Ciudad

Seremi de Salud fiscalizará distribución de agua en camiones aljibes

Proceso parte hoy en la Región, de acuerdo a nueva normativa vigente. Empresas locales se capacitan para realizar con seguridad el proceso de distribución.

Por: Ximena Valenzuela | 09 de Febrero 2019
Fotografía: Seremi de salud

El calentamiento global está provocando estragos en muchas zonas del país, principalmente, por la escasez hídrica que provoca, y si bien se podría pensar que sólo afecta a la zona norte del país, la verdad es que la falta de agua es evidente a sólo algunos kilómetros de la capital regional, como es el caso de Florida.

Se estima que a nivel regional, incluyendo Ñuble, serían cerca de 40 mil personas de 45 comunas las que a diario requieren que se les entregue agua en camiones aljibes, de ahí la importancia que la Seremi de Salud realice fiscalizaciones a las máquinas que la transportan para asegurar su inocuidad y la salud de la comunidad.

De hecho, la Seremi de Salud del Bío Bío, a través de su unidad de Saneamiento Básico, será la responsable en la Región de fiscalizar desde hoy la nueva normativa sobre provisión de agua mediante camiones aljibe, contenida en el Decreto Supremo número 41 de 2018.

“El cuerpo legal tiene como objetivo regular las condiciones en que se efectúa la distribución de agua potable mediante el uso de camiones aljibe, a fin de garantizar el suministro de un producto inocuo y potable, que asegure la salud de la población”, afirmó el seremi de Salud, Héctor Muñoz, en la plaza Bicentenario, donde dio a conocer el inicio de las fiscalizaciones.

La autoridad explicó que entre los aspectos que deberán fiscalizar destacan la calidad del agua transportada, estanque, que equipo cuente con analizador de cloro, registro de ruta, certificado de capacitación del operador del sistema, control de calidad bacteriológica y fisicoquímica, y cantidad de agua entregada a usuarios.

Especificó que se revisará el registro de ruta, que este debe estar disponible por tres meses en el camión aljibe y conservarse por un plazo de cuatro años contados desde el término de la distribución del recurso; considerando fuente de abastecimiento de agua transportada, fecha de distribución de agua potable, identificación de localidad o localidades a abastecer, número de personas abastecidas por localidad, resultados de mediciones de cloro libre residual realizadas y hora de la medición.

Producto de la nueva normativa ya se han capacitado 33 operadores, 30 de la empresa Tierra de Chile y tres del municipio penquista, que aprendieron sobre riesgos para la salud asociados al consumo de agua no potable, condiciones de seguridad para las labores de llenado, recloración y descarga del agua, procedimientos de desinfección, mantención del estanque, recloración del agua, entre otros.

Elías Rabh, representante de la empresa Tierra de Chile, comentó que llevan ocho años repartiendo agua en la Región, que cuentan con 97 proveedores, 90 vehículos, que distribuyen el agua potable a más de 22 mil personas de la Región y que son la primera empresa privada en capacitar a sus operadores, lo que es altamente importante tomando en cuenta la importancia del líquido que distribuyen.

El seremi indicó que la meta anual es capacitar a mil operadores en la Región para que las empresas cuenten con la formación que se espera para asegurar la salud de la población.

El incumplimiento del reglamento expone a la empresa a sumario sanitario, cuya sanción depende de la gravedad del incumplimiento.

Etiquetas