Cultura y Espectáculos

¿Será verdad que el sonido de la guitarra eléctrica está muriendo?

Por: Mauricio Maldonado | 24 de Septiembre 2017
Fotografía: Andrés Oreña P.

Exponentes locales de este instrumento se refieren a este oscuro pronóstico. Aseguran que ocurre todo lo contrario, manifestando un mayor interés en adquirir y aprender de sus seis cuerdas. Otro artículo refuta esta tesis y plantea que las mujeres se han alzado como protagonistas en su uso.

Como en diferentes ocasiones en que se ha anunciado el fin de algunos estilos musicales -ya lo decía Lenny Kravitz en 1995, con su canción “Rock and roll is dead”, o Gene Simmons (Kiss), que el rock ha muerto cada vez que puede- hace unas semanas atrás el periódico The Washington Post publicó un interesante artículo titulado “La lenta y secreta muerte de la eléctrica de seis cuerdas y por qué debería importarte” (Why my guitar gently weeps:  The slow, secret death of the six-string electric. And why you should care).

Un esclarecedor reportaje que, entre otros datos,  evidencia que en los últimos 10 años, las ventas de guitarras eléctricas en Estados Unidos bajaron de 1,5 millones de dólares a solo 1 millón anual. Mientras, el gigante Guitar Center se encuentra enfrentando una deuda de 1,6 billones de dólares. De la misma manera, empresas como Gibson y Fender, creadoras de las Les Paul y Stratocaster, respectivamente, se encuentran endeudados. El artículo detalla, por ejemplo,  que Gibson vio una reducción en sus ganancias anuales de 2.1 billones a 1.7 billones de dólares los últimos tres años, y que nuevos proyectos como una guitarra que se afina sola no tuvieron el resultado salvador que se esperaba.

A la distancia, ¿será tan oscuro el panorama a nivel más local? ¿Es el comienzo del fin de la guitarra eléctrica? “Es algo bien insólito en realidad, en mis años recorridos he escuchado historias y sentencias similares. En los ochenta recuerdo que decían que se acababa la guitarra eléctrica y que venía el teclado. Me parece extraño la baja en las ventas, siendo que en la actualidad la mayoría de los jóvenes tienen guitarras, vengo de una época en que era algo escaso. Veo un interés muy grande en este instrumento, constantemente en los talleres que realizo. Mi opinión la baso en las tendencias de la música actual, y no me parece que vaya a desaparecer la guitarra eléctrica. Tendría que suceder algo muy revolucionario, una especie de ‘big bang’ para que sea real algo así”, expresó Mauricio Melo, guitarrista de Los Santos Dumont.

Para el virtuoso guitarrista de jazz local, Yayo Durán, la cosa no está del todo errada y quizás es un instrumento que ya no está tan de moda.

“Creo que la guitarra eléctrica pasó por un tiempo de moda. Considerando que su origen se remonta a comienzos de los años treinta, y que posteriormente vivió su ‘boom’ marcando presencia en la mayoría de las bandas y convirtiéndose en objeto de deseo de la mayoría, es una novedad de la cual ya han pasado muchos años._Ahora es un instrumento más”, dijo.

Aunque recalcó que “no creo que se vaya a acabar, ningún instrumento se ha extinguido, van evolucionando. Lo que sí es que ha perdido protagonismo, antes las bandas necesitaban mucho más los instrumentos en sí, ahora incluso no sale rentable. Entre menos músicos en escena, mejor”.

Larga vida a las seis cuerdas

Para Erwin Cartes, guitarra y voz de Club Calaca, no es ni lo uno ni lo otro. Es más, no cree en tal crisis. “No pienso que así sea: la guitarra es como el fuego, convoca, reúne, es la fuente de la eterna juventud, es el símbolo de la rebeldía, una bandera de lucha. La escasez de modelos hoy ha empujado a las nuevas generaciones a retroceder en la música, las grandes bandas son insignia de las nuevas generaciones, iconos como Ramones, The Beatles, los Stones o Nirvana, entre muchos  otros, son parte de una superestructura cultural, que implanta valores, ideales y modelos incombustibles”.

Al respecto, agregó que “jamás se extinguirá el sonido de la guitarra eléctrica._Es el corazón sagrado de la música y el mundo se rinde una y otra vez ante ella”.

Misma opinión plantea Heraldo Ortega, guitarrista e integrante del Círculo Flamenco Carmen Amaya, quien recalcó que “no creo que exista una baja de interés en el instrumento, más bien los jóvenes buscan nuevas formas de interpretarlo. Quizás lo que se ve es que hay muchos estilos nuevos de música, donde la guitarra no tiene el protagonismo que sí asume, por ejemplo, en el blues, jazz rock o flamenco, pero el interés sigue.  Mientras existan intérpretes de la guitarra seguirá adelante, un instrumento de tanta tradición que no va a desaparecer jamás”.

Las mujeres mandan

Refutando el citado artículo, dentro de esta semana la revista She Shreds publicó el reportaje “Somos el 50%: La verdad tras el supuesto declive de la guitarra” (We Are The 50%: The Truth Behind the Supposed Decline of the Guitar), echando por tierra tal apocalíptica predicción.

Allí, se argumenta que la baja en la venta de guitarras se debe a que las empresas que venden estos instrumentos no han ampliado la visión de su público objetivo, por lo que la caía es sólo relacionado a los varones. De hecho, el 50% de compradores de guitarras en los últimos cinco años han sido mujeres.

“Es algo muy probable y eso uno lo ha evidenciado acá mismo en Concepción, me parece súper bien esta diversificación y apertura a algo que no tendría por qué ser exclusivamente masculino”, expresó Melo.

Ejemplo de este empoderamiento y manejo en las seis cuerdas es Fernanda Leiva, quien en su creciente carrera musical y acercamiento a la música siempre ha estado presente una guitarra.

“Para mí, la guitarra es uno de los elementos de creación más importantes, tiene una sensibilidad especial que no veo en otro instrumento, creo que la guitarra eléctrica y su sonido nunca van a morir”, manifestó la cantante y compositora local.

 

Etiquetas