Economía y Negocios

Poder de ahorro en hogares sólo se limita a las reservas previsionales

El índice se ha mantenido estable: 10% del ingreso disponible, muy cercano a la mediana Ocde, pero un 88% de esto se deriva a las AFPs.

Por: Javier Ochoa | 09 de Agosto 2018
Fotografía: Contexto.

El informe de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif) tiene dos caras: por una, el ahorro de los hogares chilenos se ha mantenido estable en torno al 10% del ingreso disponible, muy cercano a la mediana de los países Ocde.

Pero la otra, presenta un problema que impone el desafío: el 88% de ese 10% corresponde a ahorros previsionales, los que son obligatorios y a un horizonte de largo plazo. Pero muy poco líquido.

Por consiguiente, la mayor parte del ahorro acumulado, en el corto plazo no se encuentra a disposición de los hogares para hacer frente a gastos inesperados o para absorber eventuales shocks adversos, lo que puede resultar en una mayor vulnerabilidad financiera, advierte el organismo.

El informe de la Abif revela que la práctica del ahorro en la población chilena es baja en el contexto internacional. Esto, a pesar de que ha aumentado en los últimos años.

Según la reciente encuesta de inclusión financiera del Banco Mundial, Global Findex 2017, la proporción de personas mayores de 15 años que dice haber ahorrado personalmente durante los doce meses previos a la entrevista de 2017, alcanza 49%, cifra claramente superior al 36% registrado en la encuesta de 2014.

Ilustración Sara Monthi

A nivel internacional, Chile es uno de los cinco países con mayor aumento del porcentaje de personas que ahorra entre un total de 133 países desarrollados y emergentes presentes en ambas versiones de la mencionada encuesta. No obstante, el indicador para Chile (49%) aún es relativamente bajo en comparación con los países de alto ingreso, donde la proporción de quienes ahorran personalmente alcanza 71% en promedio.

Dentro de los consejos, el economista de la UDD, Carlos Smith, recordó que hay un fenómeno que muchas veces se mira en menos: el “gasto hormiga”.

“Esto son pequeños gastos que pueden generar riqueza en el mediano plazo. Todos, independientemente de nuestro ingreso, realizamos diariamente pequeños consumos de poca transcendencia que con el tiempo van vaciando nuestros bolsillos. A estos se les denomina gastos “hormiga”. Son los sencillos gastos cotidianos y rutinarios que sin darnos cuenta suman al final del mes”.

Entre los gastos “hormiga” más comunes podrían estar las bebidas, cigarros, café, postres, dulces, taxis-Uber, juegos de azar, revistas y diarios, compras de pasada, Apps, acotó.

En tanto, el docente de Ingeniería en Administración de Duoc UC sede Concepción, Vladimir González, enumeró que hay que revisar el presupuesto familiar: qué nos permite y cómo organizarlo. Usar una planilla de ingresos y egresos presupuestados. Para gastos que no son constantes, como puede ser salir a comer y el festejo con amigos o cumpleaños, tener planificados para mantener los gastos controlados; responsabilizar y definir el monto destinado al ahorro; hacer un esfuerzo y transformar esta salida de dinero como un gasto fijo, no es gasto que sobra. Una recomendación es destinar por lo menos un 10% de los ingresos.

“Se debe generar este dinero para invertir, de tal manera de no tocar ese fondo. Es importante, también, en una familia donde puedan trabajar el marido y la mujer, revisar qué costos pueden ser compartidos. Esto, además, es aplicable cuando dos o más personas comparten una casa o departamento, por razones de convivencia, por ejemplo, las salidas a comer, movilización y compromisos”.

Etiquetas