Cultura y Espectáculos

Teatro Regional y su actual avance: Un tema sensible que de a poco ha ido adquiriendo sentido y soluciones

Por: Mauricio Maldonado | 23 de Julio 2017
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Su directora ejecutiva, Francisca Peró, detalló sobre los recursos con los que se cuentan y su utilización, además de lo que se está haciendo en la actualidad en este sentido. También ahondó en el tema de la seguridad, los convenios y los encuentros con los artistas de la zona.

Desde que se puso su primera piedra en septiembre del 2015, la atención hacia el Teatro Regional se focalizó en los recursos para su correcto y adecuado funcionamiento. Con una magnitud que supera los 9 mil metros cuadrados, este anhelado espacio cultural genera expectativas y muchas ansias de verlo funcionando. Por ello, también de cierta forma preocupa el tema de las platas para su operatividad y mantenerlo en el tiempo sin problemas.

Si bien el actual equipo que encabeza Francisca Peró es pequeño -cuatro personas incluida ella en total-, se está trabajando a toda máquina en el tema de su presupuesto, entre otros detalles menores, que no son tan menores. “Si bien el tema del financiamiento lo está viendo el Consejo de la Cultura y el Gobierno Regional en esta primera etapa, nosotros por supuesto también estamos tomando parte de ese trabajo, principalmente,  en el sentido de revisar los presupuestos, actualizarlos, ya que muchos de ellos se diseñaron hace un par de años atrás antes que comenzáramos a trabajar como equipo”, comentó la directora ejecutiva del Teatro Regional.

Hilando un poco más fino, y entrando en el detalle de la definición de los gastos operacionales y lo relacionado a las platas para programación, la también actriz aclaró que “estos gastos por definición tienen que ver con la partida de recursos humanos y los gastos propios del edificio, como las cuentas de los servicios básicos, seguridad, seguros asociados que tienen que tener estos espacio con estas características, entre otros”.

Al respecto, agregó que “esa operación del teatro está entrelazada con diferentes partes. Uno tiende a separarlos -gastos operacionales y gastos de programación-, pero prender la luz de una de las salas es activar el espacio para que ocurra la programación artística, va asociado el costo de operación con el de programación. Y ahí las distintas líneas de programación tienen distintos tipos de financiamiento, porque el teatro, por ejemplo, quiere trabajar con los artistas a través de convocatorias y el objetivo de nosotros, de todo el esfuerzo en conseguir los recursos, es prestarles espacios a los artistas locales, no arrendárselos. Ahí está el costo de operación, el cual está directamente vinculado con el costo programático (…) Hay distintos modelos para trabajar la programación artística con el fin de usar de mejor manera los recursos y bajar los costos”.

Actualización en las cifras de operación, que hace un par de años atrás bordeaba los $1.000 millones, y que fluctuarían entre los $1.200 a $1.300 millones, cifra que contemplaría desde el cálculo  del consumo de la luz hasta las cotizaciones actualizadas de la empresa de seguridad y aseo, pero “no podemos  decir ahora una cifra precisa, sí más adelante cuando se abra el espacio. Estamos viendo todos esos detalles. Mientras, estamos tomando de ejemplo modelos de otros teatros y espacios culturales nacionales. Espacios con características más o menos similares de presupuesto y nos permita  entender en qué margen nos estamos moviendo”, acotó Peró.

En este mismo contexto de dineros y recursos, ¿Con cuánto se cuenta en la actualidad y para qué se utilizará?. “De momento está el dinero para operar todo este año, que es la primera partida del Gobierno Regional,  y luego ingresará la segunda partida que asegura el funcionamiento para los primeros meses del próximo año. Esto depende de cuándo se entregue el teatro, todo se va corriendo, debiera ser para seis meses. Ahora, ese fondo -la segunda partida- ingresa en octubre. Se hace como una ‘posta’ de fondos, los $80 millones iniciales,  convenio que debería terminar entre octubre y noviembre, y ahí deberían entrar los otros recursos, que serían $257 millones”, detalló la directora ejecutiva.

Aristas varias

Un tema no menor, y que está considerado dentro de sus gastos, es la seguridad. Debido a que este  esperado edificio está emplazado lejos del centro de la ciudad y en un sector ciertamente vulnerable, puede ser objeto de robos, rayados y vandalismo, entre otras cosas, tal como ha ocurrido con el Memorial del 27/F ubicado a tan sólo unos metros de sus puertas.

“Hay que tener guardias de seguridad y una empresa a cargo de ellos. Además, el edificio es un espacio bastante inteligente, con accesos que no son fáciles de vulnerar, pero también es un trabajo que va más allá de lo práctico. O sea, viéndolo más en profundidad y el sentido comunitario de lo que representa el teatro para la ciudad, es importante que comunicacionalmente nosotros difundamos sus atributos -y que la prensa se sume a ello- para que sea un espacio cuidado por los ciudadanos, en el sentido de mantenerlo como está, no rayarlo y de vincularse con él, de sentirlo propio”, manifestó Peró.

Completando que “es un trabajo afectivo que hay que hacer también, de parte nuestra y de toda la comunidad. Independiente de los guardias que habrá, la idea es que no se convierta en una especie de fuerte intocable. Lo del Memorial es un problema distinto, no está vivo. Al teatro uno podrá entrar incluso si no se va a ver ninguna obra, porque hay un hall donde se puede pasar el rato, si está lloviendo afuera se podrá entrar para sentarse, tampoco es necesario el comprarse un café en la cafetería para permanecer ahí, puedes habitarlo y nosotros esperamos que al hacerlo genere pertenencia”.

En este sentido, y que ayudaría a que el Teatro Regional no sufra mayores daños, es que su diseño en sí representa toda una “joya arquitectónica” del reconocido y destacado Smiljan Radic, lo que no sólo atraerá las miradas de las penquistas sino también de todo el mundo, revitalizando e iluminando todo el sector.

“Hay un potencial turístico y arquitectónico del teatro innegable, muy atractivo. El teatro mismo es una bella obra de arte que permitirá que no sólo se posicione a nivel nacional sin duda también en el panorama internacional. Es una muy buena decisión la que tomaron  todos quienes trabajaron -y trabajan- en concretar el proyecto (…) Espero que con el teatro ayude a que el Memorial y las esculturas de Federico Assler revivan y se cuiden mejor. Creo también que la propia municipalidad de Concepción iluminará más esa zona, ya que está el proyecto de hermosear todo el borde del río, el Museo de la Memoria entre otras cosas”, explicó la profesional.

Otro aspecto importante, aunque más relacionado con lo programático, es la inclusión de los artistas y creadores locales en el espacio, ya sea para presentar sus respectivos trabajos como también para poder crearlos y ensayarlos. En esta línea el equipo del Teatro Regional ha propiciado diferentes encuentros con la comunidad artística, partiendo en abril con una reunión masiva en Artistas del Acero y en los meses siguientes encuentros por disciplinas. “La idea es generar una conversación más íntima con los artistas y conocer un poco los desafíos que ellos enfrentan en sus disciplinas, problemáticas y anhelos que tienen respecto al teatro. Poder ojalá acoger la mayor parte de sus necesidades e igual un poco ponerlos en contexto y manejar las expectativas, entender que el teatro es un espacio que irá creciendo en el tiempo en todos los sentidos”, confesó Peró.

Es así como a principios de julio se realizó un encuentro con los músicos en Casa de Salud, la semana pasada se hizo en Balmaceda una reunión con gente del teatro y la danza, y el próximo miércoles 26 se llevará a cabo una reunión con creadores de Los Ángeles -comunidad artística del Bío Bío- y se proyecta un encuentro en lo próximo con artistas de la comuna de Coronel hacia el sur.

Por otra parte, en el tema de las alianzas y convenios, aparte de lo ya suscrito con el Centro Cultural Gabriela Mistral, dentro de muy poco tiempo se firmará el acuerdo con el Teatro Municipal de Santiago, lo que permitirá el flujo y venida de parte de su programación acá al Bío Bío y a otros espacios que forman parte del Corredor Bío Bío.

A su vez, a un nivel más macro y pensando en nexos internacionales, Peró en agosto será parte de la comitiva nacional -representando al Teatro Regional- que irá al Finch Festival Edinburgh 2017. Una convocatoria realizada por el Consejo de la Cultura a través del British Council, a la que postularon 38 interesados, entre artistas, gestores culturales, programadores, de los que finalmente quedaron sólo 5.

Etiquetas