si hay que seguir dividiendo al país para lograr desarrollo económico, un 57,7% planteó que no y un 37,3% dijo que sí.

Los NS/NR representaron un 5%.

Y acerca de si la creación de Ñuble será buena para sus habitantes, un 50,8% dijo que sí.

Un 35,3% expresó que será lo mismo y un 13,9% estimó que sería perjudicial para quienes habiten ahí.

La encuesta fue telefónica y realizada en las 54 comunas de Bío Bío y Ñuble, desde el 20 al 28 de agosto.

Etiquetas