Ciudad

Coalivi cumplió 38 años con nuevos desafíos de inclusión

En agosto estará terminado el nuevo inmueble de la corporación, que busca nuevos socios y apoyo para costear mantención de la obra.

Por: Ximena Valenzuela | 07 de Junio 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Un nuevo aniversario celebró ayer la Corporación de Ayuda al Limitado Visual, Coalivi, que este año concretará un hito con la entrega del nuevo edificio que formará parte del Centro de Educación y Rehabilitación Integral de la entidad.

Cristian Sanhueza, director ejecutivo de Coalivi, comentó que esperan que en agosto o principios de septiembre esté listo el inmueble que será ocupado desde marzo para las actividades académicas.

Patricio Parada, director de la unidad de integración del limitado visual y del parea de rehabilitación, capacitación y empleo, comentó que el nuevo edificio estará destinado sólo para la educación y rehabilitación de personas con discapacidad visual y otras patologías, integración educativa y laboral, y un programa para adultos que perdieron la visión sobre los 18 años para que sean autofuncionales.

El centro, que tiene 78 funcionarios,  atiende a 90 personas, entre niños y adultos, pero al momento que se entregue el edificio aumentarán en 30% la cifra.

“Cuando tengamos el edificio abriremos al menos dos cursos de niños con discapacidad múltiple, pero sin ceguera. Estamos abriendo un nuevo programa dado que podemos apoyar con nuestros profesionales”.

El nuevo inmueble, según los ejecutivos de Coalivi, no sólo permitirá ganar en espacio, sino también en dignidad para los alumnos, “queremos que sea un edificio icono para el sur del Chile y, ya estamos atendiendo de manera indirecta a 80 personas, capacitando a profesores, de diferentes escuelas como de San Ignacio y Mulchén para que no sea necesario que vengan a Concepción, sino que reciban educación sin desarraigarse de su realidad”, dijo Parada.

Sanhueza explicó que la subvención que reciben del Gobierno aporta cerca del 60% de los costos de rehabilitación, mientras que el resto lo costean a través del centro médico y una óptica “que está abierta a toda la comunidad, independiente si son de Fonasa o Isapre y a precios más económicos”.

Destacaron que el aporte de la comunidad es fundamental, por ejemplo, a través de socios, coronas de caridad o la participación de la Cena de la Luz, que se realizará el 30 de agosto en Espacio Marina a la que están todos invitados a asistir por una adhesión de $23 mil y también las empresas de la zona. “El año pasado no nos fue bien y esperamos que este sea distinto (…) necesitamos de la comunidad para seguir creciendo”.

Los recursos serán fundamentales para costear la mantención del nuevo edificio que se calcula que implicará triplicar los recursos mensuales que hoy se cifran en dos millones. “Al año serían al menos $70 millones”, dijo Sanhueza.

El seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar, dijo que el edificio de cinco niveles, que tendrá un costo de $2.982 millones,  será de máxima importancia para la rehabilitación. “Sabemos que con esta infraestructura estamos contribuyendo aún más a la inclusión y rehabilitación de los usuarios, tal como ha sido el mandato del Presidente Sebastián Piñera”.

La obra, realizada por la empresa Cosal, cuenta actualmente con 74% de avance y se espera que esté terminada el 9 de agosto producto de una extensión de contrato de 30 días.

Norfa Frez, directora social, hizo un llamado a  la sociedad  para que termine con los prejuicios contra las personas ciegas, que no les miren como un ser digno de asistencialidad, sino de oportunidades.

Etiquetas