Ciudad

Invertirán $4.000 millones para nueva fase de canalización del río Andalién

Las faenas se realizarían desde el puente ferroviario hasta la altura de Bonilla. Se abordará la problemática de los basurales ilegales con las familias del sector, pues contribuyen a las inundaciones.

Por: Ximena Valenzuela | 12 de Junio 2018
Fotografía: Gentileza Municipalidad de Concepción

Buscando evitar inundaciones como la que ocurrió en 2006 el ministerio de Obras Públicas licitará una nueva fase de canalización del río Andalién, llamada 3B, que iría desde el Puente Ferroviario hasta la altura de la rotonda General Bonilla.

La información fue entregada por el jefe local de la cartera, Daniel Escobar, tras realizar una visita inspectiva junto al intendente, Jorge Ulloa, y el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, a la penúltima fase de canalización del cauce, llamada 3A, que consideró la extensión de dos kilómetros y medio desde el puente Ferroviario hasta el sector de Cosmito por un monto de $5.300 millones de inversión, $3.800 de los cuales fueron aportados por el Gobierno Regional.

Ulloa reconoció que “con estas obras evitamos que se produzcan situaciones graves como las del 2006. Por esa razón es que se amplió el cauce del río y se hicieron planicies para evitar que el agua ingrese a sectores habitados. Estas son inversiones que lo que buscan es mejorar la calidad de vida de los vecinos”, dijo y pidió el apoyo de vecinos para no lanzar basura al río, pues terminan siendo diques que generan dificultades.

Escobar detalló que la obra soluciona un problema de inundaciones histórico en el lugar. “Estamos terminando una parte de la tercera etapa, que se inició en 2009 con los esteros de Palomares y Nonguén, para ampliar la capacidad hidráulica del sistema fluvial Andalién. En este tramo que estamos situados son 10 kilómetros de extensión donde se han hecho obras de profundización, canalizaciones, en ensanchamiento y perfilamiento de taludes, con esta obra esperamos que, independiente, del agua caída, resista”.

Nueva fase

Para realizar la próxima etapa, que tendría un costo de $4.000 millones, el MOP la próxima semana comenzaría a realizar el proceso de elaboración
de bases de licitación para comenzar con dicha fase en la que deberán trabajar con el Serviu y con el municipio de Concepción.

La etapa 3B, debido al monto involucrado, consiste en profundizar el cauce, ensancharlo y perfilamiento de taludes, al igual en la 3A.

Si bien, aún no hay plazos definidos para el inicio de la última etapa, las bases de licitación del proyecto incluirán la erradicación de 50 familias del sector San Francisco que viven al borde del río, instalados de forma irregular.

“Aquellos que están a orillas del río Andalién, del estero Nonguén, Palomares, le hemos dado prioridad para que se pueda proceder a la salida de las personas. Lamentablemente, quedó comprobado en 2006 que las inundaciones se generan producto de la falta de mantención del río y del estero, pero también por la irresponsabilidad de muchas personas al botar cachureos y basura en general, lo que hizo que el río se desbordara y muchas personas resultaran afectadas”.

De hecho, a orilla del río se veía a simple vista una gran cantidad de basura, sillones, trozos de panderetas y hasta una lavadora son parte de la ribera del Andalién. El alcalde destacó que cada semana realizan limpieza del sector, pero que el problema persiste. “Tal como lo establece la ley la labor de mantener todos los caudales y sectores fluviales recae en la dirección de Obras Hidráulicas, dependiente del MOP. En paralelo los municipios tenemos la tarea de colaborar en esa limpieza”.

Agregó que ya enviaron un catastro al ministerio de Vivienda sobre las familias instaladas en el sector de forma irregular para que se busque una solución habitacional.

Etiquetas