Cultura y Espectáculos

Montaje aborda crisis carbonífera desde la óptica femenina

Creación original del bailaor Pedro Fernández, es una radiografía a lo que aconteció en esa zona antes y después del cierre de las minas.

Por: Mauricio Maldonado | 10 de Agosto 2018
Fotografía: Lota: Las Mujeres del Carbón

El acontecer de la sociedad lotina, antes y después del cierre de las minas, a través de la mirada femenina es, a grosso modo, lo que aborda “Lota: Las Mujeres del Carbón”, montaje en formato flamenco que se presenta este domingo en la sala principal del Teatro Biobío.

La obra, dirigida por el destacado bailaor y coreógrafo Pedro Fernández, nace de una experiencia vivida cuando él vivía en Madrid, gracias a una residencia de creación artística en el Centro de Danza Canal.

“Conocí a una mujer de Lota y me fascinó su historia, por lo que me empeciné en poder materializarla en un espectáculo. Fuera de entrevistarla, realicé un trabajo de investigación que dio como producto final este proyecto”, detalló el bailaor.

La obra, que antes de llegar a Concepción se presentará hoy en Chillán y mañana en Temuco, tiene como ingredientes principales el ser “una fusión entre la música chilena y flamenca, lo que hace que sea una propuesta, en sí, súper innovadora. Es decir, el cuerpo de baile que integra el espectáculo proviene de España y la cantante, siendo chilena, canta a la perfección letras de Violeta Parra en clave flamenca. Entonces, en general, es una gran mixtura chileno-española”, comentó Fernández.

En este mismo sentido, agregó que lo más complejo o difícil de conjugar en el montaje fue “que al ser las bailaoras españolas, con la corporalidad que tiene la danza flamenca, con mucho garbo y temperamento, en contraparte con lo chileno, que es más abajo, hacia la tierra, tuvieron que ‘formatearse’ de alguna manera para aprender estos movimientos y luego incorporarlos dentro de sus coreografías, en su memoria dancística”.

El rol de los pañuelos

“Lota: Las Mujeres del Carbón” se estructura en tres grandes partes: la fraternidad o cómo las mujeres viven en torno al horno y el lavadero común; la leyenda de la Taco Alto, mujer que según cuentan fue enterrada viva en la mina y cuyos tacos se escuchan en los pabellones; y para bajar el telón la gran huelga y el cierre de las faenas.

Un elemento que se vuelve fundamental y también protagónico dentro del desarrollo de la obra es el pañuelo, el cual se va transformando a medida que avanza la trama.

“En la escena del horno los pañuelos hechos bolas son el pan que amasan las mujeres, y cuando están contentas se los lanzan y juegan con ellos. En la escena de la violencia de género, un hombre lo usa como arma; finalmente, en la marcha se convierten en piedras”, explicó el bailaor.

Las entradas pueden ser adquiridas a través del sistema ticketplus.cl o en boleterías del Teatro Biobío a $3.000 convenios y $8.000 general.

Etiquetas