Cultura y Espectáculos

Pepo es de Conce: El Campanil en la visión de los hermanos Ríos Boettiger

Ambos soñaron con un campanil y lo trazaron en un papel. Querían con su talento aportar a la Universidad de Concepción, de la cual, su padre, René Ríos Guzmán, fue uno de los fundadores.

Por: Diario Concepción | 19 de Mayo 2019
Fotografía: Cedida

Luis Yáñez Morales
Periodista e impulsor de Pepo es de Conce

La familia del creador de Condorito tuvo una relación estrecha con la Universidad de Concepción. En reportajes anteriores hemos señalado que el patriarca del clan Ríos Boettiger, el médico René Ríos Guzmán fue uno de los 80 connotados vecinos penquistas que impulsaron la tercera universidad más antigua de Chile.

Con Amanda Boettiger, tuvo 4 hijos: Marcelo, Amanda, René (Pepo) y Julio. Todos ellos tuvieron alguna relación con la universidad del Campanil. Según Pilar Ríos, sobrina de Pepo e hija de Marcelo, Amanda Ríos, trabajó varios años como secretaria de rectoría en la Universidad de Concepción. Ella se casó muy joven con Enrique Armstrong y tuvo dos hijos varones: Enrique y Ronald. Otro hermano de Pepo, Marcelo Ríos, estudió Medicina en esta casa de estudios, al igual que René, aunque este abandonó la carrera cuando cursaba segundo año.

Sin embargo, René Ríos Boettiger a su manera, le rindió homenaje a su antigua alma máter con la ya icónica tira cómica dedicada al Campanil del octavo número de Condorito que data de 1961. Pero quien dejó una huella más profunda en la UdeC fue su hermano Julio, arquitecto titulado en la Universidad de Chile, ya que en Concepción no existía la carrera en esos años.

Julio Ríos Boettiger fue uno de los muchos que ayudó a reconstruir la ciudad luego del terremoto de 1939. Destacado ya desde su etapa estudiantil en la Chile, con los años se transformó en docente de esa casa de estudios y en 1941 desarrolló una propuesta de Campanil para la UdeC bastante avanzada, con curvas y transparencia. Según Luis Darmendrail, administrador de Historia Arquitectónica de Concepción, Julio Ríos creó “un vanguardista diseño derivado del stream line, que si bien podemos insertarlo en el moderno contexto que vivió la arquitectura en aquel entonces, no gustó a las autoridades universitarias que decidieron realizar un proyecto más sobrio y que, de algún modo, complementara el conjunto de los edificios ya existentes. En ese sentido, se optó por la propuesta definitiva de la torre realizada por Enrique San Martín”.

En 1944, Ríos volvió a vincularse con la comunidad universitaria a través de la realización del edificio de la Lotería de Concepción, el cual está emplazado en la esquina de las calles Colo Colo con Freire. “Con un diseño audaz y moderno, tal como fue su propuesta de Campanil, este edificio llamó la atención por su imponente esquina curva, amplio espacio interior y su prominente horizontalidad, acentuada por amplios y continuos ventanales, sellos de la obra de Ríos y que también aluden al contexto que marcó la arquitectura de ese entonces”, destaca Darmendrail.

Fuera de Concepción, Ríos se destacó en el diseño de varias construcciones de la localidad de Cerro Sombrero en la comuna de Primavera de la Región de Magallanes, un asentamiento de ENAP edificado entre 1958 y 1961, que pasó a ser un conjunto moderno de alto valor en la zona austral de nuestro país. Al mismo tiempo, Ríos es recordado como un excelente docente en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile, su alma máter, donde formó a varios arquitectos que definieron el perfil urbano de Concepción durante la segunda mitad del siglo XX.

Esta historia continuará…

(Artículo parte de la campaña ciudadana fb.com/PepoesdeConce)

Etiquetas