Economía y Negocios

Lodge Chucao busca levantarse de las cenizas a un año del mega incendio forestal

Por: Felipe Placencia | 03 de Febrero 2018
Fotografía: Gentileza FB Lodge Chucao.

Raúl Díaz contó que de a poco comienzan a reconstruir lo que fue  una instalación avaluada en $ 1.300 millones.

Raúl Díaz y su madre María Eugenia Ruíz, detrás del Lodge Chucao, han tenido que  partir de cero. Fue hace un año cuando el mega incendio forestal alcanzó el sector San José de Palomares de Florida, devastándolo todo y causando pérdidas por más $1.000 millones.

Es que las llamas redujeron todo a cenizas. Sin embargo, el sueño de alcanzar el éxito quedó intacto y no es de extrañar que esta familia de emprendedores  luche por levantarse.

“No se puede controlar la naturaleza. Escupía fuego por todos lados. Un árbol por aquí y otro por allá. Es una cosa indescriptible”, declaró  Díaz  ante lo acontecido en la última semana de enero de 2017, cuando también 19 vecinos del sector  lo perdían todo.

Y en estos días, aún con la imagen vivida en el recuerdo y la sensación de impotencia,  Díaz aseguró que mirar atrás no es la solución, sino que concentrarse en seguir reconstruyendo y volver a reabrir las puertas lo antes posible.

“Mi mamá me da ánimo. Me dice que siga dando vuelta la página. Y así lo he entendido. Porque una vez que vuelva, me dedicaré al  coach educacional, al turismo ecológico. Quiero vengan delegaciones de escuelas para que aprecien la naturaleza, la laguna que tenemos en este precioso sector que está inmerso en lo que es el corredor biológico de la Reserva Nonguén y comprometido como parque nacional”, comentó.

El difícil camino

La pena, sin duda, aflora al repasar lo ocurrido. Cuando se supo del siniestro, hasta el ministro de Economía de ese entonces, Luis Felipe Céspedes llegó al lugar acompañado de las autoridades regionales.

“Estamos implementando un programa de reemprendimiento que permitirá ir en ayuda de empresarios como Raúl, para que puedan volver a empezar y generar puestos de trabajo, que también son importantes para la Región y la comuna”, anunció  Céspedes.

Fue así como el apoyo de Corfo ya está en curso para el levantamiento del complejo.

Algo que sin duda ayuda a las barreras que han sorteado los emprendedores tras el verdadero infierno.

“El banco me cerró la cuenta. El seguro sólo alcanzó con suerte a la cuarta parte. Los que te prometieron ayudar, después ya no los ves. Esto es así. Es difícil”, lamentó Díaz.

Un video  en el fan  page  “Reconstrucción Lodge Chucao desde las cenizas” repasa todo el proceso que les ha tocado enfrentar.

“Cuando voy para allá y trabajo con los maestros, no siento dolor. Miro y pienso que es un desafío. Eso sí, cuando miro esas imágenes, como que me salen las lágrimas, por eso prefiero no hacerlo”, confidenció.

Se viene el recuerdo de como pidió ayuda a las brigadas forestales que estaban cerca, pero que a su juicio no actuaron rápido. De cómo al día siguiente todo era escombros y recién  llegaban los helicópteros cuando nada se podía hacer.

Díaz se detiene en el relato y reflexiona: “hoy vivo el día. Hacer lo que me gusta, estar con mi familia y disfrutar de la vida”.

Durante el pasado 2017 se hizo cargo del casino militar, el cual decidió entregar hace poco para dedicarse de lleno a rehacer su sueño en el Lodge Chucao. Y complementario a eso, está planeando retomar su faceta de comerciante exterior.

“Estamos con todas las ganas. No será como el de antes. Sino que de acuerdo a los recursos que disponemos. Hay algo en avance. Lo haremos bien artesanal. La experiencia de construcción está. Al comienzo es complicado. Sin embargo,  tengo unos maestros sumamente comprometidos. Vamos a ocupar reciclaje, por ejemplo,  harto barro. El de antes era estilo rústico, con mucho detalle y  cosas únicas. Ahora es con  la necesidad de pararse. Eso sí, queremos hacer algo entretenido. Ojalá que esté todo pronto”, adelantó con optimismo.

Etiquetas