Economía y Negocios

Penquistas gastan al mes $209.000 en alimentos y bebidas no alcohólicas

Gaseosas, carne de vacuno, pollo, huevos, leche, yogur, tomates y lechugas son lo más consumido.

Por: Felipe Placencia | 06 de Julio 2018
Fotografía: Ilustración Andrés Oreña P.

La canasta básica ha variado mucho en los productos que se prefieren, prueba de ello es que se invierte más en ella.

De acuerdo a la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares, en el Gran Concepción el promedio ronda los $209.000.

¿Y qué es lo que más se consume? Aunque usted no lo crea, no es la palta, cuyo precio se disparó en los últimos meses generando preocupación. Lo que más está presente es el pan con un 96,3% de las preferencias.

Luego las bebidas gaseosas con un 73,9%; la carne de vacuno con 63,2%; los tomates y los huevos de gallina con 60,9%. Más abajo en la lista aparece el pollo con 55,5%.

Siguen las papas con 53,5%, la leche líquida llega al 52,6% ; el yogur al 49,6% y la lechuga en último lugar con 48%.

“Esto que usted me menciona es lo mínimo, porque hay más también, como el papel higiénico y otros útiles que son para el aseo y ya sabemos que no son tan baratos. A veces se gasta más de $200.000, si está todo caro y los sueldos ahí no más”, opinó Carlos en un céntrico supermercado.

“No nos sorprende”

Para el representante del gremio  panadero Inpan, Víctor Delgado Sánchez, que los penquistas tengan este alimento en primer lugar no es casualidad.

“No es sorprendente. Desde hace un par de años que hay un incremento en el consumo. El mercado de las panaderías sigue creciendo y  hay una tendencia por preferir propuestas más saludables, más sanos. La panadería tradicional de Concepción se caracteriza por eso”, destacó Delgado, quien además es dueño de la panadería Mapoli en Lorenzo Arenas.

Para hacerse una idea de cuán importante es el consumo, Delgado despacha diariamente dos toneladas y media de pan.

La  ingeniera en alimentos y docente de Gastronomía Internacional de Duoc UC sede Concepción, Carolina Arenas, desmenuzó el listado registrado por el INE Bío Bío.

“Si analizamos la canasta elegida por las familias podemos decir que encontramos aporte saludable de agua, vitaminas y minerales en tomates, lechugas y leche; aporte de proteínas en leche, yogur, carnes y huevos; aporte de lípidos en carne de vacuno; y, finalmente, aporte de carbohidratos en papas y pan.

La profesional añadió que “hoy en día tenemos disponibilidad de la mayoría de los alimentos en versiones más saludables, como pan integral en reemplazo de pan blanco; leche y yogur descremados en vez de leche y yogur entero y carnes magras por carnes con mayor contenido graso”.

Respecto del pan, recomendó elegir la modalidad integral. “Tiene prácticamente las mismas calorías que un pan blanco. Lo único que nutricionalmente nos aporta más vitaminas y minerales por la fibra que contiene. Por este motivo nos ayudará a regular nuestra digestión”.

El ítem más importante

La canasta familiar representa el más importante de todos, siendo al menos el 15% del total de lo que se gasta en un mes que de acuerdo a lo informado por el INE hace unos días, que es de $1.121.925, que incluye además salud, transporte y comunicación ( celular e internet).

Para el seremi de Economía Bío Bío, Mauricio Gutiérrez, esta radiografía revela cómo ha cambiado la capacidad de compra y de priorización de los insumos en los últimos años.

“El poder adquisitivo del chileno promedio ha ido aumentando. Si bien es cierto hacemos la crítica de que hubo una baja en niveles de sueldo o competitividad de los sueldos, sin embargo, si sacamos un promedio de la década en términos de consumo, significa que se pueden dar el gusto de tener productos más suntuarios”, resaltó Gutiérrez.

Y agregó un ejemplo concreto de estos cambios. “Lo que es el gasto de carne de vacuno, es un dato que refleja una especie de indicador de mejora de la calidad de vida. Hace algunas décadas, las carnes rojas eran un lujo, hoy en día son un bien que se consumen bastante”.

Etiquetas