Economía y Negocios

Qué saber y qué hacer ante una “alerta de seguridad” que afecte a su automóvil

Por: Javier Ochoa | 05 de Mayo 2018
Fotografía: Archivo.

El propio desarrollo tecnológico hace cada vez más complejos los sistemas, produciéndose fallas en algunas ocasiones que son detectadas por los  propios fabricantes. El tema no es menor porque a veces se trata de piezas claves.

Defecto en la cañería de freno trasera (Mahindra), defecto en el sector del motor (Hyundai) defecto en el cambio de transmisión automática (RAM) y en el fusible del motor de arranque (Volvo).

Son las últimas alertas de seguridad emitidas por los concesionarios de estas marcas y difundidas por el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), ante lo cual el llamado a los usuarios es a estar atentos a estas informaciones y acercarse a la automotora donde adquirió la unidad, ya que detrás de esto está la propia seguridad de los ocupantes, advierten desde la industria.

Un claro ejemplo es el defecto de la RAM en la transmisión automática. El riesgo está en que el pasador del mecanismo de interbloqueo, del cambio de la transmisión automática y del freno (Btsi: Brake Transmission Shift Interlock), podría quedar fijo en la posición abierta (libre) y permitir que, eventualmente, éste se movilice sin la necesidad de tener que presionar el pedal de freno y/o sin la llave en el encendido (si es aplicable una llave). En caso que esto ocurra, advierte la alerta, la capacidad de desplazar la transmisión fuera de la posición Park, “aumenta el riesgo de que un vehículo se desplace involuntariamente pudiendo resultar en una colisión o en lesiones sin previo aviso”, informan desde Comercial Chrysler S.A .

Pero ¿qué tan común es que fallen piezas de un vehículo? ¿Se ha incrementado o simplemente hay más fiscalización e información?

El gerente de Post Venta de Sergio Escobar, Paulo Painepan, sostiene que un vehículo es finalmente una máquina y como toda máquina puede fallar en diversos aspectos.

“Actualmente, el desarrollo tecnológico ha llevado a la industria automotriz a incorporar partes y accesorios que hace décadas atrás eran impensadas, con ello también la incorporación de la electrónica en todos los sistemas de los vehículos, generando en algunas ocasiones, lógicamente, desperfectos en las unidades”.

Es, por la razón anterior, que los talleres son cada día más solicitados y los concesionarios cada vez más especializados porque la tecnología así lo requiere, apunta.

“El parque automotriz ha crecido de manera exponencial y con ello el incremento de visitas al taller”.

Sobre la responsabilidad que le cae a la automotora y qué se hace en esos casos, Painepan plantea que, dependiendo del origen de la falla, las marcas automotrices tienen protocolos declarados con respecto a las garantías y/o campañas de fábrica, que siempre se toman en consideración.

“Por ello cada concesionario está alineado con el fabricante y obviamente deben cumplirse ciertas características claves para que una garantía y/o campaña se pueda hacer efectiva en el automóvil”.

Sobre los consejos a los que compraron o están por hacerlo, el ejecutivo dijo que las marcas automotrices compiten a buen nivel y la calidad de los vehículos es muy pareja. “El abanico de marcas que manejamos en nuestro mercado es inmenso, por ello la clave para inclinarse por una y otra marca debiese ser la Post venta, ya que es ahí donde la relación comercial puede consolidarse o simplemente romperse, por las experiencias que nuestros clientes tengan en las visitas a taller”.

¿Qué pasa si uno no compró nueva la unidad alertada?

El director de carreras del área mecánica de Inacap, Jorge Ochipinti, explicó que las automotoras deben hacerse cargo sí o sí tras una alerta, independiente si es el segundo o tercer dueño. “Debe ser prioridad uno”.

Otro consejo que entrega el académico en el sentido de averiguar si el vehículo que se quiere adquirir tuvo o no alertas de seguridad, donde el Sernac puede ser de gran ayuda, y también el propio concesionario, entendiendo que no todos los modelos de una marca determinada tienen o tuvieron alertas.

“Ahora bien, toda alerta reparada queda anotado en la bitácora, quedando un respaldo de que el problema fue solucionado”.

En tanto, el director regional del Sernac, Juan Pablo Pinto, recordó que el servicio aborda la seguridad en todo el amplio espectro del mercado, y el automotor es uno más (Sernac.cl  publica las alertas).

“La industria automotriz es muy dinámica, por lo tanto, creo que mientras mayor información y acceso a ésta, el consumidor tomará mejores decisiones. También creo que con los altos estándares que manejan, ven esto como una oportunidad de seguir mejorando”.

Pinto aseguró que el sistema opera, en el sentido que las marcas responden, lo que en la práctica no han significado reclamos formales por este ítem, pero sí advirtió que, si el dueño decide hacer las mantenciones por fuera, y aparece una alerta, difícilmente el concesionario responderá.

Etiquetas