Ciudad

Campus UdeC podría ser reconocido como patrimonio mundial por la Unesco

En el mediano plazo esperan desarrollar un expediente completo para presentar la declaratoria al organismo internacional. Además, trabajarán en conjunto con la Unam para aumentar el intercambio académico y estudiantil.

Por: Ximena Valenzuela | 25 de Noviembre 2018
Fotografía: Carolina Echagüe M.

El campus de la Universidad de Concepción, UdeC, el primero de Chile, no solo es considerado como uno de los espacios educativos más importantes del país, sino que además la arquitectura de sus edificios emblemáticos, que representan distintas épocas, son reconocidos por toda la comunidad penquista y también por los turistas que lo tienen como punto obligado en sus vacaciones.

El campus, que desde el 20 de febrero de 2017, con la publicación en el Diario Oficial, obtuvo la categoría de monumento histórico, ahora puede ir un paso más allá, buscando en el mediano plazo que sea reconocido como patrimonio mundial de la Unesco.

Para Marcos Mazari, director de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, Unam, cuyo campus está reconocido como patrimonio mundial desde 2007, aseguró que el campus de la Universidad de Concepción cuenta con todas las características para recibir el mismo reconocimiento que tiene la casa de estudios a la que pertenece.

Mazari, quien recientemente fue nombrado presidente de la Unión de Escuelas y Facultades de Arquitectura de Latinoamérica, dijo que la UdeC tiene similitudes con Ciudad Universitaria de México, pues  tienen una traza urbana que responde a los conceptos que se plantearon a inicios del siglo 20, cuentan con un  área central peatonal, un circuito vehicular perimetral, edificios de las disciplinas que se impartían en ese momento, y espacios abiertos que la comunidad considera como propios.

El profesional, que recorrió el campus de la UdeC junto al decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía, Faug, Leonel Pérez, afirmó que sectores como su acceso, el campanil y el mural son representativos de la universidad, lo que sumado a sus espacios abiertos y a la identidad social y cultural que entrega la UdeC sería digno de una postulación a la Unesco.

Explicó que la UdeC deberá contar con un completo expediente que informe sobre la creación de la universidad, relatar a qué realidad respondió en el momento de su creación, arquitectura y paisajismo, y su importancia como institución, junto a su referencia social y cultural. “Todo ello, permitiría dar a conocer al mundo el valor que tienen estos espacios: física, material e inmaterialmente”.

Eso sí, destacó que el hecho que el campus sea patrimonio mundial no implica un apoyo económico directo de la Unesco, si no primeramente, la obligación de proteger el lugar.

En ese sentido, según dijo, al igual que la UdeC, al ser el campus de la Unam un espacio abierto para la comunidad, que durante los fines de semana se convierte en un verdadero parque en el que la gente convive, se requiere dar seguridad no solo a los visitantes, sino también al patrimonio. “Sufrimos de vandalismo, pintados y sobre todo del paso del tiempo, mejoramos las estructuras, conservando forma y color, ojalá en materiales nobles, pero con una perspectiva de durabilidad”.

Mazari destacó que considera al campus de la UdeC, a nivel de imagen,  como un referente de importante de la educación en Chile, distinguido  por la sociedad que merece optar a dicho reconocimiento.

A mediano plazo

Para Leonel Pérez, decano de la Faug, existe un desafío “como universidad, como programa de magíster en Arte y Patrimonio y como facultad de aprender de la experiencia desarrollada por la Unam en México en torno al reconocimiento de su campus como un patrimonio mundial, que es algo que tenemos que pensar a mediano plazo”.

Detalló que, a través del aprendizaje, esperan levantar la información para crear el expediente que posibilite el reconocimiento mundial. “Eso, indudablemente, va a ser un desafío de toda la universidad (…)  para en el mediano plazo, tres a cuatro años, levantar este expediente. Luego le sigue desafíos, que ya ha cumplido la Unam, como un plan de manejo y gestión que se deben concretar después de la declaratoria de patrimonio mundial”.

“Tenemos dos campus que son de tamaños diferentes, pero que comparten una época en común, una morfología, con sentido peatonal, calles vehiculares, son muy similares, por eso hablo de un aprendizaje, un camino a recorrer”.

Cabe destacar que en el reconocimiento realizado por Monumentos Nacionales se considera el polígono compuesto por  las calles Chacabuco, Edmundo Larenas y Augusto Rivera, donde se encuentran los edificios del Arco, Pinacoteca y Anatomía de la Universidad de Concepción.

La distinción incluyó a las  facultades de Farmacia, Ciencias Naturales y Oceanográficas y de Ciencias Jurídicas y Sociales, junto con el eje central que abarca desde el Foro hasta la Biblioteca Central.

Trabajo en conjunto

Pero la colaboración de la Unam con la UdeC no solo se limita al trabajo patrimonial, pues según Mazari, que asistió a la Conferencia Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Arquitectura, Clefa, que se realizó en la Universidad del Bío Bío, aseguró que visita se enmarca principalmente en la próxima Clefa que se realizará en México  en 2020 en la que esperan participe la UdeC.

Asimismo, buscan trabajar en conjunto para pensar en el desarrollo local, incrementar  los intercambios de pregrado y conocer sobre los aportes de la construcción en madera que está realizando el Polo de la Madera de UdeC, pues en México se desarrolla más en adobe y concreto, “con lo que podríamos aprender mucho de sus procedimientos de construcción”.

Mazari afirmó que se debe trabajar en el crecimiento de las ciudades, a través de la densificación adecuada, para que las ciudades conserven su tamaño, con entornos naturales y sostenibilidad.

En la misma línea, el decano de la Faug afirmó que el trabajo con la Unam permitirá a la UdeC estar inserta como facultad en el quehacer de Latinoamérica, a través de la Clefa, proyectar un intercambio para que estudiantes y profesores puedan con mayor frecuencia viajar  “y nosotros hacer lo propio, pensamos en workshop o talleres de una semana y esa es una posibilidad concreta de intercambio”.

Etiquetas